Publicado el
Así se desprende del informe de la “Red de Seguimiento de microplásticos en ríos y zonas costeras mediante voluntariado”, que recoge los resultados de la tercera campaña coordinada en todo el país llevada a cabo por Cruz Roja y HyT en colaboración con el Proyecto LIBERA. El objetivo de la investigación fue estudiar la presencia de microplásticos en sistemas acuáticos terrestres y marinos.

La contaminación en las playas generada por los residuos que se dejan es visible y palpable. Sin embargo, no es la única. Existe también una contaminación que no está tan a la vista: los micro plásticos en el agua. Las aguas españolas están plagadas de ellos. Así se desprende del informe de la “Red de Seguimiento de microplásticos en ríos y zonas costeras mediante voluntariado”, que recoge los resultados de la tercera campaña coordinada por toda España para estudiar la presencia de microplásticos en sistemas acuáticos terrestres y marinos.

Esta campaña comenzó en 2021 de la mano de Cruz Roja y HyT, gracias a la mediación y apoyo de Proyecto LIBERA para la organización, formación, muestreo y análisis de microplásticos en ríos y zonas costeras, con los objetivos de tomar datos sobre la presencia de estos materiales contaminantes en diferentes puntos, formar una red en dichos puntos, involucrar a la sociedad y divulgar el problema para cambiar conciencias.

Los resultados son contundentes: todos los ríos, arroyos o playas analizadas presentan microplásticos, con una relevante mayoría de fibras frente a otro tipo de elementos plásticos. Y no solo en este último muestreo, de junio de 2022, sino también en los dos anteriores de junio y septiembre de 2021, lo que refleja que su presencia no es algo casual en ríos y playas de nuestro país. Las fibras pueden tener diversas fuentes, pero quizás la más abundante sean las poblaciones, a través de los sistemas de vertido de aguas residuales: cada vez existe más ropa sintética, que por el propio uso y por su lavado en la lavadora va desprendiendo fibras sintéticas de las que está fabricado, muchas de las cuales llegan a los ríos y arroyos, y de ahí al mar. Además de esta fuente, las zonas agrícolas intensivas y las industriales son otras de las documentadas como origen de estos residuos.

Algunos datos del proyecto:

  • 15 Comunidades Autónomas relevadas, 14 ríos, 14 playas
  • Muestreos realizados en 2021 y 2022
  • 100% muestras con microplásticos
  • 200 voluntarios/as involucrados
  • Fibras, fragmentos, films y esponjas identificadas
  • Más de 24.000 litros filtrados en las campañas de kayaks y cerca de 3.000 litros en ríos y arroyos

David León, coordinador de proyectos en HyT expresó: “Volvemos a demostrarlo: el 100% de las muestras de agua analizadas, un total de 14 ríos y 14 playas distribuidas por toda la Península, Islas Canarias, Islas Baleares y Ceuta, contienen microplásticos. Cada vez estamos más habituados a oír estas noticias, pero no debemos relajarnos: su presencia nos alerta de vertidos, falta de gestión, sistemas de depuración ineficientes y, sobre todo, de crecientes riesgos todos los niveles”.

La Red, pensada como un sistema coordinado de acción, se basa en la ciencia ciudadana como eje: a través de una metodología común, una formación específica y materiales sencillos pero efectivos, cada asamblea territorial realiza dos muestreos al año en el arroyo, río o zona costera que selecciona. Las muestras son enviadas al laboratorio de HyT, quien las procesa y analiza según el protocolo publicado en 2020 por esta entidad. El seguimiento que se hace a cada muestra permite trazar muy bien su origen, para ello cada grupo rellena una hoja de campo que envía junto con la muestra y varias fotos. Ya en el laboratorio, todas las muestras se procesan de la misma manera, para reducir posibles errores o fallos en la identificación. Los resultados, tras el análisis de cada campaña, se envían a cada asamblea antes de difundirlos públicamente.

Por su parte, Sara Casas, responsable de Medio Ambiente en Cruz Roja Española advirtió: “Este sistema de coordinación permite a cada asamblea organizar su muestreo de manera independiente, pero con los criterios marcados por los investigadores. En cada campaña, el personal técnico formado es quien recoge la muestra, ya sea a pie o en kayak, pero siempre acompañado de personas voluntarias que quieren aprender y formarse en la actividad: así investigamos y concienciamos al mismo tiempo”.

Finalmente, Sara Güemes, coordinadora de Proyecto LIBERA en Ecoembes afirmó: “Cruz Roja es posiblemente la organización española con mayor capacidad de organización en tareas sociales y ambientales, con presencia en toda España y con personal técnico y voluntario capacitado, formado y motivado. HyT destaca desde hace años como entidad pionera en acciones de ciencia ciudadana, la aplicación de la ciencia a través de la población, y es una de las más potentes en el estudio de los microplásticos en España. ¿Por qué no unir ambas fuerzas en algo estable y sólido?". 

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies