Una buena gestión empresarial, suficientemente mantenida a lo largo del tiempo, tiende a generar en la cultura organizativa, al menos, tres rasgos clave. Cuando aquellos elementos se presentan en grado suficientemente destacado, la empresa que los exhibe suele ser percibida como excelente y, en consecuencia, pasa a formar parte del selecto club de organizaciones que sirve a las demás de benchmark y modelo en el que inspirarse en busca de buenas prácticas. La primera característica, las más inmediata y obvia -que, ciertamente, representa aquello que más suele ocupar la agenda de quienes dirigen empresas- tiene que ver con los resultados económico-financieros del ejercicio. En efecto, una buena gestión empresarial suele ser causa de resultados económicos positivos; tiende a saldarse con beneficios y ganancias más o menos elevadas y estratégicamente sostenibles de cara a futuros ciclos de negocio.
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Este excepcional músico encabezó la manifestación por la paz en Armenia del pasado 20 de octubre. Su mensaje es conmovedor: "Creo que es una injusticia social porque este conflicto en Nagorno-Karabaj ha derivado en una guerra de intereses económicos y políticos en la que están muriendo muchas personas inocentes"
Ver noticia
Ver noticia
Ver noticia
Estamos viviendo un momento acelerado de transformación de la sociedad, donde una lectura pertinente del contexto desde una perspectiva de diversidad e inclusión, puede ofrecer nuevas oportunidades para las Marcas tanto en su comunicación como en el desarrollo de productos y servicios, generando mayor empatía con sus diferentes stakeholders.
Ver noticia
Top