Publicado el
La iniciativa “Sistemas Alimentarios Sostenibles”, plataforma de trabajo sectorial impulsada por Forética, ha publicado recientemente un informe en el cual advierte que, los sistemas alimentarios son esenciales y, a la vez, se enfrentan a una década crítica. Según los expertos, ahora es el momento de transformar los retos del sector en oportunidades para seguir creciendo prósperamente y alimentar a una población global creciente de manera saludable, asequible y dentro de los límites planetarios.
Sistemas alimentarios sostenibles, la fuerza transformadora del futuro

En medio de una era donde la conciencia ambiental y la preocupación por la seguridad alimentaria están en constante aumento, la iniciativa "Sistemas Alimentarios Sostenibles", liderada por Forética, emerge como una luz guía en el horizonte. Su reciente informe ha puesto de relieve la urgencia y la oportunidad que enfrenta el sector alimentario en esta década crítica. La iniciativa impulsada por Forética es una plataforma de trabajo sectorial que tiene como objetivo contribuir a la transformación sostenible de los sistemas alimentarios, a partir del liderazgo del sector privado. Este proyecto se presenta como el punto de referencia en España para el impulso y acompañamiento de las empresas y organizaciones en el marco de los sistemas alimentarios, a través de la ruta de transformación hacia la sostenibilidad.

Los sistemas alimentarios, omnipresentes en nuestras vidas diarias, son fundamentales pero a la vez enfrentan una encrucijada crítica. El crecimiento de la población mundial, la necesidad de alimentación saludable y accesible, junto con los límites planetarios cada vez más evidentes, plantean desafíos significativos para todos los actores involucrados en la cadena alimentaria.

En este sentido, la publicación afirma que el sistema alimentario desempeña un papel fundamental para las personas, la economía y el planeta. No solo alimenta a más de 8 mil millones de ciudadanos, sino que proporciona empleo a más de la mitad de la población trabajadora. En términos económicos, genera beneficios por un total de 10,07 billones de dólares y se proyecta que seguirá creciendo a una tasa anual del 6,53% en los próximos cuatro años.

En un escenario como el actual, atravesado por la emergencia climática y el crecimiento poblacional, los expertos de Forética plantean en el documento que los sistemas alimentarios son esenciales y, a la vez, se enfrentan a una década crítica. Ahora es el momento de transformar los retos del sector en oportunidades para seguir creciendo prósperamente y alimentar a una población global creciente (se estima que seremos 9,7 mil millones de personas en 2050) de manera saludable, asequible y dentro de los límites planetarios.

El informe explica que, en el marco de los esfuerzos globales, el parlamento europeo aprobó una nueva ley que exigirá, a partir de diciembre 2024, a las empresas de garantizar que ciertos productos, como el ganado, el cacao, el café, la soja, y el aceite de palma, no provoquen la deforestación ni degradación forestal. Esta regulación reconoce la responsabilidad empresarial en la protección de la naturaleza puesto que utiliza y depende de sus servicios de manera significativa. No obstante, es crucial considerar el impacto industrial de la regulación. La realización de una debida diligencia en toda la cadena de suministro y la implementación de cambios requieren una cantidad significativa de tiempo y recursos por parte del sector, los cuales no se ven reflejados en los precios actuales.

Finalmente, ante la pregunta de ¿Cuáles son los aceleradores de la necesaria transición sostenible de los sistemas alimentarios a nivel global? La investigación de Forética ensaya una posible respuesta y analiza que la innovación, la investigación y la tecnología son las tres claves dentro de la estrategia europea De la Granja a la Mesa que forma parte del Pacto Verde Europeo. Su misión es “evolucionar el sistema alimentario actual hacia un modelo sostenible” para asegurar que los más de 400 millones de ciudadanos europeos tengan acceso a alimentos frescos, seguros, y asequibles dentro de los limites planetarios. No solo se busca que los europeos puedan acceder a alimentos suficientes y asequibles y que el sistema alimentario contribuya a la neutralidad climática de la UE de aquí a 2050, sino también busca garantizar la sostenibilidad social, económica y medioambiental de toda la cadena de valor de los alimentos, promoviendo la competitividad del sector agroalimentario europeo.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies