Publicado el
Ambas compañías han firmado un acuerdo de colaboración con el objetivo de impulsar el desarrollo y la producción de combustibles de aviación sostenibles (SAF) a partir de materias primas circulares, además de otras alternativas energéticas como el hidrógeno verde y la electrificación.

Cepsa,compañía internacional líder comprometida con la movilidad y la energía junto a Etihad Airways, la aerolínea nacional de los Emiratos Árabes Unidos han firmado un memorando de entendimiento (MoU, por sus siglas en inglés) para acelerar la descarbonización del transporte aéreo mediante la investigación y producción de combustibles de aviación sostenibles (SAF). Ambas compañías priorizan el desarrollo de estos combustibles sostenibles como herramienta para seguir reduciendo la huella de carbono del transporte aéreo y contribuir a los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y la lucha contra el cambio climático.

Este MoU está en consonancia con el paquete de medidas Fit for 55 de la Comisión Europea, que incluye una iniciativa legislativa denominada 'RefuelEU Aviation' que pretende impulsar el suministro y la demanda de biocombustibles para la aviación en la Unión Europea hasta un 2 % de uso en 2025, un 5 % en 2030 y el 63 % en 2050. Esta alianza respalda varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030: ODS 7 (energía asequible y no contaminante), ODS 8 (trabajo decente y crecimiento económico), ODS 12 (producción y consumo responsables) y ODS 13 (acción por el clima).

Como uno de los principales productores y proveedores de combustibles de aviación en el mercado español, este nuevo acuerdo con una compañía aérea líder consolida el objetivo de Cepsa de convertirse en líder en el sector de las energías limpias y encabezar la descarbonización del transporte aéreo. Como parte de su nuevo plan estratégico, Positive Motion, la compañía está desarrollando un ecosistema centrado en acelerar la descarbonización de sus clientes industriales y del transporte aéreo y marítimo, así como de la suya propia, a través de la producción de moléculas verdes, fundamentalmente hidrógeno renovable y biocombustibles. Cepsa aspira a ser el líder productor de biocombustibles en España y Portugal para 2030 y producir 2,5 millones de toneladas anuales, con un interés particular en fomentar la sostenibilidad del tráfico aéreo, produciendo 800.000 toneladas de SAF al año.

La alianza, anunciada en la exposición de ADIPEC, celebrada en Abu Dabi, también trabajará en el desarrollo de nuevas alternativas energéticas, como el hidrógeno renovable, y en la electrificación de las flotas terrestres de Etihad, que incluyen los vehículos de suministro, las operaciones de carga y descarga de equipajes y la asistencia a los aviones.

Cabe destacar que estos combustibles se producirán a partir de materias primas circulares que no compiten con la alimentación, como aceites de cocina usados o residuos biodegradables de diferentes industrias, y permitirá reducir las emisiones de la aviación hasta en 80 % en comparación con el queroseno convencional.

Durante el acto de la firma, Maarten Wetselaar, consejero delegado de Cepsa, ha asegurado que: "La descarbonización del transporte aéreo es uno de los principales retos de nuestro tiempo y Cepsa se compromete a desempeñar un papel fundamental en la consecución de ese reto junto a importantes socios como Etihad. Alianzas como la que alcanzamos hoy refuerzan nuestra determinación de transformar el transporte aéreo en un modo de transporte más sostenible".

Por su parte, Adam Boukadida, director financiero de Etihad Aviation Group, ha señalado: “La descarbonización de la aviación es el mayor reto al que se enfrenta nuestra industria y el desarrollo de un combustible de aviación sostenible comercialmente viable es un requisito clave para cumplir el objetivo de sostenibilidad del sector aéreo. Nuestro memorando de entendimiento con Cepsa nos permite abordar el primer reto, crear una demanda de SAF, lo que a su vez fomenta una mayorproducción y aumenta la disponibilidad para acabar reduciendo los costes y permitir una mayor adopción de SAF por parte de la industria en general. Se trata de un efecto de bola de nieve, que es esencial si queremos superar los principales retos que se interponen en el camino hacia una solución comercialmente viable".

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies