El DIRSE de L'Oréal -la compañía de cosméticos más grande del mundo- es además uno de los promotores de las Empresas B (B Corp) en España , hablamos de "un movimiento cuyo objetivo es cambiar el mundo desde los negocios", señala. Esta actitud es la que acompaña el discurso de Larraya a lo largo de este diálogo que mantuvimos en el Impact Hub de Madrid. No hablamos de la voluntariedad de la Responsabilidad Social de las Empresas, ni de gestión de riesgos, si no de algo mucho más importante, del compromiso de hacer negocios con impactos positivos
Iñigo Larraya: un DIRSE de segunda generación

La seguridad de los productos, los derechos humanos, los impactos sociales y medioambientales son algunos de los criterios más importantes del análisis de materialidad de esta compañía de cosméticos. “La sostenibilidad es algo muy relevante para el negocio. Se ha evolucionado de ver la Responsabilidad Social de las empresas (RSC/RSE) como algo paralelo al negocio a integrarlo en todas las áreas”, reconoce el director de RSE.

Las cuatros áreas en las que se basa el compromiso de sostenibilidad de L'Oréal son las siguientes. La primera, innovación; evalúan todos los productos a nivel impacto social y medioambiental. “Solo se lanzan productos cuando los laboratorios han demostrado un resultado social y medioambiental mejorado respecto a lo anterior. En la jerarquía de decisión de lanzamientos de productos entran los equipos de sostenibilidad, esto es un paso muy importante; antes solo entraban equipos comerciales y de marketing”. El segundo, producción; indicadores más clásicos de sostenibilidad como el C02, agua, gestión de residuos. “En términos de CO2 nuestro objetivo a 2020 es ser neutral. Muchos hablan de retos a 2050 o 2030, lo nuestro es a 2020”, apunta Larraya. Luego consumo sostenible; cómo fomentan que el consumidor final tome decisiones más responsable a través de la transparencia y la educación. La última pata es el desarrollo sostenible compartido; las personas: empleados, proveedores, clientes y comunidades.

En la última pata, la de desarrollo sostenible, entra el objetivo mundial de L'Oréal de crear 100.000 empleos a personas desafavorecidas, un reto que se traslada a cada país. En España tienen el reto de crear 1.000 empleos a 2020. Para conseguirlo tienen varios proyectos en marcha como el de “Embellece tu Futuro”, un programa de formación de 400 horas en el que se forman a futuros asesores y asesoras de belleza. “Se les da la oportunidad de cambiar su vida a través de la belleza, está dirigido a personas en riesgo de exclusión social, les ofrecemos 100 horas de prácticas en tiendas. El objetivo real es dar una posibilidad de empleo a estas personas”, asegura Iñigo Larraya.

Asimismo, le preguntamos sobre el L'Oréal Citizen Day; el gran dia de voluntariado corporativo de esta compañía. “Dedicamos un día entero en el que todos nuestros empleados dejen su trabajo para impactar en la sociedad. Cada año se eligen distintas actividades, solo en Madrid movilizamos a más de 700 personas”. Además, quisieron ir más allá en este tema y crearon un plataforma online donde todos los empleados pueden seguir eligiendo sus causas personales para apoyarlas. El fomento de la diversidad es una máxima dentro de esta multinacional tanto dentro como fuera de la empresa, muestra de ello es que recientemente cumplirán 20 años del acuerdo que tienen con la UNESCO para el programa L'Oréal-UNESCO For Women in Science, una iniciativa para fomentar la presencia de mujeres en carreras de ciencias.

Del mismo modo, también se habló sobre la tarea del director de RSE. “La función del dirse es mucha de organización. Hay cuatro divisiones en L'Oréal y 34 marcas del grupo en España, la RSE es transversal en toda la compañía”, indica Larraya. Para terminar, subrayó la importancia del movimiento B Corp porque “está cambiando para bien el mundo de los negocios".

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top