Publicado el
Un informe de la agencia de la ONU especializada en migraciones revela que en 2023 el continente americano registró 2,6 millones de desplazamientos internos. Brasil y Estados Unidos constituyeron dos tercios del total de la población desarraigada por siniestros. El número de personas desplazadas en el mundo en 2023 sumó 75,9 millones.
Migraciones climáticas: los desastres naturales causan millones de desplazados en el mundo entero

Un reciente informe del Centro de Monitoreo del Desplazamiento Interno ha alertado sobre un alarmante aumento en el número de desplazamientos a nivel mundial durante el año 2023. Se registraron 47 millones de nuevos desplazamientos, elevando la cifra total de personas viviendo en situación de desplazamiento interno a 75,9 millones para finales de año. Este récord subraya la urgencia de proteger a estas poblaciones y prevenir futuros movimientos de este tipo. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), coautora del informe, ha destacado el creciente papel de los desastres como catalizadores de estos desplazamientos, instando a una expansión de los planes de reducción de riesgos para enfrentar estos eventos.

Las migraciones climáticas, también conocidas como desplazamientos ambientales, se refieren a los movimientos de población resultantes de los cambios en el clima y el medio ambiente. Estos cambios pueden manifestarse en fenómenos como el aumento del nivel del mar, la desertificación, la deforestación y eventos climáticos extremos como tormentas, inundaciones o sequías prolongadas. Dichas migraciones pueden ser tanto internas, dentro de un país o región, como internacionales, cruzando fronteras. Pueden ser temporales o permanentes, y afectar a comunidades enteras o a grupos específicos dentro de una población. Entre las principales causas se encuentran el cambio climático antropogénico, es decir, aquel causado por la actividad humana, así como factores naturales como los ciclos climáticos. Estas migraciones plantean importantes desafíos sociales, económicos y políticos, tanto para las comunidades afectadas como para los países receptores, lo que subraya la necesidad de comprender y abordar este fenómeno para la planificación y adaptación al cambio climático a nivel global.

El informe proyecta que los desastres seguirán siendo una causa significativa de desplazamientos en el futuro. En 2023, eventos como el Ciclón Freddy en el sureste de África, terremotos en Turquía y Siria, y el Ciclón Mocha en el Océano Índico provocaron 26,4 millones de desplazamientos, representando el 56% del total de nuevos desplazamientos internos. Además, se observó un aumento en los desplazamientos provocados por desastres en países de ingresos altos, como Canadá, donde una temporada de incendios forestales sin precedentes causó 185.000 desplazamientos internos. La OIM ha advertido que la cantidad de personas desplazadas por desastres aumentará en los próximos años debido a la creciente frecuencia, duración e intensidad de los peligros naturales, exacerbados por el cambio climático, como se ha visto recientemente en Brasil y Kenia.

Los conflictos y la violencia son otras importantes causas de los desplazamientos masivos de población. En 2023, generaron alrededor de 20,5 millones de desplazamientos. Sudán representó casi el 20% de esta cifra y la Franja de Gaza un 17%. La directora general adjunta de la OIM, Ugochi Daniels, al presentar el informe, destacó que la abrumadora cifra de 47 millones de nuevos desplazamientos internos es un testimonio alarmante de la situación global. Subrayó la necesidad urgente de expandir la reducción del riesgo de desastres, apoyar la consolidación de la paz, garantizar la protección de los derechos humanos y, cuando sea posible, prevenir el desplazamiento antes de que ocurra.

En cuanto a los desplazamientos por conflictos, Ucrania encabezó la lista en 2023, con 19,3 millones de personas desplazadas debido a la guerra con Rusia. La República Democrática del Congo registró 24,5 millones de desplazamientos internos por la violencia y el conflicto, mientras que Myanmar acumuló 3,5 millones también debido a la violencia.

En términos de desplazamientos causados por desastres, China lideró con 101,4 millones en 2023, seguido de Filipinas con 62,2 millones, Nigeria con 8,7 millones y Pakistán con 5,1 millones.

En América, se documentaron 2,6 millones de desplazamientos internos en 2022, un aumento respecto al año anterior, con cerca del 80% debido a desastres. Brasil y Estados Unidos, propensos a estos eventos, representaron cada uno aproximadamente un tercio de este número. A finales de año, alrededor de 720.000 personas seguían desplazadas por desastres en la región. Estados Unidos registró tres cuartas partes de este total, pero esto se debe en parte a la falta de seguimiento de los desplazamientos por desastres en la mayoría de los países de la región una vez que pasa la fase inicial de la crisis, lo que dificulta la obtención de datos sobre el desplazamiento prolongado.

En 2022, las tormentas provocaron casi 1,2 millones de desplazamientos en la región, siendo las inundaciones responsables de casi la mitad de ellos. La mayoría de los desplazamientos por tormentas ocurrieron durante la temporada de huracanes del Atlántico en la cuenca del Caribe, mientras que los desplazamientos por inundaciones se produjeron a lo largo del año, principalmente en Brasil y Colombia. A pesar de haber menos huracanes que el año anterior, esta fue la tercera temporada de huracanes más costosa registrada y comenzó más tarde de lo habitual.

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies