Ver noticia
Cada vez que escribo de Haití se me hace un nudo en la garganta. Me ocurre desde que conocí ese país, de la mano de Alianza por la Solidaridad-Action Aid, una de las ONG que desde hace muchos años, antes incluso del fatídico 2010, continúa trabajando, con gran parte de su personal haitiano, en buscar recursos para encontrar salidas a un país con enemigos de todo pelaje: políticos, económicos, ambientales, climáticos y también geológicos. Esta semana, que se celebra el Día Mundial de la Solidaridad, ese nudo se aprieta con los rostros que veo en las fotos que me llegan desde Les Cayes, la zona más gravemente afectada el 14 de agosto por un terremoto de 7,4º de magnitud que causó más de 2.200 muertos, más de 12.000 heridos y destruyó total o parcialmente más de 130.000 casas.
Ver noticia
Ver noticia
La mayoría de nosotros nos hemos topado con las palabras de moda: "cero neto", "neutralidad climática", "neutralidad de carbono" y "carbono negativo". Estos conceptos son ahora objetivos importantes para los gobiernos, para las ONG y herramientas de marketing para las empresas. Pero, ¿qué significan realmente?Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), para limitar el calentamiento global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales y evitar los efectos más catastróficos del cambio climático, el mundo debe reducir a la mitad las emisiones de CO2 para el año 2030 aproximadamente y alcanzar las emisiones netas de CO2 a mediados de siglo.
Ver noticia
RWE es uno de los mayores emisores de carbono de Europa dentro del sector privado. La empresa fue responsable del 2% de las emisiones europeas en 2019. RWE ha iniciado recientemente la transición hacia las energías renovables. Los bancos están destacando cada vez más a la empresa alemana como una idea de inversión "verde". Celebramos los objetivos de RWE; sin embargo, creemos que la empresa debe acelerar su programa de transición energética. En este caso de estudio explicamos cómo abordamos el análisis de transición. Las valoraciones de la transición varían en función de los límites, la métrica y la complejidad del análisis. Por lo tanto, no es de extrañar que las opiniones difieran entre los participantes del mercado en un caso extremo como el de RWE.
Ver noticia
Recientemente me sumé como Embajadora de los Premios Latinoamérica Verde, uno de los festivales de sostenibilidad más relevantes del mundo. Este premia y da visibilidad a los 500 mejores proyectos sociales y ambientales de Latinoamérica todos los años, convirtiéndose así en la vitrina que dinamiza la economía verde, al exhibir las iniciativas regionales en 10 categorías alineadas con los ODS. Desde la primera edición del Festival, en 2013, el crecimiento de la participación ha aumentado. En total, 10.144 candidaturas provenientes de 41 países han formado parte de las pasadas ediciones. Un estudio realizado por la consultora PwC mostró que las ventas de los proyectos que formaron parte de los Premios incrementaron en un 70% luego de su participación.
Ver noticia
Las inversiones éticas nunca han estado tan de moda. Los activos gestionados en todas las estrategias de inversión regidas por principios medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) crecieron más el año pasado que en la década anterior. Aunque muchos de ustedes estarán familiarizados con el mercado de bonos verdes, de un billón de dólares, la emisión de otros títulos de deuda diseñados en torno a consideraciones ESG ha ido ganando terreno.Por ejemplo, las nuevas emisiones de bonos sociales ascendieron a 165.000 millones de dólares en 2020, frente a los 18.000 millones de dólares de 2019. La emisión de bonos de sostenibilidad alcanzó los 75.000 millones de dólares en 2020, frente a los 43.000 millones del año anterior. Las ventas de ambos instrumentos van camino de duplicarse este año, según datos de Bloomberg.
Ver noticia
La economía circular persigue la reducción del consumo de recursos y está impulsada por la Unión Europea y el Gobierno de España con sendos planes de acción. Se basa en tres pilares: el ecodiseño para minimizar anticipadamente la generación de residuos y el impacto ambiental, en alargar y optimizar el uso de los productos y en la recuperación de valor una vez que éstos llegan al final de vida mediante la remanufactura, la reutilización y el reciclaje. Sin duda, la economía circular supone una transformación ineludible para combatir la escasez de recursos, la contaminación ambiental y el cambio climático y, en definitiva, desacoplar el crecimiento económico del consumo de recursos finitos.
Ver noticia
Top