Esta vez se celebró una doble ceremonia de entrega de las ediciones XV y XVI en Madrid. Este año los Premios de Conservación de la Fundación BBVA reivindicaron la necesidad de detener la grave crisis global de biodiversidad que está poniendo en riesgo el futuro de las nuevas generaciones.
Fundación BBVA reconoce a agentes que lideran iniciativas que protegen la biodiversidad

El pasado martes 30 de noviembre se llevó a cabo la doble ceremonia de las ediciones XV y XVI de los Premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad, en Madrid. Este año, uno de los mensajes principales de los galardonados fue que la crisis de la biodiversidad a escala planetaria es uno de los mayores y más acuciantes desafíos globales del siglo XXI. A pesar de la envergadura del reto, los expertos se mostraron optimistas y afirmaron que todavía estamos a tiempo de frenar este grave proceso de degradación ambiental que está poniendo en riesgo el futuro de las nuevas generaciones. Desde hace más de dos décadas, la Fundación BBVA promociona el conocimiento en ecología y biología de la conservación, las actuaciones en defensa de la preservación de la naturaleza basadas en la evidencia científica y la sensibilización de la sociedad con respecto a este gran desafío de nuestro tiempo.

En la categoría de Conservación de la Biodiversidad en España, los galardonados han sido la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos en la edición XV (fallada en 2020), por el éxito de su programa para recuperar a esta ave en peligro crítico de extinción, y la Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura (ADENEX) en la edición XVI (fallada en 2021), por sus cuatro décadas de trabajo para preservar el patrimonio natural de Extremadura. La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) ha recibido el premio por “recuperar y conservar los últimos quebrantahuesos del Pirineo, […] así como por su éxito al lograr que vuelva a criar en lugares como los Picos de Europa de donde se había extinguido hace más de medio siglo”, afirma el jurado.

La Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura (Adenex), fundada en 1978, es una asociación pionera en la conservación de la naturaleza en España. Ha sido galardonada “por sus cuatro décadas de trabajo en defensa del patrimonio natural en Extremadura”, afirma el acta del jurado. Adenex tuvo un papel clave en la protección del que hoy es Parque Nacional de Monfragüe, y se caracteriza por emprender proyectos transversales que implican a amplios sectores de la sociedad y buscan vincular a la población con su medio, a través del voluntariado y la educación ambiental.

Por su parte, el Premio Mundial se ha otorgado a la Fundación International Animal Rescue (IAR) Indonesia, por su trabajo para proteger el hábitat de los orangutanes y otras especies únicas en la isla de Borneo, y al proyecto del Banco de Semillas del Milenio en el Jardín Botánico de Kew, en Londres, por su contribución a la conservación de la biodiversidad vegetal del planeta. Esta ha sido premiada por su labor conservacionista en el Parque Nacional Bukit Baka Bukit Raya, en Borneo, para proteger el hábitat de los orangutanes y otras especies únicas. El acta subraya la capacidad de esta organización para crear “estrategias de conservación a largo plazo en un ecosistema asediado por la deforestación” a causa de las plantaciones de aceite de palma.

Finalmente, en la categoría de Difusión del Conocimiento y Sensibilización, los galardonados han sido Antonio Cerrillo, por la excelencia del periodismo ambiental que ejerce desde las páginas de La Vanguardia, y el investigador del CSIC Fernando Valladares, por su excepcional contribución a la divulgación científica sobre los grandes desafíos del medio ambiente.

El director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, ha recordado que “el origen último de las pandemias como el SARS-CoV-2 está en la zoonosis motivada por la constante invasión y explotación por los seres humanos del espacio natural de otras especies”. Por lo tanto, para evitar el riesgo de nuevas pandemias, “reviste la mayor importancia respetar y preservar los ecosistemas y cambiar el modo prevalente de extraer animales de sus hábitats para consumo y entretenimiento de los humanos”. En este contexto, Rafael Pardo ha celebrado que “las organizaciones conservacionistas, la comunidad científica y la amplia comunidad dedicada a la comunicación medioambiental son, sin duda, los tres agentes que están liderando el cambio” frente a la crisis ambiental, y por todo ello “reconocemos y agradecemos enormemente el talento, el esfuerzo y el compromiso apoyado en el conocimiento de los premiados hoy”.

En su discurso, el director de la Fundación BBVA ha anunciado la creación de un nuevo galardón “para completar esta familia de premios comprometidos con la preservación de la naturaleza”, cuyo objetivo será reconocer a escala global “aportaciones conceptuales de amplio alcance para repensar la relación de los humanos con la naturaleza, desde el estatus y derechos de los animales a los de los ecosistemas y la naturaleza toda”. Este nuevo premio, según ha explicado Rafael Pardo, irá destinado a “contribuciones que, desde un amplio abanico de disciplinas, desde la filosofía y la ética, a la historia, las ciencias sociales y el derecho, la teoría de la literatura y el arte, están construyendo marcos conceptuales innovadores capaces de complementar y ampliar los resultados de la ciencia, contribuyendo a reemplazar la visión que ha guiado la interacción de los humanos con el medio natural desde el arranque de la modernidad y, en particular, en las primeras décadas del siglo pasado”.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top