10 acciones que pueden ayudar a recuperar el planeta

En un contexto de crisis ambiental, el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030) es una oportunidad para reconstruir nuestro medioambiente. Si bien una década parece mucho tiempo, en verdad no lo es y debemos actuar cuanto antes. La emergencia climática es cada vez más evidente y la comunidad científica advierte sobre la necesidad de transformaciones en el corto y mediano plazo. El programa para el medioambiente de Naciones Unidas propone diez acciones necesarias para contribuir a detener el cambio climático.

El Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas 2021-2030, liderado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, es un llamado a la acción y una plataforma global que reunirá apoyo político, investigación científica y sector financiero para ampliar masivamente la restauración de los ecosistemas terrestres, costeros y marinos.

Una década puede parecer mucho tiempo. Pero los científicos consideran que estos próximos diez años serán cruciales en la lucha para evitar el cambio climático y la pérdida de millones de especies. A continuación, la organización destaca diez acciones en la estrategia del Decenio con el fin de crear una #GeneraciónRestauración.

1. Impulsar un movimiento mundial

El Decenio de la ONU tiene como objetivo detener y revertir la destrucción y degradación de miles de millones de hectáreas de ecosistemas. Es una tarea abrumadora, que se complica aún más por la diversidad de ecosistemas y las amenazas a las que se enfrentan: desde frondosos bosques afectados por incendios forestales hasta suelos agrícolas tan erosionados que sólo pueden ofrecer unos pocos años más de cosechas. Ninguna entidad por sí sola puede asumir esta labor. Por tanto, el Decenio conectará y potenciará las acciones de muchos actores. Los grupos y las personas pueden informarse sobre las oportunidades de restauración en su área, unirse a iniciativas que ya están en marcha o iniciar la suya propia.

2. Invertir en restauración

La restauración requiere recursos. Las organizaciones que impulsan actividades sobre el terreno a menudo carecen de fondos suficientes y enfrentan inseguridad financiera. Si bien los beneficios de la restauración superan con creces los costos, ésta solo puede suceder con financiamiento a largo plazo. Los gobiernos, los prestamistas internacionales, las agencias de desarrollo, el sector privado y las personas deberán incrementar su apoyo.

3. Establecer los incentivos adecuados

A largo plazo, los ecosistemas sanos pueden producir cosechas más abundantes, ingresos más seguros y un medio ambiente más saludable. Pero cuidar la naturaleza también puede significar renunciar a algunos de los beneficios económicos de las prácticas menos sostenibles. Hay formas de cambiar esto incentivando las actividades de restauración y reduciendo los subsidios que financian prácticas nocivas, por ejemplo, en las industrias agrícola y pesquera.

4. Celebrar el liderazgo

En los últimos años, hemos sido testigos de un gran impulso a la restauración. Las campañas para plantar billones de árboles han atraído a muchas comunidades. En el marco del Desafío de Bonn, más de 60 países se han comprometido a devolver la vida a 350 millones de hectáreas de paisajes forestales. Durante generaciones, comunidades como los pueblos indígenas han actuado como defensores de sus ecosistemas. La Década de la ONU celebrará este liderazgo y animará a otros a dar un paso al frente.

5. Cambiar comportamientos

La deforestación, el agotamiento de las poblaciones de peces y la degradación de los suelos agrícolas son causados por los actuales patrones de consumo. El Decenio de las Naciones Unidas trabajará con todos los actores involucrados para identificar y fomentar un estilo de consumo que favorezca la restauración. Esto puede incluir desde cambios en las dietas hasta promover productos basados en la restauración.

6. Invertir en investigación

La restauración es compleja. Las prácticas que funcionan en un ecosistema pueden tener impactos adversos en otro. A medida que cambia el clima, surgen nuevas incertidumbres. Volver a un estado anterior puede no ser deseable si el aumento de las temperaturas o el cambio en los patrones de lluvia exigen plantas y cultivos más resistentes. La comprensión científica de cómo restaurar y adaptar los ecosistemas aún se está desarrollando. Se necesitan inversiones considerables para identificar las mejores prácticas de restauración de nuestro planeta, una parcela a la vez.

7. Desarrollar capacidades

Ya están en marcha miles de iniciativas de conservación y restauración, y su visión, experiencia y dedicación impulsarán este Decenio. Sin embargo, los profesionales a menudo enfrentan barreras que les impiden llevar sus proyectos a escala y otros sectores clave, como el de las finanzas, requieren más datos y conocimientos para tomar decisiones informadas. La estrategia del Decenio busca fortalecer la capacidad de los grupos marginados que más perderán con la destrucción de los ecosistemas, como los pueblos indígenas, las mujeres y los jóvenes, para que tomen un papel activo en la restauración.

8. Crear una cultura de restauración

El poder de devolver la vida a nuestros ecosistemas no reside únicamente en los gobiernos, los expertos y los profesionales. Sanar el planeta es un desafío cultural. La estrategia del Decenio llama a artistas, reporteros, productores y músicos a unirse a la #GeneraciónRestauración.

9. Levantar la próxima generación

Los jóvenes y las generaciones futuras son los más afectados por la rápida destrucción actual de los ecosistemas, también serán los que más se beneficien de una economía de restauración. La estrategia del Decenio vincula el bienestar de la juventud y los objetivos de la restauración. La educación en este tema convertirá a los niños de hoy en embajadores de los ecosistemas y proporcionará habilidades para trabajos sostenibles.

10. Escuchar y aprender

El camino por recorrer es largo y hay mucho que hacer, es hora de acelerar la marcha. 

Síguenos

Top