Spainsif ha presentado el estudio “La Gobernanza en las Finanzas Sostenibles” en el cual deja en claro que, sin criterios sólidos de gobernanza no es posible la inversión sostenible. En este sentido, el estudio advierte que el “engagement” y el “voting” están ganando un impulso relevante como formas de participación del accionariado sobre las actuaciones de las empresas para promover y ayudar a implantar medidas de buen gobierno.
La “G” de gobernanza, una pieza indispensable para las finanzas sostenibles

Dentro de la tríada “ASG” (ambiente, sociedad y buen gobierno) es quizás la G la menos popular de las tres letras. Sin embargo, El estudio “La Gobernanza en las Finanzas Sostenibles” elaborado por Spainsif, el Foro Español de Inversión Sostenible y Responsable, con el apoyo del Ministerio de Trabajo y Economía Social, pone de manifiesto que las cuestiones de buen gobierno y transparencia cumplen un papel fundamental que tienen en cuenta los inversores para seleccionar o excluir a las empresas de sus carteras.

Concretamente, el estudio afirma que los aspectos de gobernanza son igual o más relevantes que los ambientales o sociales cuando hablamos de los criterios ASG, y si no se cumplen los criterios de gobernanza, aunque se cumplan los ambientales y sociales, no estamos ante una opción financiera sostenible. Así también lo han manifestado los ponentes que han participado en el Encuentro ISR en el cual se ha presentado el informe.

El estudio también recoge seis tendencias en materia de gobernanza:

  1. La necesidad de aplicar los criterios de gobernanza en todas las estrategias de inversión sostenible.
  2. Impulsar el engagement y voting como formas de participación del accionariado sobre las actuaciones de las empresas para promover y ayudar a implantar medidas de buen gobierno dentro de las organizaciones.
  3. Los inversores y clientes demandan cada vez más información sobre cómo las entidades generan sus beneficios económicos, lo que seguirá impulsando el desarrollo normativo en materia de gobernanza y transparencia.
  4. La vinculación entre el buen gobierno y la reputación empresarial es tan estrecha que cualquier falla en la gobernanza pondrá en cuestionamiento toda la actividad empresarial.
  5. La gobernanza debe ser el eje sobre el que la empresa se vertebre y convertirse en una herramienta facilitadora para el alcance de los objetivos ambientales y sociales.
  6. Se ampliará la necesidad de seguir monitorizando la gobernanza en las finanzas sostenibles dada su relevancia y trascendencia durante los próximos años.

Durante el encuentro, Joaquín Garralda, presidente de Spainsif, ha valorado que el buen gobierno implica tanto una dimensión interna hacia la propia empresa u organización como una dimensión externa hacia toda la sociedad. “Se debe aplicar el enfoque de la doble materialidad a la gobernanza, que si bien ha sido considerada siempre por los analistas como un factor susceptible de ser considerado material desde el enfoque financiero, ahora debe considerarse también el impacto producido por una reputación negativa ante unas retribuciones escandalosas o un tratamiento indigno de los empleados”, ha indicado, subrayando que “no podemos hablar de inversión sostenible sin que la gobernanza tenga el mismo peso que los objetivos fijados en materia ambiental o social”.

El documento elaborado por Spainsif ahonda en la idea de que las buenas prácticas tanto nacionales como internacionales suponen guías para las entidades en materia de gobernanza, si bien es necesario establecer indicadores que permitan comparar y medir. Además, incluye un decálogo de recomendaciones al respecto, entre las que se encuentran solicitar información relacionada a las empresas en las que se invierte o promover la creación de legislación que regule la transparencia y buen gobierno.

Al respecto, Verónica Sanz, responsable de Análisis y Estudios en Spainsif, manifestó que: “Los aspectos de gobernanza pueden encontrarse en todas las estrategias de inversión sostenible, desde las exclusiones hasta el activismo accionarial a través del ‘engagement’ y ‘voting’. Adicionalmente, la gobernanza y la reputación empresarial son abordadas en las finanzas como parte sustancial del riesgo de inversión, por lo que deben ser consideradas como tal”. La experta ha tomado como referencia el último estudio sobre “La inversión Sostenible y Responsable en España” de Spainsif, el cual muestra que el 36% de los encuestados declara excluir empresas de sus carteras de inversión por temas de incumplimiento de Derechos Humanos, el 29% por cuestiones laborales y el 31% por aspectos de corrupción y soborno dentro de las organizaciones.

El “Engagement” y “voting” tuvieron especial atención durante el Encuentro ISR. Al respecto se han celebrado dos mesas redondas en la que los participantes han abordado el estado de las políticas activas de propiedad en España respecto de otras regiones, y la información disponible sobre indicadores de gobernanza que tienen en cuenta tanto los proveedores de servicios como los actores financieros. Sobre esta temática, Alex Bardaji, director, Southern Europe de Glass Lewis; Juan Prieto, fundador de Corporance Asesores de Voto; y Mael Lagadec, manager Client Relations de Morningstar España, han coincidido en destacar los aspectos de gobernanza en los que se focalizan más los inversores institucionales respecto al buen gobierno de las compañías y la naturaleza complementaria de las políticas de diálogo activo y las políticas de voto. Se han compartido, igualmente, evidencias del crecimiento de la influencia de los proxy advisor al agrupar porcentajes relevantes de los accionistas en torno a sus posicionamientos, y ejemplos de casos exitosos de ‘engagement’ colaborativo y voto de inversores de pequeño tamaño a la hora de conseguir cambios en las empresas.

Finalmente, Pablo Esteban, investigador en UNED y miembro del Grupo de Investigación FinRes, ha moderado la mesa sobre “Gobernanza, stewardships, engagement y voting”, en la que han participado Sol Hurtado de Mendoza, directora general de BNP Paribas AM para España y Portugal; Teresa Casla, consejera delegada de Fonditel; y Julio Castellanos, gestor de renta fija en Seguros RGA. Estos expertos han abordado el peso que se concede a los indicadores, códigos y políticas de gobernanza en las políticas de inversión y las diferencias de disponibilidad de información sobre gobernanza en empresas por países, sectores y regiones. Los tres han destacado que cada vez se tienen más en cuenta aspectos sobre la diversidad de los consejos de administración, la idoneidad de los consejeros, la política de remuneración orientada a largo plazo y la independencia de los auditores, entre otros aspectos.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top