El 12º Estudio sobre los CEOs del Pacto Mundial de la ONU y Accenture muestra que, aunque las personas que ocupan las direcciones ejecutivas están cada vez más preocupadas por los vientos adversos, casi todas (98%) están de acuerdo en que la sostenibilidad es fundamental para su función. Un sentimiento que ha crecido 15 puntos porcentuales en los últimos diez años del estudio.
La mayoría de los CEOs reconoce la importancia central de la sostenibilidad en la empresa

La sostenibilidad ha tenido un gran crecimiento en los últimos años. Sin dudas, hoy, hablar de desarrollo sostenible en la empresa es fundamental para el crecimiento y la durabilidad en el tiempo de cualquier compañía. Para conocer con mayor precisión la realidad del mundo corporativo en torno a la sostenibilidad el 12º Estudio sobre los CEOs del Pacto Mundial de la ONU y Accenture ha indagado en la visión de más de 2.600 directores ejecutivos de 18 países, 18 sectores y en más de 130 entrevistas en profundidad. Cifras que lo que convierten en el mayor estudio del mundo que cuenta con la opinión de más altos ejecutivos y ejecutivas. 

Una de las principales conclusiones que se desprende de la investigación es que los CEOs se enfrentan a un contexto global de enormes desafíos. La gran mayoría (93%) experimenta actualmente 10 o más retos simultáneos para sus negocios. El 87% advierte que los niveles actuales de adversidades limitarían el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Un dato clave que se observa es que, aunque las personas que ocupan las direcciones ejecutivas están cada vez más preocupadas por los vientos adversos, casi todas (98%) están de acuerdo en que la sostenibilidad es fundamental para su función. Un sentimiento que ha crecido 15 puntos porcentuales en los últimos diez años del estudio.

El mayor estudio jamás realizado sobre sostenibilidad y CEOs firmado por el Pacto Mundial de la ONU y Accenture afirma que los y las directivas advierten sobre el impacto de los contratiempos inesperados para las empresas y la sociedad. Desde la inestabilidad socioeconómica o el vacilante multilateralismo hasta las interrupciones en la cadena de suministro o los efectos inmediatos del cambio climático.A medida que se acumulan los desafíos, los directores y las directoras ejecutivas señalan que problemas globales que tradicionalmente se encontraban fuera de la esfera corporativa, como el cambio climático o los conflictos sociopolíticos, son motivos de preocupación.

A tan sólo ocho años para cumplir los ODS, casi la mitad (43%) de los y las CEO indican que el entorno geopolítico ha dificultado sus esfuerzos para realizar acciones de sostenibilidad. Cifra aún mayor si hablamos de países en vías de desarrollo (51%). Al examinar el objetivo de cero emisiones netas de las empresas más grandes del mundo, Accenture descubrió que casi ninguna alcanzará sus propios objetivos a menos que dupliquen sus tasas de reducción de emisiones de carbono para 2030.

Por otra parte, las y los CEO identifican una clara necesidad de centrarse en la tecnología para encontrar soluciones que enfrenten los desafíos globales e impulsen el crecimiento. Las personas líderes que ocupan puestos de dirección ejecutiva ya están incorporando la sostenibilidad en sus negocios. Concretamente, el estudio advierte que el 63% lo hace a través de nuevos productos y servicios para la sostenibilidad, un 55% mediante la recopilación de datos sobre sostenibilidad en sus cadenas de valor y un 49% invierte en fuentes de energía renovable. Casi la mitad (49%) está transitando hacia modelos de economía circular y el 40% está incrementando la financiación en I+D+i para la innovación sostenible.

Por último, en sus entrevistas, los CEO identifican iniciativas clave para generar resiliencia entre las empresas. Desde establecer objetivos climáticos basados en la ciencia o invertir en el fomento de la diversidad entre la plantilla hasta asociarse con otras industrias para buscar soluciones tecnológicas, mejorar la visibilidad de la cadena de suministro o promover una mayor biodiversidad. Además, los y las directivas ejecutivas continúan llamando a los gobiernos a participar en los cambios. Algunas de estas reclamaciones tratan de priorizar los objetivos medibles a largo plazo mediante informes estandarizados ESG (medioambiental, social y gobernanza, por sus siglas en inglés), un mercado global de carbono e incentivos para empresas sostenibles.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top