Al llamado “padre del cine moderno” David Wark Griffith se le atribuye la famosa frase “Luz, cámara y… acción!”. Una llamada firme a todo su equipo de profesionales para concentrarse en su trabajo y dar lo mejor de sí mismos
Tendencias de RSE para los próximos meses

Para todos los que trabajamos en el ámbito de la RSE/sostenibilidad llega el tiempo marcado por un llamamiento firme a la acción. Una acción decidida para llevar a cabo los compromisos globales que hemos asumido y en los que la empresa juega un papel central. En los próximos meses tres aspectos fundamentales marcarán la acción en la agenda de la responsabilidad social de las empresas:

  1. Transparencia: En tres meses España tiene que haber completado la trasposición de la Directiva de Divulgación de Información No Financiera y Diversidad. Más de 400 empresas españolas se ven afectadas por ella (6.000 en Europa) que junto con el enfoque de RSC del nuevo Código de Buen Gobierno de la CNMV consolidará sin duda avances importantes. Como ejemplo, el Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad comenzará este otoño su actividad en España compartiendo y desarrollando conocimiento y metodología en este ámbito. Permaneceremos también activos junto con nuestros partners internacionales en ámbitos tanto de transparencia fiscal como de transparencia en la cadena de valor.
  2. 2)  Cambio climático: El cumplimiento de los compromisos de la COP 21 de París requieren la acción de empresas y gobiernos. Por parte de los gobiernos (las partes) el acuerdo entrará en vigor (según el artículo 21) cuando lo ratifiquen 55 países y que además sean responsables de al menos 55% de las emisiones mundiales de GEI. A fecha de hoy las ratificaciones no llegan a 30 países que no superan el 2% de emisiones pero sin duda, se acabará ratificando en los próximos meses. Las empresas líderes, como las que se han agrupado en España en el Clúster de Cambio Climático, ya han establecido objetivos de reducción de emisiones para los próximos años así como la transformación y transición a tecnologías limpias.
  3. Impacto positivo en la sociedad: la empresa puede y debe seguir contribuyendo (a través de sus productos, servicios y operaciones) a resolver de forma positiva grandes retos sociales y ambientales. Ese es el contrato con la sociedad. En España es prioritario contribuir al reto del desempleo a todos los niveles, entre ellos estableciendo un Pacto con la Juventud que fomente la generación de habilidades,  la formación y los aprendizajes en las empresas que garanticen el futuro de la nueva generación. Además, colaborar decididamente con las organizaciones del tercer sector en programas, por ejemplo de voluntariado, o fomentar políticas de igualdad, conciliación y salud y seguridad son acciones decisivas.

Y, ¿cómo llevar a cabo esta acción? Entendiendo, en primer lugar, junto con nuestros grupos de interés, cuáles son nuestros retos y contribuciones relevantes (materiales). Al nivel global ya tenemos una brújula de aspectos relevantes: los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y además un primer informe de avances de los primeros 22 países que han presentado sus voluntary national reviews (VNRs). En segundo lugar, incorporando esos retos en nuestro sistema de gestión (políticas, procesos, objetivos, sistemas de reporting) equipando a los profesionales con la formación necesaria en responsabilidad social. Por último, con un liderazgo empresarial responsable que agarre el altavoz y exclame decididamente ACCIÓN!

Germán Granda, Director General de Forética

(El próximo 28 de septiembre Diario Responsable colabora en CSR Spain 2016 , el foro de Responsabilidad Social Empresarial de Forética que congregará en Madrid a 400 directivos y profesionales junto con ponentes internacionales bajo el lema “Time for action”.

¿Te ha gustado el artículo?

7 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top