Análisis del entorno: hacia una visión estratégica e integrada de la sostenibilidad

El concepto de sostenibilidad tiene muchas definiciones y adaptaciones. No obstante, más allá de las diferencias, la sostenibilidad siempre supone el reconocimiento de los límites de las personas y de la naturaleza, frente a la complejidad social y ambiental de los desafíos actuales.

Hay muchas formas de comprender e integrar esos límites. Por ejemplo, podemos citar el modelo circular propuesto por la académica de Oxford Kate Raworth con su economía rosquilla. Un diagrama en el que se reflejan los excesos (como polución o pérdida de biodiversidad) y las carencias del sistema (igualdad social o educación). Y en el centro encontramos el punto de equilibrio, allí donde realmente prospera una sociedad, el espacio seguro y justo donde se satisfacen las necesidades de todas las personas, dentro de los límites del planeta.

Se trata de encontrar ese equilibrio entre nuestras acciones y sus correspondientes impactos. Como personas, como organizaciones, y como miembros de una comunidad local y global a la vez.

Para lograrlo, aprender a “leer” el contexto y mantener activo ese radar es fundamental para la adaptación respuesta de las organizaciones. Tener una visión abierta y receptiva hacia lo que ocurre en nuestro entorno, entendido como “conjunto de circunstancias y factores sociales, culturales, éticos, económicos, profesionales, que rodean a una organización, a una persona, colectividad o época e influyen en su estado o desarrollo”.

Mas allá de las percepciones… una visión estratégica de la sostenibilidad

La realidad actual requiere dar el paso y evolucionar de basar las decisiones estratégicas en las percepciones de la organización, a tomar decisiones contando con los datos y el marco global necesario en un contexto complejo y cambiante.

El análisis del entorno consiste en monitorizar las tendencias y el contexto que impacta en cada organización y en el que ella, a su vez, también impacta. Integrar esta variable como se ha hecho en las empresas con el análisis de riesgos o el seguimiento de la regulación. Investigar e integrar el entorno permite identificar potenciales oportunidades o retos y adelantarse para solucionarlos, para responder mejor a las necesidades y exigencias del contexto.

A través de ese seguimiento de las tendencias reforzamos la visión estratégica y resiliente de la sostenibilidad y entendemos sus implicaciones.

¿Cómo podemos pasar a la acción? Desde CANVAS impulsamos nuestro RADAR CANVAS, plataforma de inteligencia social e investigación cuyo objetivo es precisamente analizar la sostenibilidad y su evolución con una visión estratégica e integrada.

Para ello, monitorizamos continuamente lo que ocurre en nuestro alrededor, publicaciones y estudios, escucha social, aprendizaje del entorno… Con un enfoque global y colaborativo que nos permite a través de nuestros estudios ofrecer a las organizaciones el conocimiento necesario para impulsar su sostenibilidad.

El análisis del entorno nos ha permitido en el último año descubrir tres insights clave para el desarrollo de la sostenibilidad:

  • La pandemia ha generado un crecimiento del interés de los medios de comunicación y la sociedad alrededor de tres grandes temas: modelos de consumo más sostenibles, ciudades y espacios urbanos sostenibles y compromiso empresarial con la sostenibilidad (Agenda 2030 en los medios de comunicación, 2021)
  • Las empresas han hecho esfuerzos significativos para adaptarse a la pandemia y responder a las necesidades más urgentes de sus grupos de interés. Es necesario cohesionar el actual “clima ético” en el comportamiento empresarial, para que estos principios puedan anclarse y enraizarse en la ética y en el propósito. La situación post COVID-19 será la prueba para confirmar si esta nueva orientación ética es retórica o realidad (Ética empresarial y Agenda 2030 en tiempos de COVID-19, 2020).
  • La Agenda 2030 se consolida como la hoja de ruta para avanzar en sostenibilidad En 2020 han crecido en un 12% las organizaciones que afirman tener en cuenta la Agenda 2030. Un 41% de los expertos encuestados asegura encontrarse trabajando cuestiones relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Approaching the Future, 2020)

Estamos unidos e interconectados. Bienestar del planeta, bienestar de las organizaciones y de las personas, todo entrelazado. Esta visión más amplia y a largo plazo, que contempla las próximas generaciones, es la que está diferenciando a las empresas sostenibles. Y la integración de esta lectura del contexto de forma constante les permite operar día a día dando respuesta a los grandes retos globales que, aunque a veces puedan parecer lejanos, están impactando en su negocio y en su entorno. 

¡Comparte este contenido en redes!

Top