Los criterios de sostenibilidad toman protagonismo en la estrategia de las empresas

La crisis del coronavirus ha acelerado la integración de criterios de sostenibilidad en la estrategia de las empresas. Expertos del Instituto de Gobernanza Empresarial, Ética, Royo Group, Edicom, Viccarbe y Banco Sabadell destacan sus impactos en términos de gestión de riesgos, transparencia, resiliencia y competitividad.Las estrategias sostenibles se han convertido en fundamentales a la hora de que las empresas capten financiación e inversión.

La crisis sanitaria y económica provocada por el Covid-19 ha actuado como “catalizadora o aceleradora” de una de las grandes tendencias en gestión empresarial: la integración de los criterios de sostenibilidad y responsabilidad social en las estrategias y en los modelos de negocio de las empresas. Los impactos en términos de gestión de riesgos, transparencia y generación de efectos positivos se han traducido en mayor resiliencia, competitividad y proyección a futuro de las organizaciones que han dado el paso hacia una visión estratégica transversal y a largo plazo que incorpora como pilar los criterios ASG (ambientales, sociales y de buen gobierno), coincidieron los expertos de Royo Group, Edicom, Viccarbe, Banco Sabadell y Ética que participaron en el desayuno ‘Estrategias de sostenibilidad para la nueva realidad empresarial’, organizado por el Instituto de Gobernanza Empresarial (IGE) y la compañía de asesoramiento financiero independiente y consultoría de sostenibilidad Ética. 

Eva Turanzo, fundadora y CEO del IGE subrayó que, “En un contexto global incierto, con una ciudadanía activista y responsable, no sólo hay que crear valor para los grupos de interés, sino, también, intensificar la redefinición de los modelos de negocio para poner el propósito en el centro de la estrategia, con un alto compromiso del consejo de administración con la comunidad y con una contribución de impacto positivo en el largo plazo”.

En este sentido, “en los últimos años estamos viendo un cambio fundamental en las políticas de sostenibilidad de las empresas: ya ven la sostenibilidad como un camino, no como un fin. Se está virando desde la centralización de esfuerzos en obtener certificaciones y realizar memorias, hacia la elaboración de planes estratégicos de sostenibilidad, con visión transversal, a largo plazo y enfoque en la mejora continua. Ya no se trata solo de controlar los riesgos, sino de cómo generar impactos positivos en la sociedad y transmitir que las empresas no solo estamos aquí para generar beneficios, sino que tenemos un propósito que va más allá. Solo así se lograrán resultados consistentes en el tiempo", indicó Fernando Ibáñez, director general de Ética.

Por su parte, el CEO de Viccarbe, Daniel Benedito, apuntó que “hay que dejar de pensar que la responsabilidad es cosa de otros a pensar que es un requisito clave para mí, para la seguridad de mi negocio, y para nuestro bienestar como empresa y como sociedad. Esta crisis no va a descubrir la sostenibilidad, pero va a acelerarse. Nuestro mundo está íntimamente relacionado, va a gran velocidad y hemos descubierto que sostenibilidad y seguridad asociadas al producto o servicio dejan de considerarse un coste periférico, ya que la transparencia en la cadena de valor ganará mucha importancia para el consumidor”.

Las estrategias sostenibles se han convertido en fundamentales a la hora de que las empresas capten financiación e inversión. David Gómez, director territorial de Empresas de Banco Sabadell, aseguró que “existe una nueva forma de analizar las empresas, de analizar las inversiones y las financiaciones. Grandes inversores y gestoras de fondos más reconocidos a nivel mundial de forma gradual están incorporando criterios ASG en sus decisiones de inversión. Las empresas que tengan una clara estrategia de sostenibilidad tendrán condiciones más favorables y mejor acceso a la financiación. Actuar bajo criterios de sostenibilidad y responsabilidad es estratégico, y debe situarse en el núcleo o core de las decisiones de la empresa”.

Por todo ello, los expertos consideran que la actual crisis supondrá un antes y un después en las estrategias de sostenibilidad de las organizaciones. Ana Darder, socia fundadora de Edicom, concluyó que “esta crisis hay que verla como un aviso a navegantes, porque ha puesto en evidencia a aquellas empresas cuyos procesos no están integrados ni su documentación digitalizada, impidiendo teletrabajar de un día para otro, contando con las limitaciones tecnológicas de muchas empresas. Trabajamos con un propósito: ayudar a que muchas empresas se informaticen, automaticen y agilicen todos sus procesos, de forma que puedan afrontar esta crisis que se avecina de la forma más eficiente posible".

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top