Publicado el
La vuelta a la rutina tras las vacaciones de verano es un buen momento para implementar nuevas costumbres que mejoren el estilo de vida de las personas. En este sentido, septiembre es el momento del año ideal para afrontar los propósitos del nuevo curso y adoptar una manera de vivir consciente tanto con uno mismo como con el medioambiente.
Consejos para incluir hábitos sostenibles a tu rutina

Incluir hábitos sostenibles en tu rutina diaria es esencial para proteger el planeta, promover la equidad social y mejorar la calidad de vida tanto a nivel individual como global. Cada pequeña acción sostenible suma y puede marcar la diferencia en la construcción de un futuro más sostenible y justo para todos y todas. El problema a veces simplemente está en

El problema a veces es cuándo y cómo dar el primer paso. La vuelta a la rutina tras las vacaciones de verano es una buena oportunidad para implementar nuevas costumbres que mejoren el estilo de vida de las personas. En este sentido, septiembre es un momento ideal para afrontar los propósitos del nuevo curso y adoptar una manera de vivir consciente tanto con uno mismo como con el medioambiente.

Por ello, con motivo del comienzo del nuevo curso desde Sanitas han elaborado un listado de hábitos sostenibles y saludables que pueden incorporarse fácilmente a la rutina diaria:

  1. Desplazamientos activos. Plantearse reducir el uso de vehículos motorizados, que utilizan combustibles fósiles, permitirá evitar emisiones de CO2, lo que ayudará a mejorar la calidad del aire.  Además, trasladarse a los sitios a pie o en algún transporte que requiera una actividad física como la bici aportará ese ejercicio diario tan recomendable para la salud.
  2. Teletrabajo consciente. El teletrabajo es un sistema que, tras la pandemia, ha venido para quedarse. Permite evitar desplazamientos al centro de trabajo y las emisiones que esos ocasionan.
  3. Consumo responsable. Un consumo energético eficiente es bueno para la economía familiar y también para la salud del planeta.  Bombillas de bajo consumo, como los LED, usar los electrodomésticos de forma eficiente, reducir el uso del aire acondicionado y consumir el agua de forma responsable son todas medidas donde todos ganamos.  Igualmente, reducir el consumo de productos en envases de plástico y reciclar de forma eficiente evita la creación de microplásticos en el medioambiente.

A los cuales podemos sumarles los siguientes consejos:

  1. Alimentación equilibrada: Consume una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables. Limita la ingesta de alimentos procesados, azúcares refinados y grasas saturadas.
  2. Ejercicio regular: Realiza actividad física de forma regular. Puedes optar por caminar, correr, nadar, andar en bicicleta, hacer yoga o practicar deportes según tus preferencias y nivel de condición física.
  3. Gestión del estrés: Dedica tiempo a técnicas de relajación como la meditación, la respiración profunda o el yoga para manejar el estrés. El estrés crónico puede tener un impacto negativo en tu salud.
  4. Interacción social: Mantén relaciones sociales significativas con amigos y familiares. La conexión social es importante para el bienestar emocional.
  5. Desarrollo personal: Dedica tiempo al aprendizaje y al desarrollo personal. Leer, aprender nuevas habilidades y establecer metas pueden mejorar tu satisfacción personal.
  6. Reciclaje y reducción de residuos: Adopta prácticas amigables con el medio ambiente, como reciclar y reducir tu consumo de plástico y otros materiales desechables.
  7. Contribuir a otros: Busca oportunidades para ayudar a los demás a través del voluntariado o actos de bondad. Esto puede aumentar tu satisfacción y sentido de propósito.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies