Publicado el
Esta es una de las principales conclusiones que emerge del II estudio “Propósito y reinvención del capitalismo”, elaborado por CANVAS Estrategias Sostenibles, que se ha presentado ayer, 2 de marzo, con la colaboración de Impact Hub Madrid. Por otra parte, la publicación afirma que el 38,7% de la población conoce y confía en las empresas con propósito y en su papel para acelerar la transformación social y económica y los agentes a los que las y los españoles le otorgan más credibilidad para liderar esa transformación son las organizaciones del ámbito educativo (nota de 6,05 sobre 10), seguido de la Comunidad Europea (5,19) y los medios de comunicación y las redes sociales (5,13).
Modelos económicos sostenibles e inclusivos, el reclamo de las y los españoles

El sistema capitalista tal y como lo conocemos ya ha dado muestra de ser obsoleto. En el contexto actual signado por una fuerte crisis socioeconómica, marcada por la pandemia, la guerra en Ucrania, una creciente inflación, el aumento de la desigualdad, la crisis energética y la emergencia climática, las personas quieren un cambio. Tal es así, que el 77% de la población española coincide en la necesidad de transformación del sistema socioeconómico para avanzar hacia modelos más sostenibles, resilientes e inclusivos.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprende de la II edición estudio ‘Propósito y reinvención del capitalismo’, elaborado por CANVAS Estrategias Sostenibles con la colaboración de Punto de Fuga y la Universidad de Málaga a partir de una consulta a más de 1.000 personas de toda España con representación geográfica, de edad, de género y nivel socioeconómico, que se ha presentado hoy en Impact Hub Madrid, colaborador del evento.

El estudio muestra interesantes resultados y, sobre todo, puestos en comparación con los datos obtenidos el pasado ejercicio, dando cuenta de cómo el contexto actual ha condicionado en gran medida la percepción de la ciudadanía.  Los expertos de CANVAS explican que, en 2023, el descontento generalizado de la ciudadanía con el sistema es todavía mayor que en la anterior edición del estudio. Esto se refleja en la nota que otorgan al modelo vigente, cada vez más alejada del aprobado: mientras en 2021 la valoración media era del 4,02 sobre 10, en 2022 la nota media es un 3,9.  

En relación a las franjas etarias, el informe muestra que los nacidos entre 1965 y 1980 (generación X) son los más críticos y otorgan al sistema un 3,63 sobre 10, mientras que los nacidos entre 1995 y 2010 (la generación Z) le ponen la nota más alta, un 4,1. El resultado es que todas las generaciones -también se estudian la del baby boom (1949-1968) y los millenials o generación Y (1981-1993)- suspenden el desempeño del sistema capitalista actual en más del 50% de los casos, y consideran que es necesario una profunda transformación, con porcentajes que van desde el 68% de la generación Z hasta el 80,2% de la generación X.

Otra de las áreas sobre las que indaga el informe es acerca de cuáles son las preocupaciones principales. Al respecto, el estudio destaca que para casi tres cuartas partes de la sociedad española existe una preocupación elevada por los tres ámbitos de impacto empresarial analizados: económico (74,2%), social (73,2%) y ambiental (70,4%). Asimismo, la lucha contra la corrupción y la evasión de impuestos se sitúa como principal preocupación ciudadana entre las 18 temáticas analizadas, con un 78,8%, seguida por la protección de la biodiversidad y los ecosistemas naturales (73,8%), la lucha contra la pobreza y la desigualdad (71,8%), el impulso de un desarrollo socioeconómico más equitativo y que favorezca la vida digna (71,7%). En quinto lugar, destaca el cuidado de la salud física y mental de las personas (70,5%), como primera preocupación en el ámbito social.

Ante la consulta de qué tres retos deberían ser abordados con prioridad, la ciudadanía sitúa los aspectos económicos como preferentes. En este orden: la lucha contra la pobreza (27,3%), impulsar un desarrollo socioeconómico más equitativo y que favorezca la vida digna (23,1%) y la lucha contra la corrupción (22,4%). En el ámbito social, el 21,2% de los consultados daría prioridad al cuidado de la salud física y mental de las personas; y en el ámbito ambiental, el 21,5% empezaría por la protección de la biodiversidad, los ecosistemas naturales, el agua potable y los océanos.

Otro interesante dato que refleja el informe es que una de cada cuatro personas (28,4%) responde a un perfil más activo con la sostenibilidad en cuanto hábitos y actitudes, y lleva habitualmente a cabo actividades de impacto positivo. En este grupo de ciudadanía activa destaca la presencia femenina (el 59,3% son mujeres). Además, muestra un carácter más crítico respecto al sistema (valoración media de 3,3) y una posición más comprometida: más del 84% afirma que una empresa con propósito le influiría a la hora de elegir sus productos, servicios o recomendarla. “Este estudio es un reflejo de la necesidad que tenemos como sociedad de acelerar la transformación económica, social y ambiental para hacer frente a los desafíos que tenemos como sociedad, y que nos marcan la Agenda 2030. La buena noticia es que la sostenibilidad ha ganado notoriedad en el ámbito empresarial durante las últimas dos décadas, y ahora necesitamos que trascienda a toda la sociedad, a todas las empresas y organizaciones”, sostiene Antonio González, CEO de Impact Hub Madrid.

¿En quién confía la ciudadanía para liderar la transformación?

Es evidente entonces que la ciudadanía pide una transformación, la pregunta ahora es, ¿quién debe llevarla a cabo? El estudio, que cuenta con el apoyo de DKV, Hijos de Rivera e Ibercaja, analiza en qué tipo de organizaciones la ciudadanía confía para liderar la transformación económica, social y ambiental que se requiere. Al respecto, se observa que las organizaciones del ámbito educativo son las mejor valoradas, con nota media de 6,05 sobre 10, seguida de la Comunidad Europea (5,19) y los medios de comunicación y las redes sociales (5,13). En el lado opuesto se sitúan la Iglesia y los líderes religiosos (3) y los partidos o líderes políticos (3,65). Por su parte, se acercan al aprobado las empresas o líderes de organizaciones (4,46) -cabe destacar que la confianza en las empresas mejora en un punto con respecto a la edición de 2021-, las administraciones públicas y líderes gubernamentales (4,65), los organismos internacionales (4,95) y los movimientos ciudadanos impulsados por activistas (4,98).

La investigación afirma que, en esta coyuntura, el papel de las empresas está cambiando, pasando de estar centradas en el beneficio para el accionista, a ser un agente de cambio e impacto en el entorno. Así, 7 de cada 10 personas considera total o bastante necesario que las empresas den el paso hacia negocios más sostenibles y responsables, y el 38,7% de la ciudadanía ya conoce el modelo de empresas con propósito (en 2021 era un 37%), una tendencia al alza sobre todo entre los grupos más jóvenes (45,2% en el caso de los millennials y 41,6% entre la generación Z).Por otro lado, el 45,2% de la población señala que el principal ámbito en el que estas compañías deben invertir de forma prioritaria es en el de la creación de empleo y prosperidad, seguido por el cuidado de los equipos y la implantación de nuevos modelos de trabajo flexibles y participativos (28%).

En palabras de Claudina Caramuti, cofundadora y directora de desarrollo de CANVAS Estrategias Sostenibles: “El impacto de las crisis que estamos viviendo en los últimos tiempos (económica, sanitaria, energética) está erosionando la confianza de la sociedad en el sistema. Como respuesta, las personas cada vez más se están convirtiendo en agentes del cambio, y a su vez demandan cada vez mayor compromiso a las empresas para que se impliquen en mejorar su entorno y aportar valor a la sociedad”.

Finalmente, Isabel López, cofundadora y directora general de CANVAS afirma que “La ciudadanía valora cada vez más a las empresas que no solo buscan minimizar sus impactos negativos, sino que se comprometen a resolver problemáticas actuales a través de su actividad, que actúan desde su propósito para convertirse en agentes regenerativos. El estudio pone de manifiesto que más de la tercera parte de la población consultada considera bastante o muy necesario que desde las administraciones públicas se estimulen y promuevan estos modelos de empresas con propósito, comprometidas con su entorno, como parte de la transformación del sistema en que vivimos”.

 

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies