La educación, como impulsora de la equidad social, tiene un papel muy especial en las cuestiones financieras que, a pesar de afectar a todos los ciudadanos, muy a menudo presentan un lenguaje y complejidad poco accesibles. En este aspecto, si bien queda camino por recorrer, se están haciendo importantes esfuerzos entre los que se encuentra el Plan de Educación Financiera de Banco de España y CNMV.
2020: El momento de combinar educación financiera con los criterios ASG

Este 5 de octubre de 2020 se celebra un Día de la Educación Financiera marcado por la organización de eventos digitales bajo el lema "Finanzas Responsables, Finanzas para Todos" y del que Spainsif, el Foro Español de Inversión Sostenible, forma parte como colaborador.

Hablar de educación financiera en 2020 invita a reflexionar sobre su relación con la creciente sensibilización sobre la crisis climática y sobre el lanzamiento de un pacto verde de recuperación a las consecuencias económicas de la pandemia COVID-19. Dicho de otro modo, invita a considerar el papel de la educación financiera como apoyo a que los inversores minoristas integren sus preocupaciones ambientales y sociales en su consumo de productos financieros como hipotecas, préstamos al consumo, planes de pensiones o fondos de inversión, y así tengan la posibilidad de disfrutar de los beneficios de incluir sus preferencias de sostenibilidad en la toma de decisiones financiera.

La educación financiera y los criterios ASG

Los beneficios de considerar los criterios ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza) en las finanzas son ampliamente conocidos por los profesionales del sector. El aumento de información sobre las empresas o proyectos sobre los que se invierte (información extra-financiera) que ayuda a hacer una mejor gestión de riesgos, una mejor performance de los índices de referencia sostenibles respecto de los tradicionales de los últimos meses o la posibilidad de aprovechar las oportunidades de negocio vinculadas a la sostenibilidad, son cuestiones que los inversores institucionales ya tienen en cuenta de forma extendida.

En un reciente estudio sobre la evolución de los hábitos del ahorro en España publicado por el Observatorio de Pensiones de Caser, los ahorradores se declaraban influenciados por las nuevas tendencias de sostenibilidad en la cesta de la compra y en los consumos de su hogar en un 64% y 94%, respectivamente. Cuando se les preguntó si tendrían en cuenta los criterios ASG a la hora de contratar un producto financiero de ahorro (por ejemplo, un plan de pensiones), el 80% respondió positivamente. Sin embargo, según el Estudio Anual de Spainsif 2019, los activos gestionados con criterios ASG que corresponden al inversor minorista o retail se sitúan todavía en el 13% (en 2018 esta cifra se situaba en el 6%). 

Si a todo esto le sumamos el hambre de coherencia que caracteriza a la  generación Millenial, en búsqueda activa de maneras de alinear sus decisiones de consumo con unos principios enfocados a tener impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente, parece que ha llegado el momento de hacer un esfuerzo formativo para facilitar que las finanzas sostenibles lleguen al cliente final. De ese esfuerzo en comunicación y en educación financiera, dependerá que el acceso a unos productos financieros sostenibles donde sea posible alinear las inversiones con las preferencias de cada sujeto y que presentan un atractivo perfil de rentabilidad/riesgo se generalice, contribuyendo a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible desde la ciudadanía.

El compromiso de Spainsif con la educación financiera

Desde Spainsif, para apoyar a la labor formativa en finanzas sostenibles, se ha publicado una nueva vacante en prácticas para el Programa de Desarrollo en Inversión Sostenible y se ha puesto a disposición del público una serie de materiales divulgativos en el Portal Spainsif Edufin 2020. Entre estos materiales, se pueden encontrar un vídeo adaptado a alumnos de educación secundaria obligatoria sobre el Plan de Inversión Sostenible Europeo, una presentación adaptada a enseñanzas de bachillerato y formación profesional sobre la Agenda 2030, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y la Inversión Sostenible y Responsable (ISR); así como grabaciones de cursos de verano, cursos MOOC, webinars y podcasts. Igualmente, en el Portal Spainsif Edufin 2020 se puede encontrar un repositorio de iniciativas formativas en finanzas sostenibles de las entidades asociadas a Spainsif.

Estas acciones de Spainsif y de sus asociados son una señal de la importancia que va tomando en el sector financiero conectar la educación financiera con los criterios ASG, en cualquier etapa de vida del ciudadano. Es esencial dedicar tiempo y recursos a empoderarse para invertir, ahorrar o planificar la jubilación con criterios que promueven el bienestar común y el cuidado del planeta, accediendo a unas condiciones de rentabilidad-riesgo competitivas. Alcanzar una economía sostenible e inclusiva es un asunto de todos (sectores, profesionales, consumidores). Aprovechemos el altísimo impacto que tienen los mercados de capitales sobre la economía real, e incluyamos los criterios ASG en nuestra educación financiera y en nuestras finanzas personales.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top