El Pacto Mundial de las Naciones Unidas México ha publicado recientemente el informe: “El empoderamiento de la mujer y los negocios tendencias y oportunidades para 2022: avance en medio de los desafíos de la pandemia en todas las regiones”. El mismo examina los resultados agregados de las empresas que utilizan la Herramienta de análisis de la brecha de género de los Principios para el empoderamiento de las mujeres con el objetivo de brindar información sobre el desempeño corporativo global y regional en materia de igualdad de género y mostrar los esfuerzos de los socios y otras partes interesadas para impulsar el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo. La publicación concluye que, si bien ha habido avances en materia de igualdad de género se necesita una acción más acelerada, urgente e impactante en todos los ámbitos.
Igualdad de género en la empresa, el desafío del siglo

Entre muchos otros trágicos efectos, la pandemia de la COVID-19 apartó a millones de mujeres de la fuerza laboral y, aumentó de manera exponencial la cantidad de horas que las mujeres le dedican diariamente al trabajo de cuidados no remunerado en los hogares, lo cual impacta de manera directa en las trayectorias laborales de las mismas. La irrupción del virus exacerbó muchas de las barreras existentes a las que se enfrentan las mujeres, incluida la violencia doméstica y las formas en que las empresas no aplican una perspectiva de género a sus políticas y prácticas.

Para conocer cómo se encuentran las empresas, sin importar su tamaño, en materia de igualdad, el Pacto Mundial de Naciones Unidas creó una Herramienta de Análisis de la Brecha de Género de los Principios para el empoderamiento de las Mujeres (herramienta WEPs). Se trata de una herramienta empresarial diseñada para ayudar a las empresas de todo el mundo a evaluar el rendimiento de la igualdad de género en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad. Este informe presenta las conclusiones agregadas de la herramienta de autoevaluación para 2682 empresas en 117 países para indicadores seleccionados al 1 de diciembre de 2021. Los resultados abarcan una amplia gama de sectores, desde los servicios financieros hasta la energía, y casi la mitad de las empresas que utilizan la herramienta son microempresas y pymes (47 %).

Esta iniciativa propone un listón alto al alentar a las empresas a emplear un enfoque holístico para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Una empresa logra una puntuación más alta al demostrar una acción más completa en cada etapa de la gestión (compromiso, implementación, medición y transparencia). El enfoque holístico y ambicioso de la herramienta garantiza que incluso las empresas situadas en los puestos más altos de la clasificación son capaces de identificar múltiples áreas de mejora.

La principal conclusión a la que arriba el estudio es que, en términos generales, hay indicios de progreso por parte de las empresas. Al analizar los datos, se observa que, a nivel mundial, la puntuación media de las compañías que utilizan la herramienta ha aumentado del 28 al 32 %, lo que indica un aumento de los esfuerzos de las empresas para promover la igualdad de género. Sin embargo, gran parte de ese progreso se limita a los compromisos de la empresa. Si bien el 78 % de las que utilizan la herramienta se ha comprometido con la igualdad de género, frente al 68 % en 2020, los niveles de implementación, medición y transparencia siguen siendo muy bajos (entre el 1 y el 2 % de media). Esto muestra la necesidad de un cambio más acelerado, urgente e impactante, según afirma el documento.

Otro dato que emerge de la investigación es que solo el 34 % de las empresas afirma que proporciona un equipo de protección individual que tiene en cuenta las necesidades de salud específicas de las mujeres. Solo el 25 % de las empresas señala que garantiza la participación equitativa de mujeres y hombres en las consultas comunitarias, cruciales para responder a crisis como la de la COVID-19 y el cambio climático. Además, en muchos países, los derechos de la mujer, incluidos sus derechos reproductivos, están amenazados, pero menos de la mitad de todas las empresas (48 %) utilizan su influencia para apoyar políticas públicas que promuevan la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

Por otra parte, la diversidad en el lugar de trabajo ha demostrado ser esencial para construir negocios resilientes que respondan a las necesidades de las y los empleados, consumidores y miembros de la comunidad. A medida que las empresas se adaptan a la vida con la COVID-19, tienen la oportunidad de implementar nuevos sistemas que funcionen para todas y todos y aborden estos problemas. Por ejemplo, más de la mitad de las empresas (54 %) señala que ofrecen teletrabajo, y casi tres cuartas partes ofrecen permisos de maternidad y paternidad remunerados, políticas que pueden ayudar a todos los cuidadores, la mayoría de los cuales son mujeres, a gestionar sus responsabilidades profesionales y personales.

Finalmente, el documento realiza un desglose por regiones. En el caso de Europa occidental, se observa que, con el aumento de la acción del sector privado en materia de sostenibilidad, son notables los esfuerzos de promoción y estructuras y operaciones bien establecidas para promover la igualdad de género, la región está muy comprometida con el empoderamiento económico y la igualdad de las mujeres. Sin embargo, las mujeres siguen cobrando menos que los hombres por una variedad de razones, incluida la sobrerrepresentación en los sectores mal remunerados y la relación salarial entre el pago remunerado y no remunerado, a menudo perpetuado por las expectativas sociales de las tareas de cuidado de las mujeres. Esto indica la necesidad de una mayor transparencia en todos los sectores que pueda revelar disparidades salariales injustificadas basadas en el género para un trabajo igualitario. Algunos otros datos que arroja el estudio sobre esta zona son:

Estrategia: El 48 % tiene una estrategia de igualdad de género en toda la organización con áreas de enfoque para mejorar.

Establecimiento de objetivos: El 47 % tiene metas y objetivos medibles y con plazos determinados en su estrategia de igualdad de género.

Mujeres en puestos de liderazgo: El 26 % posee metas y objetivos medibles y con plazos determinados para crear una fuente de mujeres cualificadas para la gestión.

Evaluación de proveedores: El 18 % tiene procesos sólidos de debida diligencia o evaluación para proveedores y vendedores, y el 8 % realiza un seguimiento del gasto porcentual con empresas pertenecientes a mujeres.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top