La contaminación de nuestras costas es cada vez un problema más grave. Ante el insostenible modelo económico lineal de producir, usar y tirar, se hace necesario curvar esa línea hacia un modelo circular, en el que se de utilidad a los residuos y se reintegren en el sistema y no acaben en nuestras costas y mares. En este sentido, como parte del compromiso de The Coca-Cola Company de avanzar hacia Un Mundo sin Residuos, se puso en marcha la iniciativa Mares Circulares.
Mares circulares: el proyecto de Coca‑Cola para ayudar a reducir los residuos de nuestras costas

Hace tiempo que Coca-Cola en España pasó la acción para ser parte de la solución, poniendo en marcha diversas medidas e iniciativas para acabar con la contaminación marina y promover la transición hacia una economía circular. Entre ellas destaca la iniciativa Mares Circulares, que arrancó en 2018, tanto por lo ambicioso de sus objetivos como por ser un proyecto en red que trasciende la propia compañía. Tras dos años de logros, esta iniciativa de Coca-Cola en España y Portugal para limpiar playas y entornos acuáticos, fomentar el reciclaje e impulsar la economía circular inicia ahora su tercera edición. Y lo hace, como en 2019, de la mano de cientos de organismos públicos y privados -en 2019 fueron más de 400, más del doble que en la primera edición-, así como de un comité de expertos.

Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola en España, destacó que “Este proyecto de alianzas está en evolución. Hay que seguir trabajando en el marco de la economía circular para garantizar la sostenibilidad futura de nuestros mares”. Al igual que en 2019, lo más urgente para la compañía líder en el sector, es retirar los residuos de aquellos lugares en los que nunca debieron estar: las playas, las reservas marinas y el fondo de mares y océanos. Para ello, Coca-Cola volverá a apoyarse en tres organizaciones que llevan años implicadas en acciones de intervención directa para alcanzar el equilibrio y la sostenibilidad en los mares: la Asociación Chelonia, la Fundación Ecomar y la Asociación Vertidos Cero, así como en la Liga para a Protecção da Natureza en el caso de Portugal.

En la campaña de 2020, Coca-Cola tratará de reeditar los buenos resultados de 2019. Entonces, con la ayuda de Ecomar, Chelonia y otras entidades, se logró duplicar el número de voluntarios, hasta alcanzar los 11.660, para limpiar 100 playas y otros entornos acuáticos de España y Portugal. Gracias a su trabajo, se recogieron 313 toneladas de residuos, incluidas cinco toneladas de plástico PET. Desde el inicio de la pandemia, el proyecto viene adaptándose a las circunstancias para seguir trabajando contra la problemática de la basura marina.

Además, este año se ha puesto en marcha un curso formación online, accesible para cualquier ciudadano mayor de 14 años que lo quiera realizar, y con el que la compañía sigue apostando por la sensibilización como uno de los pilares para alcanzar un mundo sin residuos.

Mares Circulares se enmarca dentro un Mundo sin Residuos, entre cuyos objetivos figuran recoger el equivalente al 100% de las latas y botellas comercializadas, apostar por la innovación en envases sostenibles y fomentar la cultura de la reutilización y el reciclaje. Así, por ejemplo, el 99% de los envases que comercializa en España son reciclables, y contienen al menos un 25% de material reciclado, con el objetivo de llegar al 50% en 2022. Más allá de estas metas, no obstante, Mares Circulares es sobre todo un ejemplo de colaboración entre voluntarios, pescadores, ONG y entidades públicas y privadas que trabajan en red para limpiar los residuos de nuestras costas y mares.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top