Publicado el
Esta fue una de las conclusiones que se desprendió del estudio que realizó Boston Consulting Group (BCG) en 4 países europeos (Francia, España, Reino Unido y Alemania) entre 4.000 profesionales, con el objetivo de entender cuáles eran las características más valoradas en los líderes actuales.

Boston Consulting Group (BCG) realizó en otoño del pasado año, una investigación en 4 países europeos que contó con la participación de 4.000 profesionales, con el objetivo de entender cuáles eran las características más valoradas en los líderes actuales. El estudio se realizó a través de una encuesta en octubre de 2020 en Alemania, España, Francia y Reino Unido. El análisis de los resultados ha sido realizado por BCG y complementado con una treintena de entrevistas tanto a profesores como a investigadores expertos en liderazgo, miembros de la Asociación Francófona de Gestión de Recursos Humanos.

Este estudio reveló que la consideración, la empatía y la escucha son las cualidades más apreciadas en un buen líder citadas por todos los encuestados, independientemente de la nacionalidad o edad. La primera conclusión de esta investigación revela que, para todos los encuestados, las capacidades orientadas a la gestión de personas son las más valoradas en este contexto. 

Así, la consideración (37%), la empatía (33%), la capacidad de escuchar (31%), la atención al desarrollo de los miembros del equipo (29%) y la capacidad de cuestionarse a sí mismo encabezan la lista de las 16 características mencionadas en el cuestionario sobre el líder ideal. Por su parte, habilidades estratégicas como la capacidad de dar sentido (17%), la capacidad de establecer prioridades (14%) y tener en cuenta las necesidades de los clientes (14%) fueron las menos mencionadas por los participantes.

La investigación muestra que existen tres tipos principales de cualidades de liderazgo en las empresas: estratégicas (head), humanísticas / relacionadas con la gestión de personas (heart) y de ejecución / consecución de resultados (hands). Según Boston Consulting Group (BCG), las organizaciones en proceso de transformación tradicionalmente se centran en cualidades estratégicas (69%), luego en la consecución de resultados (44%) y finalmente en los factores relacionados con las personas (25%). Sin embargo, actualmente, la estrategia y la visión ya no son suficientes para impulsar el compromiso y crear valor, las expectativas de los empleados con respecto al liderazgo han cambiado.

Otro importante aspecto a resaltar es que la necesidad de un líder centrado en las personas y cercano a los equipos también emergió como una de las conclusiones. Esto fue expresado de forma casi idéntica por todas las nacionalidades y generaciones, y no sólo por los más jóvenes. Según el 36% de los encuestados, el fortalecimiento de la cohesión de los equipos será el principal reto de los líderes en los próximos años, por delante de cuestiones a largo plazo como la innovación y la tecnología digital.

La pandemia supuso un desafío mayor para las personas que ocupaban cargos de liderazgo y debieron gestionar diferentes aspectos en sus compañías. Sobre este punto, para el 65% de los profesionales encuestados, los líderes empresariales han estado a la altura del desafío desde el comienzo de la pandemia. Esto es especialmente cierto en el Reino Unido (71%) y Alemania (66%), mientras que el 63% de los franceses y el 60% de los españoles se declaran satisfechos.

Sin embargo, en estas circunstancias, el estudio muestra dos cualidades adicionales que son esenciales en un líder: la adaptabilidad y la capacidad de gestionar la incertidumbre, así como la capacidad de comunicar activa y abiertamente las decisiones tomadas y la situación financiera de la empresa. Otro importante dato que se desprende de la investigación es que sólo el 13% de los no directivos encuestados aspira a dirigir un equipo en 2021. Esta cifra no ha variado en varios años, lo que refleja una cierta incomodidad en el modelo organizativo empresarial y el liderazgo.

Finalmente, el 64% de las y los trabajadores piensa que la capacidad de convertirse en líder se puede adquirir parcialmente y el 24% piensa que se puede adquirir totalmente, siendo los alemanes los que muestran el mayor porcentaje. Los ingleses, en cambio, son los más inclinados a pensar que hay algo innato en el liderazgo (15% frente al 11% de media).

En este sentido, las instituciones de enseñanza superior también tienen un papel relevante transmitiendo a los estudiantes que las habilidades soft, como la capacidad de escuchar, el respeto y la empatía, son tan valiosas como las habilidades hard.  Las empresas se beneficiarían al reconocer y promocionar a los empleados que demuestran cualidades humanas, en lugar de centrarse únicamente en su rendimiento estratégico o técnico.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies