Publicado el
Ética en el metaverso: dos conceptos clave y una demostración práctica

El metaverso es un término utilizado para describir un espacio virtual compartido y colectivo, creado por la convergencia de una realidad física potencialmente mejorada y un espacio digital físicamente persistente, que contempla la suma de todos los mundos virtuales, la realidad aumentada e Internet. El término fue acuñado por el autor de ciencia ficción Neal Stephenson en su novela ‘Snow Crash’ de 1992. En los últimos años, el concepto de metaverso ha ganado un renovado interés con el desarrollo de tecnologías de realidad virtual y aumentada, así como con el crecimiento de las comunidades online y las plataformas de redes sociales.

En el contexto del metaverso, la ética se refiere a los principios y valores que guían el comportamiento de los individuos y las organizaciones dentro de los espacios virtuales. Estos principios y valores pueden basarse en una variedad de fuentes, considerando creencias culturales, sociales y personales. Algunos problemas éticos comunes que pueden surgir en el metaverso contemplan la privacidad, identidad, seguridad o propiedad intelectual. Es importante que las personas y las organizaciones consideren las implicaciones éticas de sus acciones en el metaverso ya que pueden tener consecuencias en el mundo real. Además, el metaverso es un espacio en rápida evolución y puede ser necesario desarrollar nuevos marcos y pautas éticas a medida que surgen nuevas tecnologías y prácticas.

Principios y valores

Hay numerosos principios y valores que pueden guiar el comportamiento de individuos y organizaciones dentro de los espacios virtuales como los que componen el metaverso. De entre los de mayor consideración se pueden destacar:

  1. Respeto por los demás: relacionarse con los demás con amabilidad y consideración, absteniéndose de acciones que puedan causar daño u ofensa.
  1. Honestidad e integridad: ser veraz y transparente en las acciones y comunicaciones propias dentro del metaverso.
  1. Responsabilidad: tomar posesión de las propias acciones y las consecuencias que pueden derivarse de ellas.
  1. Equidad: tratar a los demás por igual y sin prejuicios, garantizando que las normas dentro del metaverso se apliquen de manera consistente e imparcial.
  1. Privacidad: proteger la información y los datos personales de uno mismo y de los demás, respetando la privacidad de los usuarios del metaverso.
  1. Propiedad intelectual: respetar los derechos de propiedad intelectual y no usar o apropiarse de contenido o creaciones de otros sin su permiso.
  1. Inclusividad: crear y promover un entorno acogedor y diverso para todos los miembros del metaverso, independientemente de su origen o identidad.

Recordando que estos son solo algunos ejemplos; los principios y valores específicos que pueden guiar éticamente el comportamiento dentro del metaverso pueden variar en función del contexto, los distintos desarrollos y las personas involucradas.

Interoperabilidad

La interoperabilidad en el metaverso se refiere a la capacidad de diferentes entornos, plataformas y sistemas virtuales para trabajar juntos y comunicarse entre sí. Esto puede permitir a los usuarios trasladarse sin problemas entre diferentes mundos virtuales y acceder a una amplia gama de contenidos y servicios.

Privacidad, seguridad e identidad son consideraciones éticas de máxima relevancia desde la perspectiva de la interoperabilidad, ya que pueden tener implicaciones significativas tanto para las personas como para la sociedad.

  1. Privacidad: la interoperabilidad en el metaverso puede implicar el intercambio de datos personales entre diferentes entornos, plataformas y sistemas virtuales. Esto puede plantear problemas de privacidad, ya que las personas pueden no saber cómo se comparten o utilizan sus datos, y es posible que no tengan control sobre quién tiene acceso a ellos. Por ejemplo, si los datos de un usuario se comparten con una plataforma o servicio de un tercero como parte de la interoperabilidad, es posible que no lo sepan o no tengan la capacidad de optar por no compartirlos. Esto puede generar preocupaciones sobre la falta de transparencia y control sobre los datos personales.

Para abordar estas preocupaciones, es importante garantizar que los datos personales se recopilen y utilicen de manera responsable y transparente. Esto puede implicar la implementación de políticas de privacidad claras y concisas que describan cómo se recopilarán, usarán y compartirán la información personal en el contexto de la interoperabilidad, y que brinden a los usuarios la capacidad de aceptar o rechazar el intercambio de datos. También puede suponer la implementación de medidas para proteger los datos personales del acceso no autorizado o el uso indebido, como el cifrado o el almacenamiento seguro de información.

  1. Seguridad: la interoperabilidad también puede plantear problemas de seguridad, ya que puede implicar el intercambio de datos confidenciales o la integración de diferentes sistemas que pueden ser vulnerables a la piratería u otras amenazas de seguridad. Por ejemplo, si dos entornos virtuales son interoperables, el intercambio de datos de usuario confidenciales entre ambos podría ser vulnerable a la intercepción o al uso indebido. De manera similar, la integración de diferentes sistemas como parte de la interoperabilidad puede crear nuevas vulnerabilidades que podrían ser explotadas por piratas informáticos u otros actores malintencionados.

Así pues, es importante asegurarse de que la interoperabilidad se implemente de manera que tenga en cuenta los riesgos de seguridad. Lo que puede comprender la implementación de medidas de seguridad adecuadas, como el cifrado, la autenticación y los controles de acceso para protegerse contra posibles amenazas. También puede contemplar la realización de evaluaciones de seguridad periódicas para identificar y abordar posibles brechas con las que ofrecer a los usuarios una guía clara sobre cómo protegerse a sí mismos y a sus datos.

  1. Identidad: se refiere a la representación online de una persona o entidad, incluido su nombre, avatar, dirección de correo electrónico u otra información de identificación. La interoperabilidad en el metaverso puede implicar el intercambio de datos relacionados con la identidad entre diferentes entornos, plataformas y sistemas virtuales con los consecuentes riesgos antes mencionados.

Igualmente, hay que prestar atención a las identidades falsas o engañosas, con las que se pueden cometer fraudes o acoso, así como a la suplantación o robo de identidad, ya que los usuarios pueden ser más vulnerables al acceso o uso indebido de sus datos personales e información de identificación por parte de terceros no autorizados.

En definitiva, es importante entender la interoperabilidad como clave en el desarrollo inmediato del metaverso y conocer y contemplar las distintas consideraciones éticas sobre las que trabajar activamente para una implementación responsable.

Inteligencia Artificial

Se entiende por inteligencia artificial (IA) a la capacidad de un ordenador o máquina similar para realizar tareas que normalmente requieren inteligencia humana, como el aprendizaje, la resolución de problemas o la toma de decisiones. Hay distintos tipos de inteligencia artificial, como la IA débil, diseñada para realizar una tarea específica, o la IA fuerte, que es capaz de realizar una amplia gama de funciones. La IA se puede implementar en múltiples aplicaciones, como traducción de idiomas, reconocimiento de imágenes y voz o vehículos autónomos. El desarrollo y uso de la IA tiene el potencial de transformar una amplia gama de industrias con implicaciones significativas para la sociedad.

 

Éticamente, el uso de inteligencia artificial en el metaverso debe contemplar algunas consideraciones:

  1. Sesgo: los sistemas de IA pueden ser propensos a sesgos en función de los datos con los que están entrenados, lo que puede dar lugar a resultados discriminantes. Es importante asegurarse de que los sistemas de IA estén alimentados con datos diversos y representativos para mitigar este riesgo.
  1. Privacidad: se puede usar la IA en el metaverso para la recopilación y el procesamiento de grandes cantidades de datos personales. Como se ha comentado anteriormente, hay que garantizar que dichos datos se recopilen y utilicen de manera responsable y transparente, y que las personas conozcan y tengan control sobre cómo se utiliza su información.
  1. Seguridad: los sistemas de IA pueden ser vulnerables a amenazas de seguridad como el hacking o piratería. Los sistemas de IA deben estar diseñados e implementados considerando su posible vulnerabilidad.
  1. Transparencia: es importante ser claro y conciso sobre el uso de la IA en el metaverso, incluyendo cómo se usa, con qué datos se entrena y cómo se toman las decisiones. Esto puede ayudar a generar confianza y garantizar que la inteligencia artificial se utilice de manera responsable y ética.
  1. Desarrollo e implementación responsables: hay que tratar de garantizar que la IA se diseñe, desarrolle y emplee responsable y éticamente, teniendo en cuenta los posibles impactos y consecuencias de su uso tanto en los usuarios como en la sociedad.

Es clave asumir el empleo de la inteligencia artificial tanto en el metaverso como en el resto de entornos virtuales y plataformas digitales, conociendo y considerando estas y otras cuestiones éticas e implementándolas eficazmente para garantizar un uso justo, responsable y beneficioso para todos.

Conclusiones

Inteligencia artificial ha sido la palabra -o expresión compleja, para ser más exactos- elegida por la FundéuRAE (Fundación del Español Urgente promovida por la Agencia EFE y la Real Academia Española) como la más relevante del año 2022. La Fundación profundiza en su decisión por la importante presencia de la IA en los medios de comunicación a lo largo del año, “así como en el debate social debido a los diversos avances desarrollados en este ámbito y las consecuencias éticas derivadas.

Y las consecuencias éticas derivadas son insondables. Como se ha comentado, irán evolucionado paralelamente a los distintos desarrollos tecnológicos que se vayan produciendo y, sobre todo, al uso que se haga de los mismos. De hecho, este texto se ha escrito con el apoyo de la herramienta de inteligencia artificial ChatGPT de Open AI como demostración de esta aplicación práctica de la tecnología y como catalizador del debate necesario sobre estas cuestiones éticas planteadas a lo largo del mismo.

¿Quién es el autor de la obra? ¿A quién pertenece la propiedad intelectual? Si la tecnología es una herramienta ¿acaso nos planteamos otorgar al martillo los derechos del arquitecto? ¿Pero el martillo puede ejecutar por sí mismo? ¿Y una cadena de montaje? ¿Dónde termina la automatización de procesos y comienza una posible singularidad tecnológica? ¿O qué valor tiene el arte en la era de la reproductibilidad que preguntaba Walter Benjamin?

¿Quién es el que hace realmente? ¿Quién está detrás del texto, detrás del nickname, detrás del avatar? ¿Qué derechos, obligaciones y responsabilidades tenemos en un entorno virtual de realidad alternativa? ¿Es legítima la búsqueda de un alter ego que proyectar en el metaverso? ¿O se debería promover la extensión de la propia identidad real? ¿Realidad virtual, realidad aumentada, realidad expandida, realidad alternativa, realidad mixta? En un mundo de posibilidades multiplicadas digitalmente ¿qué es la realidad?

En este contexto de metaverso, inteligencia artificial, interoperabilidad y principios éticos en necesaria revisión constante por el desarrollo tecnológico continuo, la paradoja es que parece que hoy las preguntas del humanismo son más importantes que nunca. Porque, como decía Picasso, los ordenadores sólo saben darnos respuestas. Al menos, de momento.

 

Artículos Relacionados: 

-Juan Benavides Delgado. "La ética secuestrada"

-Javier Barraca.  "La ética es una vocación, no un protocolo"

-Joaquín Fernández Mateo. "Tras la virtud en el Tecnoceno: mesura para la Cuarta Revolución Industrial"

-Ricardo Gómez Díez. “Sostenibilidad y ESG, dimensión integral y transversal de la Gestión y la Reputación”

-Cristina Valcarce Martínez. "La Ética del cuidado en nuestros mayores"

-Isabel López Triana. "La ética del propósito"

-Javier Camacho. Ética del comportamiento vs. Ética del cumplimiento

-Juan Benavides Delgado. La moral fragmentada

-Javier Barraca. Formar para un cumplimiento organizativo fecundo

-Javier Barraca. ¿Por qué no “fichar” a un filósofo y un humanista para el equipo?

-Joaquí Fernández Mateo. Las turbulencias del capitalismo sostenible y las amenazas del capitalismo espectacular

-Ana López De San Román. La Ética como herramienta de cohesión social

-José Luis Fernández Fernández. Banca con propósito y negocio sostenible: Consideraciones al hilo de un premio de investigación en Ética Empresarial

- José Luis Fernández Fernández.La empresa como sujeto penal y agente moral

- Juan Benavides Delgado. La búsqueda de los principios éticos

- Óscar Sánchez Alonso. Potencial ético y estético del saber mirar: organizaciones que aciertan a ver(te)

- Fernando Galindo Rubio. Metaverso: el viento premonitorio del gran tsunami tecnológico

-José Luis Fernández Fernández.Marco y contexto para 30 años de Ética Empresarial en España

- Mercedes Ramos Gutiérrez. De normalizaciones y responsabilidades

-Marta González Álvarez. Sostenibilidad en tiempos de guerra

- Irene Bajo García ¿Está cumpliendo la universidad con la ética implícita en los ODS?

- Inés Gomis Historias entorno a un aeropuerto, su ampliación y la prensa

-Antonio Burgueño.  Danos hoy nuestra ética empresarial de cada día

-José Luis Fernández Fernández. Treinta años de Ética Empresarial en España: ¡Menos samba e mais trabalhar!

-Celia Rangel Pérez. Posibilidades comunicativas y retos éticos de la Inteligencia Artificial

-Ricardo Gómez Díez. ¿Se deben medir los intangibles para tangibilizarlos? (II)

En este artículo se habla de:
OpiniónéticaMetaverso

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies