Publicado el
España y Holanda impulsan el corredor marítimo de hidrógeno verde entre el norte y el sur de Europa para acelerar la transición y la autonomía energéticas del continente. El hidrógeno verde es un nuevo vector energético renovable que puede reducir hasta en un 100% las emisiones de CO2 en el transporte marítimo y la industria, entre otros sectores, y que se espera que aporte entre el 15 % y el 20 % del mix energético mundial en 2050.
Cepsa impulsa el hidrógeno verde para acelerar la transición energética en Europa

En presencia de los monarcas de España y Holanda, Cepsa ha firmado acuerdos de colaboración con Yara Clean Ammonia, multinacional noruega líder mundial en el sector del amoniaco verde (derivado del hidrógeno verde), y Gasunie, empresa holandesa líder en transporte e infraestructuras de gas, que conecta el Puerto de Róterdam con otros clústeres industriales europeos en Alemania, Holanda y Dinamarca. Sus Majestades los Reyes de España, Felipe VI, y de Holanda, Guillermo Alejandro, han participado en un acto con autoridades de ambos países y empresarios europeos para apoyar las interconexiones energéticas como vía para acelerar la transición energética y asegurar la autonomía del suministro energético en Europa.

El hidrógeno verde es un término que se utiliza para describir el hidrógeno producido a partir de fuentes de energía renovable, como la energía solar o eólica, a través de un proceso conocido como electrólisis del agua. A diferencia del hidrógeno convencional, que se produce a partir de combustibles fósiles, el hidrógeno verde es considerado una fuente de energía limpia y sostenible. En 2050, el hidrógeno verde representará un tercio del combustible utilizado en el transporte terrestre mundial, el 60% del transporte marítimo y será decisivo para poder almacenar energía de un sistema eléctrico renovable. Se espera que el hidrógeno verde aporte entre el 15% y el 20% del mix energético mundial a mediados de siglo.

Durante el acto, los monarcas han asistido a la firma de los acuerdos cuyo objetivo es promover el primer corredor marítimo de hidrógeno verde entre el Sur y el Norte de Europa, conectando dos de los principales puertos del continente, Róterdam y Algeciras. El corredor contribuirá a crear una cadena de suministro de energías renovables para descarbonizar la industria y el transporte marítimo, conectando el Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, liderado por Cepsa, con Róterdam, que tiene una de las mayores demandas de energía de Europa. Tras llegar al puerto de Róterdam, el hidrógeno verde puede distribuirse a través de hidroductos para llegar a un gran número de industrias situadas en el centro y norte del continente.

Los asistentes del sector privado han subrayado que la guerra en Ucrania ha incrementado la necesidad de reforzar la colaboración entre los países europeos para aumentar la seguridad del suministro energético y la independencia del acceso, así como acelerar la transición hacia una energía limpia y descarbonizada. Entre las nuevas alternativas que están surgiendo, el hidrógeno verde y sus derivados, como el amoniaco verde, se han revelado como una de las soluciones más rápidas, viables y competitivas para alcanzar este objetivo.

El acto también ha contado con la presencia del consejero delegado de Cepsa, Maarten Wetselaar, quien ha señalado: “Debemos avanzar en Europa para garantizar la autonomía del suministro y lograr un sistema energético neutro en carbono. Es un honor que Sus Majestades el Rey de España y el Rey de los Países Bajos apoyen iniciativas empresariales que refuerzan este objetivo. Todos los europeos estamos en el mismo barco, y debemos remar juntos si queremos disfrutar de una energía más accesible y limpia para dejar un mundo mejor a las próximas generaciones. España, y especialmente Andalucía, tiene una gran oportunidad para liderar la transición energética, descarbonizando aquí la industria y el transporte, pero también exportando energía sostenible al resto del continente”.

Cabe destacar que, en el marco del Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, Cepsa tiene previsto construir una nueva planta de amoniaco verde en su Parque Energético San Roque, en Cádiz, con una capacidad de producción anual de hasta 750.000 toneladas, que puede evitar la emisión de 3 millones de toneladas de CO2. La instalación, que será la mayor planta de amoniaco verde de Europa, estará operativa en 2027, supone una inversión de 1000 millones de euros y la creación de 3300 puestos de trabajo, entre directos, indirectos e inducidos. Cepsa ya está desarrollando el Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, el mayor proyecto de hidrógeno verde presentado en Europa, con una inversión de 3000 millones de euros, la creación de 10.000 puestos de trabajo y una capacidad de producción de 300.000 toneladas de hidrógeno verde, lo que evitará la emisión de 6 millones de toneladas de CO2. Actualmente, la compañía está desarrollando la ingeniería básica de los proyectos y la gestión de permisos para el inicio de la producción en 2026 en su parque energético de Palos de la Frontera (Huelva) y, en 2027, en el de San Roque (Cádiz).

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies