A nivel internacional, sobresalen Unilever y L'Oréal como líderes en la lucha contra el cambio climático. El registro anual más grande del mundo de cómo las empresas más importantes y con mayor impacto medioambiental responden al cambio climático se ha publicado esta semana por el CDP (la plataforma sin ánimo de lucro sobre información ambiental global)
RSE.- 9 empresas españolas reconocidas por su lucha contra el cambio climático

Picking up the pace, la segunda edición de la serie anual Tracking corporate action on climate change, revela que ha aumentado el número de empresas líderes que incorporan objetivos de reducción de emisiones de carbono a sus planes empresariales a largo plazo, y que cada vez más estas empresas adoptan las reducciones en las emisiones de carbono que según los científicos son necesarias para evitar el peligroso cambio climático. 

El 14 % de una muestra formada por 1073 empresas ha preparado su crecimiento para el futuro comprometiéndose a fijar objetivos con base científica a través de la iniciativa Objetivos de reducción basados en la ciencia (Science Based Targets)

Se trata de objetivos de reducción de las emisiones que se ajustan al nivel de descarbonización necesario para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los dos grados Celsius. Este es el objetivo central del Acuerdo de París sobre cambio climático firmado por casi 200 países. Otras 317 empresas adicionales (30 % de la muestra) pretenden fijar objetivos con base científica en el plazo de dos años. Gracias a los objetivos actuales, las empresas de la muestran han avanzado casi un tercio (31 %) en el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los dos grados Celsius. Esto es una mejora notable desde el año pasado (25 %), lo que refleja el aumento en la fijación de objetivos con base científica. 

Este análisis incluye los siguientes hallazgos clave:

  • Más empresas planifican un futuro bajo en carbono - El 89 % ha fijado objetivos de reducción de las emisiones para este año (frente al 85 % en 2016); el 68 % ha fijado objetivos de reducción de las emisiones hasta al menos 2020 (frente al 55 %). El 20 % cuenta con objetivos a largo plazo hasta 2030 y en adelante (frente al 14 %), lo que es fundamental para evitar el efecto cerrojo de las inversiones actuales en activos e infraestructura de altas emisiones de carbono.  
  • Disminuir la brecha de emisiones para cumplir los objetivos globales – Si cumplieran sus objetivos actuales, las empresas de la muestra estarían un 31 % más cerca del objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los dos grados Celsius. Esto es una mejora del 6 % frente al 25 % registrado en 2016.  
  • Crecimiento de los objetivos conforme a los últimos avances de las ciencias del clima - El 14 % se ha comprometido con la iniciativa Objetivos de reducción basados en la ciencia (Science Based Targets), de forma que el número de empresas ha aumentado de 94 a 151 en el pasado año, incluidas AkzoNobel, EDP y Unilever. Un 30 % adicional (317 empresas) tiene previsto establecer un objetivo con base científica en el plazo de dos años.
  • La transición hacia un modelo bajo en carbono impulsa la innovación – 
  • Más de un tercio (36 %) de las empresas ofrecen productos bajos en carbono, como vehículos eléctricos y edificios de energía cero (frente al 30 % en 2016). 
  • Tres cuartas partes (75 %) de las empresas afirman que sus productos y servicios permiten que terceros reduzcan sus emisiones, frente al 64 % en 2016. 
  • El 32 % de las empresas utilizan ahora un sistema interno de fijación de precios del carbono, y otro 18 % planifica hacerlo en el plazo de dos años.
  • El número de empresas con un objetivo de consumo de energía renovable ha aumentado un 23 % en el pasado año. Empresas como BT y Unilever se comprometieron a utilizar un 100 % de energía renovable en 2030 como parte de la iniciativa RE100
  • El número de empresas con un objetivo de producción de energía renovable ha aumentado un 36 % el pasado año, de 55 a 75 empresas. 
  • El clima es ahora un tema de alto nivel - El 98 % de las empresas asignan ahora la responsabilidad de cambio climático al consejo de administración o alta dirección, y el 90 % tienen incentivos económicos para cumplir los objetivos climáticos corporativos. 

El CDP también calificó a 160 empresas (de un total de más de 3300) como de categoría A por sus enfoques del cambio climático, la escasez de agua y la deforestación. Para evaluar el rendimiento de las empresas, el CDP trabajó con ADEC, su socio de calificación de cambio climático global, y South Pole Group, su socio de calificación de agua y bosques. Por primera vez, estas tres calificaciones se publican de forma simultánea. Esto refleja la naturaleza integral de los desafíos ambientales a los que se enfrentan las empresas en la actualidad. 

  • La lista A de 160 empresas incluye las siguientes: Colgate Palmolive Company, Diageo Plc., J Sainsbury Plc., Sky Plc. y Sony Corporation. 
  • Unilever y  encabezan la lista. Ambas obtuvieron puntuaciones «A» en las tres áreas del cambio climático, la escasez de agua y la deforestación. Son la prueba de cómo las empresas pueden reducir sus emisiones de CO2, incrementar la seguridad del agua y combatir la deforestación al mismo tiempo que generan beneficios.  
  • Las puntuaciones públicas del CDP destacan la mayor transparencia corporativa y la medición de las acciones medioambientales con carácter general, observándose un incremento del 33 % desde 2013. 

Las empresa españolas que han conseguido formar parte de la lista CDP Climate 2017 son: Acciona, Bankia, CaixaBank, Endesa, Mapfre, Ferrovial, Telefónica, OHL y Red Eléctrica.

El análisis integral de 2017 de CDP, Picking up the pace, evaluó una muestra formada por 1829 empresas. De ellas, 1073 respondieron a la solicitud de información realizada en nombre de más de 800 signatarios de inversores institucionales que gestionan activos por valor de 100 billones de dólares. Estas empresas que respondieron representan el 12 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. La muestra se estableció en 2016 como referencia para la acción corporativa en cambio climático y representa a las empresas más importantes del mundo en términos de capitalización bursátil e impacto ambiental. 

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top