Publicado el
El valor de los datos ESG

Los indicadores de sostenibilidad son un elemento vital para la toma de decisiones en las empresas, esto es ya un hecho incuestionable. Recopilando y analizando datos sobre una amplia gama de temas relacionados con la sostenibilidad, incluidas las relaciones laborales, el uso de energía y recursos o las emisiones de gases de efecto invernadero, las empresas son capaces de comprender los impactos positivos y negativos de la organización y así orientar sus iniciativas sostenibles y mejorar la eficiencia de los procesos y los recursos.

De la misma manera que la dirección financiera cuenta con una serie de indicadores de desempeño que permiten optimizar las decisiones de la organización y establecer la estrategia corporativa, contar con los indicadores y datos de sostenibilidad apropiados es esencial para crear valor de una manera sostenible.

La creciente demanda de transparencia y presión de los grupos de interés internos y externos para considerar aspectos sociales, medioambientales y de gobierno corporativo en las organizaciones ha convertido en indispensable que estos datos ESG se valoren en la toma de decisiones de los Consejos de Administración, Comités de Dirección e incluso en la gestión de la cadena de suministro y homologación de proveedores.

Estándares internacionales como GRI (Global Reporting Initiative) y SASB (Sustainability Accounting Standards Board) permiten a las empresas obtener una guía sobre cómo medir los indicadores de sostenibilidad de cara al Informe de Sostenibilidad o Estado de Información No Financiera (EINF). Sin embargo, no se trata de medir para reportar, se trata de identificar, cuantificar y analizar los impactos que las actividades de la empresa tienen sobre los grupos de interés, incluido el medio ambiente.

En definitiva, se trata de hacer planificación, seguimiento y control de estos indicadores por sí mismos y en su relación con el resto de indicadores de la compañía. Es por tanto fundamental contar con soluciones que ayuden a las empresas a tener el control sobre sus datos, proyectos e iniciativas para cumplir con los dos grandes retos del siglo XXI, transformación digital y sostenibilidad.

Son las nuevas tecnologías las que están permitiendo a las empresas desarrollar estrategias de sostenibilidad basadas en objetivos medibles y alcanzables que dan cumplimiento a las distintas metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Asimismo, el seguimiento y análisis de cada una de las metas asegura la correcta asignación de esfuerzos y recursos tanto públicos como privados a las distintas iniciativas de sostenibilidad. 

Mediante el uso de herramientas para el gobierno de los datos ESG, las empresas pueden recopilar datos cuantitativos y cualitativos y realizar un seguimiento del desempeño de cada uno de los indicadores ESG. Cualquier empresa que se tome en serio el éxito a largo plazo debe abordar los aspectos ESG ahora y asegurarse de tener implementadas las capacidades sólidas de gestión de datos y generación de informes necesarias para brindar a los clientes, inversores y reguladores transparencia y proyectos relacionados con los factores E, S, G.

Las consideraciones clave para implementar estrategias sostenibles basadas en datos ESG son las siguientes:

  1. Recopilación de datos: para determinar el punto de partida hay que comenzar agrupando todos los datos de sostenibilidad en una sola ubicación.
  2. Identificar los indicadores clave de rendimiento (KPI): una vez tenemos los datos en un solo lugar, debemos determinar qué datos es importante rastrear. Un KPI es un indicador de desempeño que muestra el estado de una organización o sus actividades. Por ejemplo, si está trabajando en la gestión de recursos, las métricas relacionadas con el uso y el desperdicio podrían ser buenos KPI a considerar.
  3. Limpieza de datos: Los datos que tiene una organización suelen ser desordenados y, a menudo, se encuentran dispersos en una variedad de sistemas diferentes. Si está intentando integrar nueva tecnología en la infraestructura existente, es buen momento para hacer una limpieza de datos y mantener los que realmente generan valor.
  4. Seguimiento de prácticas y proyectos sostenibles en el modelo de negocio: después de recopilar toda la información relevante, es hora de implementar estrategias, proyectos y prácticas que generen un impacto positivo en los grupos de interés y en los propios datos de la compañía. De esta manera, identificaremos los objetivos basados en KPIs más relevantes por proyecto para hacer un seguimiento de los avances hacia los objetivos establecidos.

 

*Este artículo forma parte de una serie que Diario Responsable ofrecerá a sus lectores fruto de su acuerdo con EJE&CON: EJE&CON y Diario Responsable colaboran para visibilizar el talento sin género y sin generación. Otros artículos relacionados:

- La inversión sostenible: la oportunidad de la década

Criterios ESG: oportunidad de negocio y de contribución

- ESG y energía

- Gobernar la transición ecológica

-¿Cómo liderar para desarrollar una cultura genuina de Empresa RESPONSABLE?

-La inclusión de la diversidad en los ensayos clínicos es aún una deuda pendiente

-Una oferta con propósito o cómo ser parte de la solución

-El reto de la Transformación Sostenible

-Los bonos sociales se abren paso entre los inversores en sostenibilidad

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies