Es un desafío complejo pero necesario, hay que lograrlo si se quiere conseguir los grandes retos del desarrollo sostenible. Esta ha sido una de las principales conclusiones del evento del año en ISR (Inversión Socialmente Responsable)
El reto de involucrar a la ciudadanía en la agenda de la inversión responsable

Más de 200 representantes de entidades financieras, aseguradoras, entidades gestoras, proveedores de servicios ISR, universidades, escuelas de negocios, organizaciones sin ánimo de lucro y sindicatos, se reunieron el pasado jueves para discutir el estado de situación de la Inversión Sostenible en España, durante la celebración del octavo Evento Anual del Foro de Inversión Sostenible (Spainsif).

Durante la jornada, Spainsif hizo un llamamiento para incrementar el presupuesto inversor global, en el que existe un doble déficit. Por una parte, Spainsif ha identificado una primera necesidad de 800.000 millones de dólares en infraestructuras para soportar el crecimiento previsto de las economías, a los que se suma un segundo gap de 700.000 millones, que responde a la necesidad de alinear dichas inversiones con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

La apertura institucional contó con la presencia de representantes de Bankia, anfitrión del acto, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, de la Dirección General de Seguros y de la CNMV, quienes han coincidido en resaltar los aspectos positivos de la inversión sostenible.

En cuanto a la conferencia inicial, Timothée Jaulin aportó información de primera mano sobre la respuesta de los inversores internacionales a los compromisos con el cambio climático y la descarbonización. Seguidamente, el primer taller de trabajo se centró en la experiencia de diversos operadores, nacionales e internacionales, sobre el tema de referencia.

El segundo taller abordó las mejores prácticas ISR de impacto social, con actores representativos de las diferentes opciones, quienes pusieron en común sus aportaciones, animando al desarrollo de este tipo de inversión sostenible, con capacidad de aportar valor de forma directa. 

La conferencia de cierre corrió a cargo de Nicole Notat, presidenta de VIGEO-EIRIS, quien compartió su experiencia en el proceso de implantación del label ISR en Francia, que etiqueta a los fondos de inversión y pensiones según su adscripción a los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (ASG), siendo esta iniciativa una posible referencia para el mercado español.

Finalmente, el presidente de Spainsif, Jaime Silos, explicó los grandes retos del futuro para consolidar el movimiento hacia una inversión sostenible mayoritaria en España. Tras vivir unos años de despegue de la ISR en España hasta rondar los 170.000  invertidos con criterios sociales, ambientales y de buen gobierno, Silos ha alertado que, sin embargo, la participación del pequeño ahorrador es inferior al 10% del total. 

Por ello, según el presidente de Spainsif, “hay que ser capaces de involucrar a la ciudadanía en la agenda de la inversión responsable”. En su opinión, esto ayudará a alcanzar los grandes retos del desarrollo sostenible, al tiempo que generan una oportunidad de participar en instrumentos de inversión rentables y eficientes desde un punto de vista financiero. Asimismo, Silos ha invitado a todos los grupos de interés de la inversión socialmente responsable presentes en el evento anual de Spainsif a construir entre todos un mercado que llegue a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible cuanto antes.

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top