Publicado el
Europa tendrá su primer fondo de inversión de biometano de la mano de Mapfre

Un fondo de inversión de biometano es un vehículo de inversión especializado en financiar proyectos relacionados con la producción, distribución y utilización de biometano. El biometano es un tipo de gas renovable producido a partir de biomasa, como residuos orgánicos, desechos agrícolas o residuos de alimentos, a través de un proceso llamado digestión anaeróbica.

Mapfre, junto a su socio Abante e IAM Carbonzero, como asesor del fondo y empresa especializada en el sector energético, han lanzado el fondo MapfreEnergías Renovables II, FCR, un proyecto innovador en Europa que invertirá en biometano, un biocombustible 100% verde que se obtiene a partir de residuos de origen animal y vegetal y que se puede inyectar directamente a la red de gas natural, generar energía eléctrica a través de motores y utilizar como combustible.

Cabe destacar que el objetivo principal de un fondo de inversión de biometano es proporcionar capital a empresas y proyectos que estén involucrados en la cadena de valor del biometano. Estos proyectos pueden incluir plantas de tratamiento de residuos, plantas de biogás, plantas de purificación de biometano, infraestructuras de distribución y proyectos relacionados con la utilización de este elemento, como su uso como combustible para vehículos o en aplicaciones industriales.

El fondo, al que se dará entrada a otros inversores institucionales y a clientes de banca privada, pretende captar hasta 100 millones de euros, en una primera fase, para destinarlos a la construcción y desarrollo de entre 20 y 25 plantas en España en un periodo de cinco años, lo que pretende generar un total de 70 puestos fijos y 240 puestos indirectos de trabajo.

Esto supone multiplicar por cinco la capacidad instalada actualmente de este tipo de energía en el territorio español. En palabras de José Luis Jiménez, director general de inversiones de la aseguradora: “Estamos muy orgullosos de presentar este proyecto único y tan rentable para contribuir desde el sector privado, y en colaboración con la administración pública, a la cada vez más necesaria independencia energética del exterior. Se trata, de nuevo, de un claro ejemplo de nuestro compromiso con las inversiones socialmente responsables, dado que perseguimos mitigar el impacto ambiental de nuestra cartera a la vez que mejoramos las condiciones sociales y medioambientales de las comunidades donde invertimos”.

Concretamente, este proyecto tiene como objetivo trabajar en varios ejes definidos, como la descarbonización del planeta, la crisis energética, así como en la alta dependencia de la importación de gas natural del exterior, pero también en la inversión en el medio rural a través de la agricultura y la ganadería.

Se trata del segundo proyecto de energías renovables de Mapfre, dentro de su apuesta por los activos alternativos y, en particular, por las inversiones ESG. Hace dos años firmó una alianza con Iberdrola para invertir en plantas eólicas y fotovoltaicas en España y que el mes pasado llevaron al siguiente nivel con la incorporación de 150 nuevos megavatios (MW), con lo que la sociedad conjunta alcanza los 445 MW. “Para Abante es muy interesante colaborar con Mapfre y con IAM Carbonzero en un proyecto que, además de muy interesante para los inversores, genera un impacto muy positivo en la sociedad”, concluyó Joaquín Casasús, socio y director general de Abante Asesores Gestión.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies