El director general de Triodos Bank en España nos cuenta en esta entrevista con Diario Responsable lo que significa la banca ética, las finanzas sostenibles y la importancia de la transparencia en el sector financiero. En su opinión, "los bancos deben conocerse más por lo que hacen con nuestro dinero que por la rentabilidad que tienen"
Mikel García-Prieto: "Tras 15 años en España, sabemos que combinar impacto, rentabilidad y riesgo es la clave de las finanzas sostenibles"

Mikel García Prieto presume de tener "una familia estupenda, con tres hijos, que es mi gran proyecto vital". Ingeniero industrial de formación, confiesa que "tuve la suerte de encontrarme con un grupo de personas que tenían un proyecto para crear la banca ética en España, general un modelo de banca que pudiera contribuir al desarrollo social.

Jordi Jaumà.- Vivimos en un momento en el que todo el sector financiero concede mucha importancia a trasladar un modelo de banca responsable y de finanzas sostenibles, ¿qué hace a Triodos diferente del resto?

Mikel García-Prieto.- Hay dos elementos importantes. Uno, es que vivimos en un momento en el que es necesario afrontar los grandes desafíos a nivel mundial, como son el cambio climático y que todas las personas puedan tener una vida digna. Todas las industrias de todos los sectores deben reorientarse para conseguir estos objetivos y el sector financiero es uno de ellos. El segundo es que hay una mayor consciencia global , todo es interdependiente, los problemas mundiales son problemas de todos.

J.J.- En este sentido, me parecen muy interesantes y han llegado en muy buen momento los ODS

M.G.P.- Yo creo que tanto los ODS como el Acuerdo de París ilustran este nuevo tiempo, ahora contamos con nuevos acuerdos mundiales en los que se alinean todos los países. La diferencia es que en Triodos lo llevamos haciendo desde hace 40 años. No es un desafío nuevo, es una tendencia social que comenzó siendo una revolución en el 68 y ha pasado a ser una realidad mainstream.

J.J.-A mí me pasa con la RSE de las empresas, un tema que parecía oculto en los últimos 30 años y ahora todo el mundo sabe de finanzas sostenibles. ¿Cómo definiría usted las finanzas sostenibles?

M.G.P.- Las definiría como un cambio de modelo del sistema financiero. El sector viene de un modelo donde la inversión buscaba la máxima rentabilidad con el menor riesgo posible y pasamos a un modelo que combina impacto, rentabilidad y riesgo, es decir, es necesario analizar qué impacto social tiene la inversión que realizan los bancos, donde lo que prima ya no es solo maximizar la rentabilidad sino buscar un equilibrio. Ya no es aceptable que una inversión sea muy rentable si genera un impacto social negativo.

J.J.-¿Y la banca ética?

M.G.P.- Es la aplicación de ese modelo al sistema bancario. El cambio consiste en que se comiencen a conocer los bancos más por lo que hacen con nuestro dinero que por la rentabilidad que obtienen. El sector financiero es el único, hoy día, en el que sólo se habla de rentabilidad, seguridad y liquidez. Todos debemos hacernos responsables de nuestro dinero y la banca ética ofrece esa oportunidad a ti como cliente y a nosotros como banqueros de asegurar que tu dinero se está utilizando con criterios de impacto. El cambio es tanto por parte del sector financiero como por parte del ciudadano, que a la hora de gestionar su dinero comience a poner en valor saber en qué se invierte su dinero y que la inversión esté de acuerdo con sus criterios y con sus valores.

J.J.-¿Es cierto que en los ciudadanos está empezando a primar eso?

M.G.P.- En general, vemos más consciencia sobre los desafíos sociales y medioambientales, pero no hay tanta acción. Este cambio debe reflejarse en el coche que utilizamos, la dieta que comemos, lo que compramos, el consumo responsable y en como gestiono mis finanzas; es un proceso que está pasando ahora del pensar al hacer. Hace más de cuatro años que aparecieron los ODS y el Acuerdo de París y todavía se ha conseguido poco. El gran desafío para la sociedad es cambiar más rápido, porque ni la naturaleza ni las personas que estén en situación de exclusión pueden esperar a que nuestros modelos de negocio y nuestros hábitos cambien.

J.J.-¿Qué define a la banca con valores? ¿Qué tipo de productos y servicios ofrece?

M.G.P.- Lo que nos define es que en nuestros productos y servicios incorporamos los valores; por ejemplo, en el tema de la financiación se incorpora tanto el impacto social como el medioambiental. Por ejemplo, financiamos únicamente aquellas iniciativas que tengan un impacto social. por ejemplo, en energía, solo financiamos proyectos de energía renovable; si hablamos de construcción, que sea sostenible y si hablamos de agricultura, que sea ecológica o en cultura financiar la educación o el ocio sostenible, en definitiva, que tengas un propósito con esa financiación. Por ejemplo, la Hipoteca Triodos incorpora en su esquema de tipos de interés un incentivo a la vivienda sostenible. En Triodos Bank los tipos de interés se regulan en función de la eficiencia energética, cuanto más eficiente es la vivienda que se adquiere, mejor es el tipo de interés. Así hacemos posible que cada vez haya más viviendas sostenibles y sean más accesibles para los ciudadanos.

J.J.-¿Cómo se puede medir la transparencia en el sector financiero?

M.G.P.- En estos momentos, hay un paso clave: la transparencia en el portfolio de préstamos de las instituciones financieras. Es exigible que el sistema financiero sea transparente con sus inversiones y explique qué hace con el dinero, de tal forma que las personas conozcan a los bancos por su actividad y no sólo por sus beneficios. En ese sentido, nosotros nos hemos puesto un nivel de exigencia muy alto y en nuestra página web explicamos todas y cada una de nuestras inversiones. Además, este año hemos publicado la huella de carbono de nuestros préstamos, lo que representa un salto importante a la hora de medir el impacto de todas nuestras inversiones en materia de CO2. Las emisiones que genera nuestra actividad propia como banco representan solo un 1%, por ello, si queremos medir el impacto de nuestra huella de carbono lo importante son las emisiones de nuestro portfolio de préstamos. Ya existen metodologías para hacerlo y no debería seguir retrasándose. En este sentido, quiero hacer una llamada a todo el sistema financiero, para medir la huella de CO2 del sector y establecer objetivos de reducciones 20-30.

J.J.-¿Es posible?

M.G.P.- Yo lo veo posible. Hace 20 años no había banca ética y ahora sí. Hace 5 años no se hablaba de finanzas sostenibles, y ahora es uno de los grandes temas de actualidad. El desafío es tan real y urgente que tiene que ser posible, lo que me preocupa es si va a llegar a tiempo. Los próximos 10 años van a ser definitivos.

J.J.-Triodos Bank lleva 15 años trabajando en España, ¿qué destacaría como más relevante?

M.G.P.- A mí me gusta mucho el momento presente, pero siempre hay dos hitos muy destacables; el primero es la creación del banco cuando aquí aún no se conocía la banca ética y logramos que Triodos Bank estuviese presente en el sistema financiero español. El segundo hito más relevante fue 2016, cuando superamos los 200.000 clientes y los 2.000 millones de euros de balance y sentimos que ya formábamos parte del sistema financiero español. En el momento actual hemos logrado pasar de ser un banco alternativo a ser una referencia de futuro. Hemos buscado siempre ser pioneros y eso nos convierte en un elemento valioso como elemento de cambio.

J.J.-O sea, es compatible hablar de banca y de ética en la misma frase

M.G.P.- Cuando ponemos a trabajar el dinero de forma ética, al servicio de la sociedad, en lugar del dinero al servicio del dinero conseguimos esa transformación y lo hacemos compatible.  El futuro es que todas las actividades económicas tengan esa perspectiva ética y de contribución social, que recupere la conexión con las personas, cuidar del planeta y aportar valor añadido, en lugar de solo crecer y maximizar la rentabilidad, que es en realidad una perspectiva del siglo pasado.

J.J.-Ese discurso lo acaban de adoptar las 180 empresas más importantes de EEUU.

M.G.P.- Es necesario hacer un cambio complejo y nadie tiene la batuta para hacerlo solo. Necesitamos que se involucren tanto las empresas, como el sistema financiero, que se desarrollen políticas públicas y que también participe la sociedad civil. Además, ahora mismo no está muy claro cuando hablamos de un cambio real y cuando estamos ante un , por eso cada uno en nuestro ámbito debemos exigirnos hacer cambios reales y concretos.

J.J.-Son firmantes de los principios de banca responsable de Naciones Unidas, ¿qué comportamiento exige?

M.G.P.- El punto positivo de estos principios es que buscan ese acuerdo mundial para la transformación del sistema financiero. De nada sirve si solo cambian unos pocos bancos en algunos sitios. La gran contribución de estos principios es que todo el sector se dirija hacia el cumplimiento de unos estándares y que además haya diferentes niveles de desarrollo.  

J.J.-¿Cuál es el propósito de Triodos Bank?

M.G.P.- Nuestro propósito es contribuir al cambio positivo y sostenible de la sociedad desde el sistema financiero, tal y como escribimos en nuestros estatutos fundacionales hace ya más de 40 años. Es decir, impulsar un uso responsable del dinero.

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top