Al trabajar los ODS las compañían deben hacerlo de manera planificada. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible conllevan un espíritu de colaboración y pragmatismo para elegir las mejores opciones con el fin de mejorar la vida, de manera sostenible, para las generaciones futuras. Su ejecución exige un análisis previo
Objetivos de Desarrollo Sostenible: analiza dónde eres experto y aporta el máximo valor

La Fundación SERES ha elaborado una guía partir de la experiencia de 16 empresas activas en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El documento está especialmente diseñado para empresas iniciadas en ODS y cumple la función de ser una hoja de ruta para la implementación de los ODS. 

El documento contempla 5 fases, que recogería los diferentes momentos en los que se puede encontrar una empresa durante su recorrido para la consecución de los ODS: desde la fase más preliminar, pasando por la articulación de los ODS identificados como relevantes para la organización o la puesta en marcha de planes de acción y evaluación del impacto generado. En concreto las fases son: mapa de impacto social, impacto de los ODS, análisis y selección, planificación y proyección, actuación y evaluación. 

La presentación de la Guía realizada esta semana en Madrid contó con la participación de: Ana Antequera Pardo, Directora de Comunicación y RSE de Ebro Foods, S.A.; Carlos Ruiz Alonso, Gerente de Sostenibilidad y Medio Ambiente de Enagás; Gonzalo Sales Genovés, Responsable de Programas de RSC de Ferrovial; Ana Benavente Rodríguez, Gerente de Sostenibilidad de ACCIONA y Miguel Laloma, Director Empresas Fundación SERES.

Ana Sainz, directora general de Fundación SERES ha afirmado que “ODS, con independencia del perfil de cada empresa, suponen una oportunidad única para trabajar estratégicamente en actividades que estén vinculadas directamente con el núcleo del negocio, favoreciendo que las acciones que se realicen tengan un alto impacto y sean sostenibles (perduren en el tiempo). Asimismo, los ODS son una excelente ocasión, para acceder a nuevos mercados, de tal forma que las compañías pueden asegurar la sostenibilidad de su cadena de valor y crear lazos más fuertes en las comunidades donde operan. "Con objeto de inspirar a las empresas en el desarrollo de su  estrategia de RSE, y ayudar a enfocar sus actuaciones en torno a los ODS, hemos considerado necesario construir una hoja de ruta que inspire a las empresas para orientarlas a la consecución de los ODS", indicó Sainz.

Los ODS cubren 17 áreas de progreso económico –social y medioambiental, afectan no solo a países en desarrollo, sino también a países desarrollados y otorgan un papel destacado al hecho de que los actores tradicionales del desarrollo –agencias, ONG, gobiernos…- deban prestar atención a alianzas con el sector privado y la sociedad civil, para alcanzar objetivos de este calado. 

El primer paso ha sido crear un grupo consultivo internacional –cabe destacar que más del 30% de las empresas seleccionadas son españolas-. Desde sus inicios 2014, el Fondo ODS ha invitado a las empresas a la mesa de planificación y creación de todos sus programas. Desde ese período ya están en marcha programas conjuntos en 21 países de América Latina, África, Oriente Próximo y Asia, donde la participación de las compañías resulta fundamental. En su mayoría son micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), emprendedores y cooperativas locales, sumando varios centenares entre los diferentes programas. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top