Te agradezco Jordi que sigas muy presente; que tu impronta y talante me lleven inmediatamente a esbozar una sonrisa mimética a la que tú siempre nos regalas.
“Pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos,caminos sobre la mar” . Nada hay más elocuente sobre el tránsito de la vida que esos versos preciosos de Machado, que nos recuerdan, como la Biblia, que polvo somos y que el final inevitable de la muerte nos acompaña en la vida. 
Jordi, Jordi, Jordi…te has ido en silencio y sin previo aviso, pero tu recuerdo sigue tronando allá donde estés. ¿Qué has hecho para ser una de esas personas que no pasa nunca desapercibida? Tengo la respuesta.
Top