Publicado el
La accesibilidad a la cultura es uno de los grandes retos de las democracias, ya mayor o menor grado es un claro de calidad democrática. No solo hablamos del acceso a la educación, también de la capacidad de la población a acceder a actividades culturales. Pero, ¿qué es una actividad cultural? Podríamos definirla como cualquier actividad relacionada con un aspecto artístico, pero la cultura en la actualidad ha adquirido una gran diversidad, por lo que cualquier actividad podría definirse como tal. Sin embargo, habría que hacer una distinción, porque las actividades relacionadas con la cultura inmaterial, es decir, las fiestas regionales/locales, conciertos y relacionados tienen una gran aceptación entre la población.
Repensando la accesibilidad cultural: hacia una gestión cultural más inclusiva y participativa

Pero, a mi parecer, existe cierto derrotismo por parte del sector cultural. Creemos que las actividades no gustan, no interesan, que la gente tiene otros intereses. ¿Sin embargo, es esto cierto, o simplemente el mundo cultural tiene que adaptarse a las nuevas formas del siglo XX? Esta es una reflexión que concebí tras asistir a un concierto en co-working de Bolzano. Un espacio dinámico y gestionado por la comunidad del co-working, donde para realizar tanto conciertos, charlas o exposiciones no te ponen ningún tipo de impedimento. Únicamente fijar una fecha que coincida tanto el co-working como para la persona que realiza la actividad.

Asimismo, todo el mundo es bienvenido para poder ayudar en la gestión y mantenimiento del centro, por tanto, todo el mundo se siente parte de la comunidad. Si bien en un Museo o biblioteca públicos esta práctica sería un poco más complicada, ¿porque no intentarlo? Porque no permitir que los vecinos de una localidad pueden ser parte de la gestión del centro cultural, que mejor que el público para elegir lo que quiere ver el público.

Pero, sobre todo, porque no convertir los centros culturales en centros creadores de cultura y no en sus cementerios. En este sentido, el museo servía como inspiración para artistas en el pasado, porque no crear una institución cultural que cree redes de contacto entre artistas, no solo a nivel artístico, también a nivel proyecta de comisarios, de escritores, de cantantes de manera que el joven que se está iniciando en este mundo pueda no únicamente conocer a sus colegas, sino que puedan compartir ideas y proyectos, y que, sobre todo, se convierta en una institución que pueda servir como el punto de salida de estos proyectos.

A modo de conclusión, quiero decir que los gestores culturales hemos de olvidar el derrotismo, la gente quiere cultura, no tenemos que olvidar que hoy en día es el momento en el que los museos están siendo más visitados; es el momento en el que los ayuntamientos más apuestan por la cultura; y por último, es el momento de aprovechar esta oportunidad, pero sobre todo es el momento de que las carreras de humanidades formen a profesionales y no únicamente a profesores de instituto.

 

Artículos relacionados: 

Democracia: renovarse, o morir. Elsa Arnaiz Chico

- La desigualdad de oportunidades para los jóvenes habitantes del medio rural. Sara Santocildes Lozano

- ¿Qué es una fotografía? Artistas que transforman realidades. Kike Labián Camino 

-Para protestar necesitamos saber primero a quién llamarPara protestar necesitamos saber primero a quién llamar. Paula Oliver Llorente

-¿Complejos o simplistas?. Alejandro Rodríguez Bolaños

-La transformación social es hacia las culturas ancestrales: ¿hemos inventado la Sostenibilidad en el siglo XXI?. Esperanza Álvarez García

-Rebeldes morales: estrategias de comunicación para lograr cambios de comportamiento ante la emergencia climática. Laura Armayones Carranza

-La quimera de la meritocracia. Pablo Fabra Ibáñez

-La Sanidad Pública: el abrazo blanco que los jóvenes perdemos. Mariola Valderraín Navarro

-Cuando la democracia ya no se vota. Mireia Orra De Salsas

-En defensa de la inversión activista. David Llonch Santos

- Pequeños gestos para sumarte a la transición energética.  Paula Guinot Vera

En este artículo se habla de:
Opiniónculturaaccesibilidad cultural

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies