Publicado el
La firma ha establecido objetivos que le permitirán reducir significativamente sus emisiones totales, compensando y eliminando más carbono del que emite. En consonancia con su apuesta por la sostenibilidad y la generación de valor a largo plazo, la consultora da un paso más en su estrategia estableciendo siete puntos clave en sus planes, no solo para convertirse en una Firma con huella de carbono negativa, sino para reducir las emisiones totales en un 40%.

El compromiso de EY con la sostenibilidad es un eje clave de la estrategia corporativa y la ambición de la Firma por crear valor a largo plazo a todos sus grupos de interés, ambas contempladas en el plan estratégico NextWave lanzado el pasado ejercicio, este plan apoya el propósito de EY para construir un mundo que funcione mejor: Building a better working world.

En esta línea, y firmes en su responsabilidad medioambiental, EY ha anunciado hoy 25 de enero, su compromiso de tener una huella de carbono negativa en 2021, al establecer objetivos que permitirán reducir significativamente sus emisiones totales, compensando y eliminando más carbono del que emite. En consonancia con su apuesta por la sostenibilidad y la generación de valor a largo plazo, EY da un paso más en su estrategia estableciendo siete puntos clave en sus planes, no solo para convertirse en una Firma con huella de carbono negativa, sino para reducir las emisiones totales en un 40%, - en consonancia con los Objetivos Basados en la Ciencia (SBT, por sus siglas en inglés) - y lograr el objetivo de cero emisiones netas en 2025.

Este nuevo objetivo es un paso más tras haber logrado ser neutral en carbono a finales de 2020. EY subraya, de esta manera, su compromiso con el medio ambiente y el crecimiento sostenible a largo plazo. Las medidas clave se centran en siete puntos de actuación:

  • Reducir las emisiones de los viajes de negocios en un 35% para el año fiscal 2025, en comparación con los datos del año fiscal 2019.
  • Reducir el consumo de electricidad en la oficina y suministrarlo con energía 100% renovable, con el objetivo de formar parte del grupo RE100, un grupo de organizaciones comprometidas con la energía renovable, para el año fiscal 2025.
  • Establecer contratos de suministro eléctrico, a través de PPAs, para introducir más electricidad renovable de la que consume EY en las redes eléctricas nacionales.
  • Proporcionar a los equipos de EY las herramientas necesarias para calcular la huella de carbono y poder reducir sus emisiones al realizar su trabajo para los clientes.
  • Usar soluciones y tecnologías verdes de reducción de carbono para eliminar de la atmósfera o compensar más carbono del que EY emite cada año.
  • Invertir en servicios y soluciones que ayuden a los clientes de EY a descarbonizar de manera rentable su actividad de negocio y brindar soluciones a otros desafíos y oportunidades ligados a la sostenibilidad.
  • Exigir al 75% de los proveedores de EY que establezcan objetivos basados en la ciencia para la descarbonización para el año fiscal 2025.

Carmine Di Sibio, Presidente y Consejero Delegado de EY a nivel global, afirma que:“Creemos que combatir el cambio climático es un elemento vital para construir un mundo que funcione mejor. Si bien este desafío es único y diferente para cada organización, nos inspiran aquellos que están estableciendo objetivos ambiciosos a pesar de las dificultades a las que se enfrentan. Los profesionales de EY tienen un alto grado de compromiso a la hora de afrontar grandes retos y con la fuerza que nos dan los cerca de 300.000 profesionales que forman EY, no solo queremos transformar a la Firma en un líder en sostenibilidad, sino también ayudar a nuestros clientes a lograrlo ".

Además de la labor que están realizando los equipos de EY para alcanzar sus objetivos en sostenibilidad y lograr una huella de carbono negativa, EY también está ampliando su estrategia de sostenibilidad mundial, que se centrará en ayudar a los clientes a innovar y a utilizar la tecnología para reducir sus propias emisiones de carbono, impulsando al mismo tiempo un crecimiento económico sostenible y generando valor a largo plazo.

EY continúa invirtiendo en tecnología y transformando su negocio, apuesta que se ha visto acelerada por la pandemia. Se espera que muchos de los cambios que se han implementado como resultado de la COVID-19 ayuden a EY a lograr sus ambiciones en sostenibilidad, ayudando a sus profesionales a aprender e implementar nuevas formas de trabajar.

El anuncio realizado hoy está en la línea con otras acciones que ha adoptado la firma para reducir el impacto ambiental e impulsar el crecimiento sostenible. Entre ellas, la colaboración con la Iniciativa de Mercados Sostenibles promovida por el Príncipe de Gales; el S30, grupo de 30 de los líderes mundiales en sostenibilidad enfocados en acelerar las acciones de las organizaciones en materia de sostenibilidad y unirse a la “Terra Carta” - carta que pone la sostenibilidad en el centro del sector privado-. EY también está jugando un papel de liderazgo en el World Economic Forum’s International Business Council, que ha desarrollado un conjunto básico de métricas y reporte sobre factores no financieros para inversores y otros grupos de interés.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies