Publicado el
La colaboración entre hogares y colegios impulsa la sostenibilidad a través de la educación ambiental, fomentando un compromiso compartido hacia un futuro más verde y consciente.
Fomentando la sostenibilidad a través de la educación ambiental: colaboración entre familias y escuelas

El panorama ambiental ha sido abordado desde diversos ángulos a lo largo de los años, con términos como cambio climático, calentamiento global, agujero en la capa de ozono y efecto invernadero resonando constantemente en nuestro entorno mediático y político. Este desafío, sin duda, demanda soluciones tangibles con prontitud, tanto desde las esferas globales como desde nuestros propios hogares. Todos podemos ser agentes de cambio, adoptando pequeñas acciones y transformando nuestras rutinas diarias, mientras educamos a las nuevas generaciones en el respeto y la preservación del medioambiente.

La filosofía educativa Montessori ofrece un enfoque ejemplar al respecto, abogando por una educación temprana que fomente la armonía con la naturaleza y cultive un compromiso de por vida con la sostenibilidad. Esta labor conjunta entre la escuela y el hogar es la clave fundamental para crear una conciencia ambiental sólida en las generaciones venideras.

Una labor en conjunto, escuela y hogar

Educar a las nuevas mentes sobre esta situación tiene que ser una tarea multienfoque. Por ello, es de suma importancia que se inculque tanto desde los colegios como desde los hogares. Es imprescindible que los alumnos puedan ver reflejado mediante el ejemplo y la práctica constante lo que aprenden en los centros educativos.

Con lo que, lo ideal es seguir reforzando diariamente en casa todas aquellas actividades educativas que se realicen en la escuela para que así el alumno lo relacione cada vez más con un entorno conocido y como una labor que es sustancial extrapolar en casa.

Además, siguiendo la filosofía Montessori, los estudiantes asimilan mejor a través de un aprendizaje práctico y experiencial, donde los guías, ya sean padres o profesores, creen un ecosistema que fomente la curiosidad innata de los niños y ofrezca oportunidades de descubrimiento y exploración.

Este marco de aprendizaje resulta efectivo para fomentar la educación ambiental, ya que alienta a los más pequeños a observar e interactuar con el mundo que los rodea y desarrollar un sentido de respeto y pertenencia hacia la naturaleza.

Así, existen muchas maneras divertidas y útiles que podemos realizar desde casa con los más pequeños para incentivar la educación ambiental. 

Ideas creativas para fomentar la educación ambiental desde casa

  • Hablar directamente sobre el medioambiente: para inculcar hábitos nuevos en la rutina diaria, siempre es primordial empezar por lo más básico. En este caso, es recomendable hablar de forma clara pero sencilla sobre la realidad del cambio climático y la sostenibilidad para que puedan empezar a formar fundamentos lógicos y coherentes sobre la situación, utilizando recursos como cuentos, dibujos y contenido audiovisual relacionado.
  • Introducir la regla de las tres erres (reducir, reutilizar y reciclar) como un principio básico de consumo responsable, promoviendo su práctica en actividades cotidianas. En este sentido hay infinitas opciones que se pueden hacer con los más pequeños.
  • Cultivar un huerto en casa: esto contribuye a través del trabajo diario, tareas agrícolas, conocimiento y el cuidado de las plantas a fomentar el respeto por la naturaleza, crear responsabilidad ambiental y además para sentar las bases para una alimentación saludable.
  • Contacto directo con la naturaleza: No hay mejor forma de empatizar con el medioambiente que conectando con la naturaleza y comprendiendo todo lo que nos ofrece el campo.
  • Participar en actividades de limpieza ambiental en entornos naturales, como playas y montañas, promoviendo la responsabilidad y el cuidado del medioambiente. Se debe aprovechar cualquier oportunidad para continuar con la labor de aprendizaje medioambiental y cuidado del planeta.

En resumen, la educación ambiental desempeña un papel crucial en la lucha contra el cambio climático, y es nuestra responsabilidad inculcar estos valores en las generaciones futuras, transformando nuestros hábitos y estilos de vida para el beneficio del planeta tierra.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies