Publicado el
El Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación Mapfre ha organizado el ciclo ‘Los séniors frente a la brecha digital’, en el cual Vanessa Escrivá, directora Corporativa de Tecnología de la aseguradora,ha hecho referencia al Proyecto Ageing, destinado a incorporar el talento sénior dentro de su estrategia de negocio.
La digitalización, clave para para impulsar el talento senior

El talento senior en las empresas se refiere a los profesionales con amplia experiencia y conocimientos en un campo específico que ocupan posiciones de liderazgo o alta responsabilidad en una organización. Estos individuos suelen tener un historial exitoso en sus carreras y a menudo son considerados expertos en su campo.

Se trata de un tema de gran importancia para Fundación Mapfre. Es por ello, que el ciclo ‘Los séniors frente a la brecha digital’, organizado por el Centro Ageingnomics de Fundación Mapfre en la ciudad de Valencia ha centrado sus debates en el talento sénior frente a la brecha digital y la búsqueda de soluciones inclusivas y efectivas para ellos en el entramado empresarial.

Durante el encuentro, se ha puesto el foco en los retos a los que se enfrentan los mayores de 55 años en el contexto económico y social actual, y, entre las principales conclusiones, se ha podido comprobar cómo, aunque la accesibilidad de los mayores a la digitalización cada vez es mayor, todavía hay muchos aspectos que mejorar en su relación con las nuevas tecnologías. También se ha reforzado la necesidad de que haya una mayor inclusión e impulso de este colectivo en las empresas y en el mercado laboral.

Según datos del propio centro de investigación, 10 millones de séniors manejan en la actualidad redes sociales en su día a día, y más de 7 millones utilizan el comercio electrónico para realizar sus trámites bancarios. Lo que demuestra que la relación de los séniors con la banca digital está avanzando muy rápido. En esta misma línea ha intervenido Alejandra Kindelan, presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), que ha destacado que “a partir de los 65, el 100% de los mayores tiene su pensión y sus recibos domiciliados, y prácticamente casi todos cuentan con una tarjeta. Además, el 15% están utilizando banca digital, lo que es un porcentaje muy elevado. En este sentido, el 90% de los que usan estos canales online consiguen realizar las operaciones con satisfacción, pero no hay que olvidarse también de los que no llegan y siguen queriendo una atención personalizada.”

En palabras de Juan Fernández Palacios, director del Centro de Investigación Ageingnomics: “Desde Ageingnomics, nuestro objetivo es que entre todos seamos capaces de aprovechar las oportunidades que ofrecen los séniors, una generación de personas que antes se consideraba que no tenían apenas protagonismo y que, hoy en día, se ha comprobado que son un pilar fundamental de la economía del país”. En cuanto al papel de este grupo en la transición tecnológica, ha añadido que “aunque sus capacidades están comprobadas, cuando hablamos de los séniors y del mundo digital, no todo el conjunto tiene las mismas carencias. El 70% de ellos está en internet en España, pero ese porcentaje disminuye cuando se habla de mayores de 65 años, lo que demuestra que el acceso a las herramientas digitales es menor y es ahí donde hay que actuar”.

Por su parte, Alberto Granados, presidente de Microsoft España, ha indicado que “la digitalización no es solo usar WhatsApp, sino también utilizar herramientas de almacenamiento, recursos que te permitan hacer la declaración de la renta o soluciones como el chat GPT que te ayuden a usar la inteligencia artificial. Si se habla del colectivo sénior, solo el 27% tiene skills digitales, por lo que hay una importante oportunidad de formación para estas personas”.

En esta misma línea, Tony Paños, director de programas de Alta Dirección en EDEM, también ha reivindicado la importancia de la formación en este grupo poblacional y la trascendencia de iniciativas como el Programa Digitalizando Líderes. El objetivo es acercar estas nuevas tecnologías a los líderes y ellos lo están recogiendo con muchas ganas.

Asimismo, Iñaki Ortega, profesor y consejero asesor del Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación MAPFRE, ha destacado la capacidad de emprendimiento de los séniors: “Según datos del INE, las empresas impulsadas por este público crean más empleo que las de los jóvenes y duran más. Además, en España, 1 de cada 3 autónomos tiene más de 55 años y existen más empresas crecientes lideradas por mayores de 50 que por menores de 30.”

Finalmente, Vanessa Escrivá, directora Corporativa de Tecnología de MAPFRE, ha explicado el Proyecto Ageing, desarrollado desde MAPFRE para incorporar el talento sénior dentro de su estrategia de negocio: “Hemos preguntado a los sénior, y sus preocupaciones son, principalmente, tener acceso a las herramientas digitales, ser considerados para proyectos importantes en sus compañías, convertirse en mentores de las nuevas generaciones y que sus empresas les faciliten la transición hacia la jubilación. De este modo, hemos impulsado este proyecto, que persigue tres objetivos principales: fomentar el talento sénior en la entidad, aumentar su flexibilidad y asesorarles para ver cómo pueden afrontar la etapa de jubilación de la mejor manera posible”.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies