Publicado el
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible han sido una suerte de faro en la neblina de este año pandémico. A pesar de que, a causa de la inesperada llega del coronavirus, el 2020 no ha sido el mejor año para la Agenda 2030, la sostenibilidad ha seguido creciendo en las empresas públicas de nuestro país. Así lo explica el informe “La Sostenibilidad en las empresas pública desde la triple perspectiva ESG” publicado por el Grupo de Acción de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Empresarial en las Empresas Públicas, liderado por Forética. El documento recoge la contribución realizada este año por parte de las entidades miembro del Grupo a diferentes objetivos de la Agenda 2030.

El 2020 ha sido sin dudas un año inesperado. La mayoría de las previsiones de las empresas se han visto atravesadas por la pandemia. Sin embargo, no todas son malas noticias. La sostenibilidad, que ya venía ganando terreno en el ámbito de la empresa pública y privada en España, se ha posicionado como un elemento clave en la estrategia transversal de las compañías.

De cara a fin de año y preparándose para los correspondientes balances anuales, el ‘Grupo de Acción de Sostenibilidad y Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en las Empresas Públicas’, liderado por Forética y compuesto por 28 entidades miembro ha presentado el informe ‘La Sostenibilidad en las empresas pública desde la triple perspectiva ESG’ (ambiental, social y de buen gobierno, por su siglas en inglés). Este grupo es una plataforma colaborativa empresarial que tiene el objetivo de fomentar el intercambio de conocimiento entre las empresas públicas participantes en aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno, trasladando herramientas y tendencias relevantes a nivel internacional y contribuyendo positivamente al liderazgo de las empresas públicas españolas en este ámbito.

El viernes pasado, 4 de noviembre, se hizo público el informe que luego de una ardua investigación recoge la contribución realizada en 2020 por parte de las entidades miembro del Grupo de Acción a los siguientes Objetivos de Desarrollo Sostenible: ODS 10 (Reducción de las Desigualdades), ODS 12 (Producción y consumo responsables), ODS 13 (Acción por el clima) y ODS 16 (Paz, Justicia e Instituciones sólidas), a través del impulso de la economía circular, la identificación de riesgos ESG y el voluntariado corporativo.

Los aspectos claves de la agenda de la sostenibilidad de las empresas públicas españolas según el informen son: la economía circular, el impacto social a través del voluntariado corporativo y la identificación y gestión de riesgos de sostenibilidad. En primer lugar, en materia de economía circular, la investigación muestra que el 58% de las empresas públicas han desarrollado iniciativas concretas para impulsarla, entre las que destacan el desarrollo de planes de acción, estrategias o líneas de actuación concretas (35%), un compromiso en firme (38%) o el establecimiento de alianzas con otras entidades de objetivos similares (31%).

Vinculado al voluntariado corporativo, el informe afirma que algunas de las motivaciones para el impulso del mismo en las empresas públicas, son ayudar a paliar retos sociales, contribuir a la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, contribuir a la mejora del clima laboral y del orgullo de pertenencia de los empleados y promover el trabajo en equipo y los valores corporativos, entre otros. En este sentido, el 92% de las empresas públicas del Grupo de Acción manifiesta contar con un programa de voluntariado corporativo o llevar a cabo iniciativas concretas en determinadas épocas del año o circunstancias especiales.

Finalmente, en referencia a la gestión de riesgos, en el contexto actual, el 50% de las empresas públicas está ya identificando los riesgos ESG a los que están expuestos debido a su sector de actividad. Con respecto a la tipología de riesgos ESG identificados, al informe explica que el 40% de las empresas públicas ha identificado los riesgos derivados del cambio climático en la actividad de la compañía.  Por otra parte, el 20% de las empresas públicas del Grupo de Acción ha señalado aquellos riesgos asociados a la vulneración de los derechos humanos por parte de la compañía o en su cadena de suministro. Asimismo, el 44% de estas ha identificado los riesgos reputacionales que pueden tener impacto en el valor y continuidad de la compañía.

Germán Granda, Director General de Forética, expresó que “Las empresas públicas tienen un papel clave en el actual contexto hacia una recuperación sostenible post COVID-19. Por un lado, muchas de ellas son proveedoras de servicios básicos y su capacidad de respuesta ante esta situación excepcional tiene un impacto directo en las personas y su bienestar. Por otro, vemos cómo las empresas públicas, cada vez más, integran la sostenibilidad en sus estrategias y se alinean con los ODS, contribuyendo así a dar respuesta a estos grandes retos y generando un impacto positivo en su entorno”.

Por su parte, Ana Gómez, Responsable del Grupo de Acción de Sostenibilidad y RSE en Empresas Públicas, concluye que “Ante el actual contexto de máxima incertidumbre, la apuesta por la sostenibilidad por parte de las empresas -tanto públicas como privadas-, cobra más sentido que nunca. En este sentido, se ha evidenciado como los mercados de capitales han favorecido la inversión con criterios ESG, y cómo las empresas más comprometidas y con mejor performance en los ODS han respondido mejor a la crisis. Por todo ello, vemos cómo las empresas públicas juegan un papel clave para acelerar la acción y avanzar en la consecución de los ODS como guía para la recuperación, en un momento tan necesario como el actual”.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies