Publicado el
Así lo afirma un informe elaborado por Oxfam Intermón que ha analizado a 350 empresas a partir de datos de la World Benchmarking Alliance, con motivo del Día Mundial del Agua que se celebra hoy 22 de marzo.
Solo una de cada cuatro empresas agroalimentarias se compromete con el cuidado del agua

En la crucial batalla contra el cambio climático, el papel de las empresas resulta fundamental. En sintonía con el Día Mundial del Agua que conmemoramos hoy, 22 de marzo, Oxfam Intermón ha evaluado a 350 empresas agroalimentarias para determinar su grado de compromiso con la preservación del agua. Este estudio se basa en datos proporcionados por la World Benchmarking Alliance. Según las Naciones Unidas, que el año pasado convocaron la primera gran conferencia sobre el agua en más de 45 años, alrededor de 2.000 millones de personas carecen de acceso a agua potable, y hasta 3.000 millones de personas padecen escasez durante al menos un mes al año.

A pesar de esta alarmante situación, el compromiso del sector privado es insuficiente. Oxfam denuncia que solo el 28 % de las empresas agroalimentarias más influyentes a nivel mundial afirma estar reduciendo sus extracciones de agua, y apenas el 23 % asegura estar tomando medidas para mitigar la contaminación del agua. Estas 350 empresas analizadas, incluyendo a Carrefour y Avril Group, representan conjuntamente más de la mitad de los ingresos globales del sector agroalimentario. La agricultura, responsable del 70 % del total de extracciones de agua dulce en el mundo, es el sector que más agua utiliza y ejerce un impacto significativo en la contaminación del agua.

El informe de Oxfam Intermón también revela que solo 108 de las 350 empresas divulgan la cantidad de agua que extraen de zonas afectadas por estrés hídrico. Esta situación refleja la estrecha relación entre agua y riqueza, donde las personas con mayores recursos no solo tienen acceso preferencial al agua segura y pública, sino que también pueden costear agua cara de fuentes privadas, mientras que quienes viven en la pobreza destinan una parte considerable de sus ingresos a adquirirla.

El vertiginoso crecimiento de la industria del agua embotellada evidencia la mercantilización y explotación del recurso por parte de grandes empresas, exacerbando la desigualdad, la contaminación y sus consecuencias. Según la ONU, esta multimillonaria industria amenaza con obstaculizar los avances hacia el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS6), destinado a garantizar el acceso universal al agua potable.

En mayo de 2023, durante dos meses, las autoridades francesas impusieron restricciones en el uso del agua en el departamento de Puy-de-Dôme, afectado por la sequía, sin embargo, eximieron a la Société des Eaux de Volvic, filial de la multinacional Danone, que continuó extrayendo agua subterránea para su planta embotelladora de Volvic. En el mismo año, Danone reportó beneficios por 881 millones de euros y distribuyó 1238 millones de euros entre sus accionistas.

El aumento de la temperatura global reducirá aún más la disponibilidad de agua en muchos países ya afectados por la escasez, como África Oriental y Oriente Próximo, debido a la creciente frecuencia de sequías y cambios en los patrones de lluvia y deshielo.

En palabras del director ejecutivo de Oxfam Intermón, Franc Cortada: "Cuando las grandes empresas contaminan o consumen enormes cantidades de agua, son las comunidades las que sufren las consecuencias en forma de pozos secos, facturas de agua más caras y fuentes de agua contaminadas no aptas para el consumo. Menos agua significa más hambre, más enfermedades, y más personas obligadas a abandonar sus hogares".

Finalmente, Oxfam Intermón urge a los gobiernos a:

  • Reconocer el agua como un derecho humano y un bien público, priorizando el acceso sobre los beneficios económicos.
  • Exigir responsabilidad a las empresas por abusos y violaciones de los derechos humanos y ambientales, incluida la contaminación del agua.
  • Invertir en seguridad hídrica, servicios de abastecimiento de agua públicos subsidiados, gestión sostenible del agua y servicios de agua, saneamiento e higiene resilientes al cambio climático.
  • Comprometerse con el liderazgo, la participación y la toma de decisiones de las mujeres en todas las etapas de la elaboración de políticas nacionales sobre agua, saneamiento e higiene.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies