Publicado el
Así lo muestra la última edición del informe “KPMG Survey on Sustainability Reporting 2020”. Este se basa en las cuestiones que las empresas españolas estudian en sus Informes de Sostenibilidad, de Responsabilidad Social Corporativa o Estados de Información No financiera. Concretamente, el 84% de las compañías que publican información no financiera vinculan las metas propuesta por la Agenda 2030 de Naciones Unidas con la actividad de su negocio. Otro dato revelador que se desprende de la investigación es que el 64% de las compañías encuestadas reconocen en sus reportes al cambio climático como un riesgo para la empresa.

Afortunadamente los tiempos en los que la sostenibilidad apenas ocupaba espacio en la agenda de las compañías han quedado atrás. En los últimos años también el reporting no financiero ha dado un importante salto cualitativo en España. Ello ha sido consecuencia tanto de la Ley 11/2018 como del creciente interés de los mercados y de la opinión pública por el desempeño de las compañías en cuestiones no financieras y vinculadas a la sostenibilidad. Hoy ya nadie discute que cuestiones como el cambio climático o la protección de los derechos humanos son factores críticos de negocio para la salud a largo plazo de las compañías.

Con el objetivo de abordar todas estas cuestiones de vital importancia para las empresas, KPMG publica un informe a donde realiza un análisis actualizado de los datos relativos al reporte de contenidos de sostenibilidad por parte del sector privado.  Recientemente han hecho público el Survey on Sustainability Reporting 2020 que constituye la 11ª edición del informe desde su lanzamiento en 1993, y continúa con la ambición inicial.

Este informe de KPMG Survey para España se ha realizado sobre las 100 empresas nacionales más relevantes según su nivel de ingresos de explotación. El análisis de las publicaciones e indicadores específicos de información no financiera incluido en este estudio hace referencia a las 85 compañías de ellas que publican Informes de Sostenibilidad, de Responsabilidad Social Corporativa o Estados de Información No financiera en España. Según dicho documento, el 64% de las compañías encuestadas que publican información no financiera (54 de 85) reconocen en sus reportes el cambio climático como un riesgo para su negocio.  Asimismo, los resultados muestran que el 84% de las compañías que publican información no financiera vinculan los ODS con la actividad de su negocio, comparado con el 53% que lo hacía en 2017, según el análisis realizado por KPMG.

Sobre la incorporación de las metas propuestas por la Agenda 2030 en el reporting de información no financiera, el informe explica que puede hacerse de manera general, utilizando los ODS como guía para incluir contenido de sostenibilidad, o de manera explícita, mencionando únicamente aquellos que son relevantes para el negocio de la compañía. Respecto a la relación entre los indicadores de negocio de las compañías y su impacto en los ODS, de las 71 compañías que incluyen estos objetivos en sus publicaciones, un 77% de ellas los vinculan con los objetivos de desempeño del negocio. Por otro lado, el 6% de las compañías que incluyen a los ODS en sus reportes presentan los impactos negativos y positivos que la actividad de su negocio tiene sobre los ODS.

En este sentido y en relación con el ODS número 13 “Acción por el clima”, la investigación revela que el 54% de las compañías que publican información no financiera incluye el alcance en su cálculo de la huella de carbono. Por otra parte, el 33% reporta sus riesgos y oportunidades climáticas de acuerdo con las recomendaciones del TCFD; el 25% enlaza sus objetivos de reducción con la iniciativa Science-Based Targets (SBT); y tan sólo el 2,4% publica su alineamiento con la Taxonomía de la UE.

Además de la cuestión climática, el estudio deja al descubierto que en el reporting de información no financiera cobran gran relevancia aquellos asuntos relacionados con la gestión de los Recursos Humanos de las compañías. La Ley 11/2018 de Información No Financiera y Diversidad así lo recoge en sus requerimientos de reporting que abarcan temáticas sociales y relativas al personal de las empresas. Sobre este aspecto, el informe muestra que el 48% de las compañías que publican información no financiera incluyen un promedio anual de contratos en su plantilla. También, la Ley de Información No Financiera y Diversidad 11/2018 solicita a las compañías que se incluyan en sus publicaciones asuntos relativos a las medidas adoptadas para promover la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres.

La brecha salarial de género es uno de los grandes problemas actuales en relación a lograr la igualdad hacia dentro de la empresa. La brecha salarial ajustada cuantifica la diferencia de remuneraciones entre hombres y mujeres para un mismo puesto de trabajo en una compañía. Acerca de este punto, los resultados del análisis llevado a cabo en el informe de KPMG muestran que un 61% de las compañías, 52 en total, que publican información no financiera reportan la metodología de cálculo de su brecha salarial. De estas 52 compañías, 25 calculan la brecha salarial con base en el promedio de retribuciones entre hombres y mujeres y cuatro realizan la mediana de salarios brutos, mientras que el resto no presenta una metodología homogénea de cálculo.

Además, la investigación ha podido identificar aquellas compañías que incluyen medidas para corregir la brecha salarial entre sus empleados, así como objetivos de reducción de la brecha. Los resultados muestran que la proporción de compañías que publican alguna de estas medidas para mejorar su posición de retribuciones entre hombres y mujeres es muy baja, solo el 18% de ellas, mientras que solo el 13% publican objetivos de reducción de la brecha salarial.

Finalmente, y vinculado al Buen Gobierno de las compañías, la información sobre prevención de la corrupción y soborno que se incluye en los reportes de información no financiera y de sostenibilidad es uno de los indicadores clave. Este Constituye un elemento central para poder examinar la cultura de la compañía, gestionar la reputación y el valor de marca, y es un aspecto clave para los stakeholders que demandan información clara y transparente al respecto.  De las empresas que publican información no financiera, un 41% de ellas mencionan en sus publicaciones el papel del Consejo de Administración en lo que se refiere a la prevención de la corrupción y el soborno, mientras que, por otro lado, un 54% reportan específicamente el número de casos de corrupción detectados. Por el contrario, son un 34% de las compañías las que no reportan sobre ninguno de ambos aspectos.

Luego del exhaustivo análisis de diferentes aspectos, las principales conclusiones que emergen del informe son:

  1. Informes específicos, la práctica más extendida. De las compañías que publican información no financiera, el 86% cuenta con informes independientes de Sostenibilidad o Responsabilidad Social Corporativa. El 14% restante, cuenta únicamente con la publicación de sus Estados de Información No Financiera (EINF) en sus Cuentas Anuales.
  2. La confianza que aporta la verificación de un tercero independiente, uno de los aspectos que más se ha incrementado. De las empresas que publican información no financiera, el 94% cuenta con un informe independiente de un verificador externo, mientras que, en anteriores estudios (realizados en 2017 y 2015), este dato era del 55% de los informes.
  3. GRI, el estándar de referencia. El 95% de los informes, publican su información tomando como referencia el Global Reporting Initiative (en su versión GRI Standards o G4)
  4. La información no financiera, su camino para ser asimilable a la información financiera. El 79% del total de las empresas que publican información no financiera, incluye una mención clara del perímetro de consolidación de los datos reportados. Por otra parte, el 11% de la muestra, cuenta con un SCIINF establecido.
  5. La materialidad, algo necesario aún no generalizado. El 89% de las empresas que publica información no financiera indica que dispone de un análisis de materialidad. Sin embargo, únicamente el 60% complementa el análisis incluyendo una matriz de materialidad, en la que se exponen los resultados del análisis realizado.
  6. Los ODS, una forma de estructurar el reporting. El 84% de las compañías que publica información no financiera incluye una alineación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas en sus publicaciones.
  7. El Cambio Climático, un aspecto que será clave en los próximos años. El 54% de las compañías que publican información no financiera incluye el alcance 3 en su cálculo de la huella de carbono. Por otra parte, el 33% reporta sus riesgos y oportunidades climáticas de acuerdo con las recomendaciones del TCFD; el 25% enlaza sus objetivos de reducción con la iniciativa Science-Based Targets (SBT); y tan sólo el 2,4% publica su alineamiento con la Taxonomía de la UE.
  8. Hacia la reducción de la brecha salarial. El 61% del total de compañías que publica información no financiera, incluye la descripción de la metodología para el cálculo de su brecha salarial en sus informes, pero sólo el 32% calcula su brecha salarial ajustada. Únicamente 18 compañías reportan medidas correctivas y 11 publican objetivos de reducción de esta brecha salarial.
  9. Ética e integridad o cómo mejorar la transparencia. El 54% de las compañías que reporta información no financiera, incluye específicamente el número de casos de corrupción detectados.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies