Publicado el
El pasado ejercicio, en una colocación que ascendió a 1.000 millones de euros, casi un 50% del importe se ha destinado a la categoría de acceso a servicios esenciales (salud, educación y servicios financieros), seguido de avances socioeconómicos y empoderamiento (un 37%), infraestructura básica asequible (un 12%) y vivienda asequible (un 0,6%).

El Informe de Bonos Verdes y Sociales de 2021 publicado por BBVA demuestra un excelente accionar de la entidad financiera el pasado ejercicio. El documento detalla el impacto medioambiental y social generado por los proyectos y préstamos que se han financiado con los ingresos de los bonos verdes y sociales emitidos por BBVA, S.A. desde 2018, que ascienden a un total de 5.000 millones de euros, de los cuales 3.000 millones fueron en formato verde y 2.000 millones, en formato social. En total, son casi cuatro millones de personas las que se han visto beneficiadas potencialmente por el destino social de los fondos que captó el bono de BBVA emitido en 2021.

El documento recoge también el impacto social de los préstamos ICO por la emisión de dos bonos COVID-19 en 2020, por un valor conjunto de 1.000 millones de euros. El 83% del importe se ha destinado a empresas de sectores que han sufrido un impacto fuerte o significativo de la pandemia, mientras que el 47% ha sido asignado a empresas ubicadas en zonas con mayor potencial de impacto social. Hasta 13.275 empresas, con un total de 214.497 empleados, se han visto beneficiadas por estos préstamos.

Caramente, desde hace un tiempo, la emisión de bonos verdes y sociales desempeña un papel clave en la consecución de los objetivos sostenibles de BBVA. La emisión sostenible permite al banco apoyar la transición de sus clientes hacia una economía baja en carbono y a su progresiva alineación con los objetivos del Acuerdo de París. Según el informe, en relación al bono social emitido en 2021, dentro de la subcategoría de salud, el bono ha permitido habilitar 1.044 camas en hospitales y clínicas y 184 plazas en residencias de ancianos, con hasta 2.159.014 beneficiarios potenciales. En el área de educación se ha ayudado a 53.815 estudiantes.

Por su parte, en el apartado de infraestructura básica asequible, el bono social ha contribuido a extender servicios de telecomunicaciones de banda ancha a más de 200.206 instalaciones, 303.275 hogares y 4.975 empresas. En conjunto, se han visto beneficiadas potencialmente 814.580 personas. Asimismo, más de 762.000 personas se han beneficiado de los fondos que se han destinado a avances socioeconómicos y empoderamiento, a través de financiación para colectivos vulnerables o de rentas bajas. Finalmente, 31 familias se han beneficiado en la categoría de vivienda asequible.

Finalmente, en relación a los préstamos y proyectos medioambientales financiados con los bonos verdes emitidos por BBVA, desde 2018 se han evitado un total de 3.666.415 toneladas de emisiones CO2 a la atmósfera, lo que equivale a las emisiones anuales de 1.451.471 coches. Adicionalmente, el volumen de agua tratada ha sido equivalente al consumo anual de 412.965 ciudadanos en España. Se han tratado 906.864 toneladas de residuos, equivalentes a los residuos que generan 2.051.729 personas en un año.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies