Así define José María Batalla -el director de esta B Corp española- la característica diferenciadora de esta agencia de publicidad, donde "el punto de vista de un síndrome de Down es tan válido como el de una holandesa". Ahora, se ha decidido a escribir un libro contando lo que ha aprendido trabajando con gente muy especial durante cinco años para ayudar a "volver a pensar como seres humanos imperfectos"
JoséMaría Batalla , director de La Casa de Carlota

¿Cuál es la principal lección aprendida en este tiempo que lleva dirigiendo La Casa de Carlota?

Básicamente y aunque suene muy hippie, que vivimos en una época en la que las empresas tenemos no solo la oportunidad, sino la obligación de cambiar el mundo. Si además somos una empresa creativa, tenemos que revolucionarlo. El mundo está muy aburrido y triste. Hay que devolverle un poco de irreverencia y alegría. Trabajar rodeado de este talento tan diferente te anima a pensar así. jmbatalla2

¿Por qué se embarcó en esta aventura?

Por un lado, porque los creativos vivimos constantemente en la ansiedad de encontrar caminos diferentes. Somos unos culo inquietos  y llega una edad en la que toca salir de zonas de confort o empiezas a morirte lentamente. Pero quizás lo más importante es la parte humana que te aporta La Casa de Carlota. Tener creativos que te abrazan, que no saben lo que es el ego, que llevan la humildad como bandera, es impagable. Experimentar y trabajar con tipos absolutamente diferentes a mi y que viven en un planetas que nada tiene que ver con el que yo me relaciono, es algo tremendamente enriquecedor. 

Ustedes han apostado radicalmente por la diversidad para enriquecer sus campañas, ¿es rentable?

Lo más valioso de un agencia de publicidad o estudio de diseño son las ideas. Es lo que vendemos y por lo que los clientes y sus marcas nos pagan. Las ideas nacen cuando dispones de talento y de puntos diferentes para resolver un problema de diseño. En La Casa de Carlota, el punto de vista de un síndrome de Down es tan válido como el de una holandesa o el de un vegetariano. La diversidad es creatividad. 

¿Por qué ha escrito este libro? 

Porque tengo la necesidad de explicar y compartir todo lo que me está pasando. Creo que en estos cinco años de La Casa de Carlota he descubierto cosas que no había experimentado en todos mis años de profesión. Lecciones de vida, de profesión, de humildad. Lecciones que aplicadas al mundo de la empresa pueden ayudarnos a volver a pensar como seres humanos imperfectos y diversos

¿Qué significa ser reconocido Naciones Unidas?

Bueno. Un orgullo impresionante y seguramente inmerecido. La verdad es que te sientes enormemente pulga cuando entras y explicas en esa sala tan importante lo que estás haciendo en tu empresa. Pero también sientes que vale la pena liarse la manta a la cabeza y luchar por cambiar las cosas y romper estereotipos. 

Ustedes han apostado por trabajar con personas con capacidades distintas, personalmente ¿cómo cree que eso le ha influenciado como persona?

Mucho más de lo que imaginaba. Para empezar, borras cualquier ápice de prejuicios de todo tipo. Piensa que para que mis clientes triunfen con las campañas y diseños que proponemos en La Casa de Carlota,  dependemos  del trabajo de personas con síndrome de Down, de autistas y de jóvenes irresponsables y tremendamente ambiciosos que trabajan por primera vez en un estudio de diseño. No es fácil entenderlo y a los más veteranos nos ha costado aceptarlo. Pero el crecimiento personal y ya no solo profesional, es enorme. 

¿Qué recomendaría a otros empresarios y emprendedores?

Que empiecen a disfrutar de su trabajo. Que se rían. Que piensen como un niño. Que bailen en los consejos de administración. Que aprendan a vivir en el caos. Que sean tremendamente ambiciosos y soñadores. Que se lo cuestionen todo 30 veces. Que tengan el sentido común de Hommer Simpson. Que contraten a gente diferente. Que acepten la diversidad, no solo la que viene de personas con síndrome de Down, sino también de los que llevan piercings, tatuajes, pantalones rotos o los que no piensan exactamente igual que ellos.  

¿Te ha gustado el artículo?

5 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top