Fortalecer la gobernanza, una estrategia clave para para acelerar el desarrollo en materia de ESG

Hablar de sostenibilidad es hoy moneda corriente en el universo empresarial. La agenda de medio ambiente, social y gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) se ha instalado con fuerza en el último tiempo. Sin dudas, nos encontramos en un punto de inflexión dentro de las organizaciones. Inversores, empleados, consumidores y el público en general, actualmente, esperan más de una empresa y hay un pedido -a veces implícito y a veces explicito- de que las compañías aborden activamente las prioridades y oportunidades vinculadas a los criterios ESG.  

Un informe publicado a comienzos de este año por la consultora internacional EY, elaborado a partir de un estudio llevado a cabo por Julie Linn Teigland, Responsible del área Managing Partner and EY Global Leader – Women. Fast forward y Andrew Hobbs, EY EMEIA Public Policy Leader, afirma que los ejecutivos ,hoy en día, creen que incorporar los criterios ESG se trata, sobre todo, de una importante oportunidad comercial y de crecimiento. Para las empresas líderes, será una ruta hacia la innovación a través de productos, servicios e incluso modelos de negocio, lo que les permitirá dar forma al futuro de su industria y mantenerse un paso por delante de la disrupción.

En medio de un contexto de constantes cambios, el informe presenta algunos de los temas clave que permitirán a las juntas directivas posicionarse de manera efectiva para abordar los próximos desafíos en materia de sostenibilidad mientras aprovechan las oportunidades emergentes. Estos temas incluyen:  en primer lugar, integrar los criterios ESG en una estrategia de crecimiento a largo plazo, en segundo lugar, afrontar los desafíos internos y externos en las empresas, y, por último, tres prioridades que apoyan la toma de decisiones estratégicas en materia ESG.

1. Integrar ESG en una estrategia de crecimiento a largo plazo

En primer lugar, los expertos de EY sostienen que las empresas y las juntas directivas que ponen los criterios ESG en el centro de su estrategia pueden desarrollar resiliencia al riesgo, al tiempo que impulsan nuevas oportunidades de crecimiento.  En este sentido, explican que, actualmente, los líderes y los miembros de la junta directiva reconocen la importancia de los factores ESG para cumplir con las expectativas cambiantes de las empresas:  por un lado, según una encuesta también elaborada por EY, el 84% dice que "la pandemia de COVID-19 aumentó las expectativas de los stakeholders de que su empresa impulsará el impacto social, la sostenibilidad ambiental y el crecimiento inclusivo" y, por el otro, el 86% dice que “el enfoque en ESG y el crecimiento sostenible e inclusivo han sido fundamentales para generar confianza con sus stakeholders en los tiempos de incertidumbre de hoy".

Sobre este punto, los investigadores dirán que es indispensable que las compañías cuenten con un plan que contemple objetivos no sólo a corto plazo, sino también a mediano y largo término. En este sentido advierten que existe el riesgo de que las empresas se centren únicamente en el "ahora" de la sostenibilidad, en lugar de tener un ojo en el futuro. Esto supone un problema ya que la agenda de sostenibilidad avanza muy rápido. En esta misma línea el informe afirma que un gobierno corporativo sólido será clave para cumplir con las expectativas cambiantes de los stakeholders, desarrollar resiliencia a los riesgos y aprovechar las oportunidades de crecimiento de la agenda ESG. Un ejemplo sería la necesidad de tomar decisiones estratégicas que equilibren eficazmente la creación de valor a corto y largo plazo.

2. Desafíos internos y externos que enfrentan las empresas hoy en día

En segundo lugar, el estudio vaticina que, para cumplir con su agenda ESG mientras gestionan una volatilidad significativa, las empresas deben aclarar el mandato de sostenibilidad de la junta directiva. La investigación afirma que, si bien se ha logrado un progreso alentador en la forma en que los líderes y las juntas directivas rigen el enfoque de su organización con respecto al valor a largo plazo y los factores ESG, los desafíos internos y externos significativos se interponen en el camino para cumplir con una ambiciosa agenda de sostenibilidad principalmente a causa de dos cuestiones: por un lado,  porque, externamente, están preocupados por la incertidumbre económica a corto plazo, sin duda reflejando en parte la continua disrupción del mercado causada por las variantes de COVID-19. Y, por el otro, internamente, les preocupa si las juntas directivas ya han establecido un mandato claro para integrar los factores ESG en la toma de decisiones estratégicas importantes. La capacidad de responder rápida y eficazmente a la volatilidad y la disrupción – y establecer una nueva dirección para el crecimiento sostenible – requiere un liderazgo integrado y decisivo que se centre en la resiliencia empresarial a largo plazo y no solo en la respuesta inmediata a la crisis a corto plazo, argumenta el informe.

Sobre este punto, Teigland y Hobbs advierten en su análisis que, para liberar el valor de la agenda ESG de una empresa, es fundamental un enfoque claro en el largo plazo. Las juntas directivas desempeñan un papel esencial en la alineación de las iniciativas de sostenibilidad con la dirección estratégica de la empresa, asegurándose de que se enfoque en temas materiales (tanto riesgos como oportunidades), el establecimiento de objetivos y responsabilidad, y la evaluación del desempeño de la empresa a nivel global. Si bien la implementación ESG se resolverá a unidades de negocio individuales, las juntas directivas cumplen un rol central en el establecimiento de una dirección estratégica clara, enfocándose en el largo plazo y desarrollando un plan para evitar la fragmentación y la duplicación.

3. Tres prioridades que apoyan la toma de decisiones estratégicas en ESG

Por último, la publicación de EY apunta a que un modelo operativo eficaz de la junta directiva, los nuevos enfoques para la recompensa y la remuneración y los informes ESG respaldarán el crecimiento sostenible a largo plazo. Al respecto, el documento dirá que el paso a una economía sostenible plantea dudas sobre si algunas juntas directivas necesitan repensar su modelo operativo central y si tienen la agilidad para responder a un entorno que cambia rápidamente. En este sentido cabe preguntarse ¿Tienen los datos creíbles y con visión de futuro que necesitan y las herramientas digitales para analizar sus implicaciones? ¿Dedican suficiente tiempo a la agenda de ESG, dadas las muchas exigencias de su tiempo?

Un elemento que introduce el informe acerca de esta temática es que la diversidad de habilidades, experiencias, puntos de vista y cultura con un fuerte componente diverso conduce a diferentes ideas y pensamientos. Esto, a su vez, es fundamental para el pensamiento "combinativo" necesario para encontrar soluciones innovadoras a problemas ESG complejos. Se ha demostrado que la diversidad da como resultado una mejor resolución de problemas y mejores decisiones, lo que ayuda a garantizar que se desafíen las suposiciones y las creencias arraigadas, y se aireen diferentes perspectivas.

Por otra parte, los expertos analizan que construir la conciencia, las habilidades y el conocimiento ESG de la junta directiva es fundamental si deben hacer las preguntas correctas y desafiar la gestión de los temas de sostenibilidad a corto y largo plazo. Además de incluir habilidades de sostenibilidad como criterio al evaluar nuevos candidatos para juntas de supervisión. Un ejemplo sería establecer grupos asesores para la junta directiva, quizás incluyendo académicos o científicos que tengan una comprensión particular de los problemas ambientales o sociales. Asimismo, otra palanca estratégica que se puede utilizar para mejorar la responsabilidad del liderazgo en materia de sostenibilidad es la remuneración de los ejecutivos y los planes de incentivos.

Finalmente, la investigación arriba a la conclusión acerca de que una agenda ESG que sea capaz de generar valor a largo plazo debe estar vinculada a la estrategia empresarial, pero también a la gobernanza. A menos que esté en el centro de la gobernanza, las posibilidades de éxito a largo plazo se verán socavadas. Es necesario que haya un espíritu de colaboración a medida que se lleva a cabo esta importante transformación de la sostenibilidad y emergen las mejores prácticas.  

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top