¡Menudo revuelo se ha montado con la campaña promocional de la Fundación Lealtad! Me refiero al lanzamiento a la Red de un spot publicitario en el que numerosos representantes de la TV, el periodismo, la cultura y el espectáculo se manifiestan a favor de reclamar información suficiente y veraz sobre la solvencia de las ONG.

 

El mensaje que pretende transmitir el spot de Fundación Lealtad es claro: si normalmente nos informamos antes de comprar un producto o contratar un servicio, debemos informarnos antes de contribuir con nuestro propio dinero a una causa social. Pero...

 

Lo que ha herido profundamente los sentimientos del Tercer Sector ha sido el tono y las palabras de algunos de los participantes en el spot. Ese "no me da la gana de que me quiten más carteras" o ese "yo de estos tíos no me fío" han superado los límites del lenguaje correcto y han lanzado al público un confuso mensaje de desconfianza generalizada hacia toda entidad que pueda llamarse ONG, metiendo en el mismo saco a las grandes y las pequeñas, las poderosas y las que no lo son tanto, las que pueden permitirse ciertos lujos por disponer de suficientes recursos para ello y las que están dedicadas al 100% a su causa social y no pueden dedicar parte de su tiempo y sus recursos a cuidar su imagen.

 

No se le oculta a nadie que en todas partes cuecen habas y hay ONGs, como hay empresas, como hay clubes o asociaciones de cualquier tipo donde a veces los fondos que las alimentan se filtran por rendijas de una gestión ineficiente y unos gestores no siempre limpios de sospecha. De eso hay, ha habido y habrá. Pero no por ello parece justo simplificar los mensajes y caer en la tonta trampa de las exageraciones.

 

Cuando hablamos de organizaciones, hablamos de personas. Y las personas tienen sentimientos. Y en este caso, no cabe duda de que algunos - quizá muchos - sentimientos han resultado injustamente dañados.

 

El boletín canalsolidario.org de la Fundación Chandra se lamenta del desafortunado enfoque de esta campaña publicitaria en su artículo "Promocionarse a base de desprestigiar a otras ONG" (http://www.canalsolidario.org/web/noticias/noticia/?id_noticia=10537) y en él se pregunta si es necesario desprestigiar a todo el sector para promocionarse, añadiendo que los mitos sobre las malas prácticas financieras de las ONG, más allá de reconocer que sean verdad en algunos casos muy concretos, están muy arraigados en buena parte de la ciudadanía, quien, como se refleja en el video, desconfía de las ONG y reclama mayor información.

 

Es del dominio público la magnífica labor realizada por la Fundación Lealtad (http://www.fundacionlealtad.org) proporcionando a empresas, entidades financieras, Administraciones Públicas y ciudadanos, donantes potenciales todos ellos de los fondos que mueven la maquinaria del Tercer Sector, de la información rigurosa, completa y fiable acerca de la gestión y la solvencia de las ONG destinatarias de estos fondos. La Fundación Lealtad realiza una labor necesaria y además la realiza de forma excelente. Sin embargo, parece que si en esta ocasión hubieran estado mejor asesorados en materia de comunicación y publicidad, se podría haber evitado este innecesario malestar.

 

El diálogo entre donantes y receptores en el campo de la Acción Social - así, con mayúsculas - no es nada fácil. Y es responsabilidad de todos nosotros contribuir a facilitarlo. Tratemos todos, cada uno desde la posición que ocupamos en este juego, de no echar más leña ni avivar este fuego, confiando en que el entendimiento se recobre cuanto antes. Que no volvamos a tener que oir, como este pasado viernes oíamos a una destacada personalidad del mundo del Voluntariado a nivel institucional, la denuncia encendida de este - llamémosle - error de cálculo de una entidad de tanta solvencia como la Fundación Lealtad. Hay cosas que se solucionan mejor con una llamada telefónica al acusado que con un agrio discurso desde un estrado. Sobre todo cuando uno o una ocupa un puesto de cierta relevancia; en esos casos, la contención verbal y la prudencia son grandes valores, no siempre fáciles de aplicar cuando el sentimiento nos puede y el escenario es nuestro.

 

Recojo aquí la conclusión constructiva y positiva de Fundación Chandra a su análisis de este debate:

 

<< Como dice el video: ¡infórmate! ... pero no sólo con el listado de Fundación Lealtad, sino también en la Red, acudiendo a actos, hablando con gente, preguntando en las coordinadoras y federaciones de ONG de cada región...

Y si decides desprenderte de parte de tu dinero, hazlo con cierta complicidad con la entidad en la que, no lo olvides, entras a formar parte de alguna manera. Y si algo no te gusta sobre su transparencia o proyectos... ¡propón cambiarlo!>>

 

¿Qué más se puede añadir?

Sólo una cosa: Vé el video y opina:

http://www.fundacionlealtad.org/web/jsp/video.jsp

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top