Según el estudio del Banco Mundial "Jerarquía de ingresos a nivel mundial: el género y la elección de sectores de actividad empresarial", si bien existen muchos elementos en juego en la brecha salarial de género en el medio empresarial, se ha podido establecer que la segregación sectorial es un factor clave. Las mujeres que se incorporan a sectores dominados por los hombres obtienen utilidades 66% superiores que las mujeres que permanecen en sectores tradicionalmente con mayor concentración de mujeres.
Jerarquía de ingresos: la brecha salarial de género se explica en gran medida por la elección del sector de actividad empresarial

Según los economistas Markus Goldstein, Sreelakshmi Papineni y la especialista en género, Paula Gonzalez Martinez, se han conseguido grandes avances en el grado de instrucción de las mujeres y el aumento de las tasas de participación de las mujeres en la fuerza de trabajo en muchos países. Aunque añaden que el progreso para reducir la brecha salarial de género, que representa la mediana de ingresos de todas las mujeres en relación de la de todos los hombres, ha sido lento. Si bien existen muchos elementos en juego en la brecha salarial de género en el medio empresarial, se ha podido establecer que la segregación sectorial es un factor importante .

A partir de un nuevo documento titulado ”Tackling the Global Profitarchy: Gender and the Choice of Business Sector”, un estudio del Banco Mundial sobre la "Jerarquía de ingresos a nivel mundial: el género y la elección de sectores de actividad empresarial" que da respuestas a nivel global, se ha podido concluir que aunque existen muchos elementos que explican la brecha salarial de género en el entorno empresarial, la segregación sectorial es un factor clave para entender esta desigualdad. 

Los tres expertos coinciden en que las mujeres suelen adentrarse en sectores distintos de los que eligen los hombres, y los sectores tradicionalmente femeninos presentan menor rentabilidad. Para buscar respuestas a la problemática de la jerarquía de ingresos, los expertos han lanzando varias cuestiones: ¿Las mujeres obtienen mayores ganancias en sectores tradicionalmente considerados como masculinos? ¿Podemos aprender algo de las empresarias que han sorteado con éxito algunos de los desafíos y logrado ingresar en sectores de alta rentabilidad dominados por los hombres? ¿Cuán grandes son las brechas de ingresos al tener en cuenta las diferencias entre sectores de actividad empresarial en todo el mundo?

Para conseguir los datos del estudio, el grupo de trabajo elaboró encuestas sobre el futuro de los negocios entre microempresas y pymes de todo el mundo que poseen una página activa en Facebook. El Banco Mundial, Facebook y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) diseñaron y realizaron la encuesta bienal que abarcó a 97 países y 55 932 empresas de propiedad tanto de hombres como de mujeres en sectores tradicionalmente dominados por el mismo sexo o por el sexo opuesto. Los datos extraídos de la encuesta para el estudio fueron los más recientes, a diciembre de 2018. 

Del estudio, se desprende que las mujeres que incursionan en sectores dominados por los hombres obtienen utilidades 66 % superiores que las mujeres que se quedan en sectores tradicionalmente con mayor concentración de mujeres . Según esta tendencia, se genera una “jerarquía de ingresos”, en la que los hombres que desarrollan sus carreras profesionales en sectores dominados por los hombres obtienen los mayores ingresos. Por otro lado, las mujeres que emprenden en sectores en los que dominan los hombres y los hombres que trabajan en sectores con mayor concentración de mujeres perciben salarios intermedios. Por último, las mujeres que incursionan en sectores con mayor concentración de mujeres obtienen los ingresos más bajos.

A escala mundial, en promedio, las empresas que pertenecen a hombres en sectores dominados por los hombres generan utilidades que alcanzan un poco más del doble, es decir 116 %, de las utilidades que generan las empresas de propiedad femenina en sectores con mayor concentración de mujeres.

Si se tiene en cuenta la jerarquía de ingresos según los países desarrollados y los países en desarrollo, en los primeros, las empresas de propiedad de hombres generan más rentabilidad que las empresas de propiedad de mujeres en cualquier sector. En los países en desarrollo, las empresas de propiedad de hombres en sectores con mayor concentración de mujeres y las mujeres que emprenden en sectores dominados por los hombres generan aproximadamente las mismas utilidades. La conclusión de ambos grupos de países es que las empresas que pertenecen a mujeres en sectores con mayor concentración de mujeres son las que generan menos utilidades.

En muchos de los casos, las empresas de propiedad de mujeres se concentran en el sector del comercio minorista y los sectores de servicios como el de salud, educación y servicios sociales que conllevan un bajo nivel de inversión y de crecimiento, en comparación con los sectores de manufacturas, construcción y minería, según explican los expertos del estudio. Por otra parte, la revolución digital también puede explicar la mayor distancia salarial y en lo que respecta a la participación, la brecha de género es más pronunciada en el sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

¿Qué perfil tienen las mujeres que incursionan en los sectores masculinos?

Según el estudio, las mujeres que poseen empresas en sectores dominados por los hombres suelen ser mujeres más jóvenes, casadas y con mayores probabilidades de haber heredado el negocio que las mujeres que emprenden en sectores con mayor concentración de mujeres. En el primer caso como en el segundo, las mujeres tienen el mismo nivel de instrucción, pero las primeras exhiben un mayor nivel de eficacia personal y un mayor grado de aptitudes socioemocionales, pero una menor identidad emprendedora y un menor compromiso con el sector. Otro dato curioso es que las mujeres que emprenden en sectores dominados por los hombres dedican más horas al trabajo por semana y presentan una menor proporción de empleadas en sus empresas en comparación con las que son de propiedad de mujeres en sectores con mayor concentración de mujeres.

Estudiar e identificar los perfiles de las mujeres que se han integrado con éxito en los sectores de alta rentabilidad dominados por los hombres ayuda a plantear y elaborar medidas políticas que permitan a las mujeres crear empresas que contribuyen positivamente al crecimiento a la vez que reducen las brechas salariales de género. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top