En América Latina, los movimientos cooperativistas se han expandido durante el siglo XX e inicios del XXI, inspirados en los movimientos cooperativos ancestrales, que formaban cooperativas de consumo, trabajo, agricultura y diversos servicios. La definición más aceptada sería “El cooperativismo es una doctrina económica social, que democráticamente organiza la producción, distribución de la riqueza y el consumo.” ¿No parece una respuesta eficaz a muchos problemas actuales?Un ejemplo muy llamativo son las cooperativas guatemaltecas, que surgieron en 1903 y desde 1945 están reconocidas institucionalmente.
Ver noticia
Ver noticia
¿Cómo retomar, ahora, el hilo argumental de algo que quedó esbozado en un artículo anterior, publicado en Diario Responsable el pasado 28 de octubre de 2022? Había sido escrito para servir de pórtico y enmarque de éste que lo complementa y con el que se cierran las consideraciones que querría compartir con el amable lector, respecto al discurrir de la Ética Empresarial en España a lo largo de los pasados treinta años. He ahí un reto no siempre fácil de encarar con solvencia. De una parte, no procede repetir lo dicho; por otro lado, tampoco cabe esperar que el que lea esta segunda entrega haya de estar plenamente consciente de lo argüido, y situado, por así decir, al cabo de la calle. Y ello, incluso en la favorable hipótesis de que, en su momento, hubiere leído lo ya publicado.
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Toda crisis es una oportunidad para ser un poco peores. La crisis energética, la post-pandemia, la contaminación, el calentamiento global, la escasez alimentaria. Todo son excusas perfectas para la búsqueda del beneficio a toda costa, porque los tiempos están muy difíciles, y las florituras y los adornos nos pueden salir muy caros. Es una cuestión de supervivencia. Hacer que prime la ética sobre la rentabilidad puede ser mortal. El anterior puede parecer un discurso irónico, pero, lamentablemente, no lo es para todos. Es un discurso que roza la realidad para mucha gente y que le parece sensato y realista a mucha otra. Quizás la última frase pueda sonar más dura, pero temo que refleja el sentir de muchas empresas. Y si no el sentir, sí el actuar.
Ver noticia
Ver noticia
Top