El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales acordaron una Agenda para, en el plazo de 15 años, lograr unos Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos ODS son 17 retos que van desde acciones concretas para mitigar el cambio climático hasta medidas para erradicar la pobreza en el mundo, pasando por iniciativas que garanticen una educación de calidad y en igualdad de condiciones para todos y todas. Cumplir con los compromisos alcanzados y reflejados en los ODS, es tarea de todo el mundo: desde la administración pública hasta la sociedad civil, pasando por todos los sectores. De hecho, la propia iniciativa recoge medidas que cada ciudadano puede hacer “desde el sofá”.
Ver noticia
Ver noticia
En estos días en los que las noticias sobre la prohibición de las manifestaciones del 8M debido a la pandemia han llenado los periódicos y ha habido opiniones para todos los gustos, donde se hablaba de salud pública y de mujeres, no pude evitar acordarme de una mujer en concreto: Florence Nightingale. Hace poco menos de un año escuché por primera vez hablar de ella y fue a Nieves Concostrina en su programa Acontece que no es poco. Su historia me fascinó desde el principio. Una mujer que hace 200 años rompió con los cánones tradicionales de su rol y de la época y consiguió profesionalizar la enfermería y salvar miles de vida, además de hacer importantes aportaciones a la estadística médica (fue la primera mujer miembro de la Royal Statistical Society).
Ver noticia
Las siglas de las dimensiones de la Sostenibilidad, ESG (Environment o medioambiente, Social y Governance o gobernanza) aparecen muy frecuentemente en las memorias, documentos y demás publicaciones de las grandes empresas cotizadas y, por supuesto, las del Sector de la Energía no son una excepción. En definitiva, bien sea bajo las siglas ESG bien bajo cualquier otra terminología que se utilice en el momento, la Sostenibilidad va a continuar guiando la agenda de transformación del Sector de la Energía, que a su vez repercutirá en la transformación de la sociedad. Este efecto será clave tanto en las organizaciones más tradicionales y consolidadas como en las nuevas start-ups más disruptivas.
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Top