Más tiempo en casa y más compras online, esto es lo que ha provocado la pandemia del coronavirus y, por consiguiente, también que generemos más desechos que reciclar. Ante esto Leroy Merlin presenta algunas claves de cómo adaptar tu hogar para que la falta de espacio no sea una excusa para huir del reciclaje.
Reciclar más y mejor: Leroy Merlin propone acciones para hacer un hogar sostenible

La pandemia ha trasformado casi todos los planos de nuestra vida. Nuestros hábitos de consumo no han sido la excepción. La crisis sanitaria nos ha llevado a casi todos a pasar mucho más tiempo en nuestras casas. Inevitablemente, esto hace que los desperdicios que generemos acaben, en su mayoría, en nuestros hogares.

A eso se suma que, desde que empezó la pandemia, han aumentado exponencialmente las compras online, según Europa Press estas han crecido un 15% respecto del año anterior. Lo que se traduce en más bolsas de plástico, cajas de cartón, papel y demás envoltorios que se suman a los deshechos que ya generábamos. Y claro, todo esto hay que reciclarlo, pero ¿tenemos espacio en casa para llenarla de cubos para ello? La realidad es que no todo el mundo, es por esto, que Leroy Merlin ha redactado una serie de posibles soluciones para hacerle frente a esta nueva realidad:

1. Opta por cubos extraíbles:  Es posible que tengas algún espacio en un armario de la cocina o en algún otro lugar de casa que puedas aprovechar para guardar los cubos, evitando que estén constantemente atravesados en alguna parte. Existen opciones con raíles que permiten sacar el cubo con mayor facilidad, pero no es necesario ponerse exquisitos. Basta con guardarlo con la mano y sacarlo cuando sea necesario.

2. Compra cubos más pequeños: Sabemos que además de estar comprando más y generando más basura, también son cada vez más los contenedores en los que hay que dividirla en orgánica, envases, vidrio, papel y cartón, etc. Y esto se traduce en más cubos en casa. Quizás lo que necesites es decantarte por opciones de menos litros. Sí, las bolsas se llenarán antes y tendrás que bajar más veces a tirarlas, pero te cabrán todos con mayor facilidad.

3. Aprovecha el espacio vertical: Lo habitual es que tengamos un cubo al lado del otro y eso da un aspecto mucho más aparatoso. Sin embargo, existen en el mercado numerosas opciones que traen todos los cubos que necesitas para reciclar apilados uno encima del otro. Será cuestión de conseguirle un hueco en casa al lado de una columna o pegado a una pared y listo. 

4. Aprovecha espacios muertos: En todas las casas los hay: esa típica esquina que no usamos para nada porque nada cabe bien en ella, o los espacios detrás de las puertas.

5. Cubos plegables: Hablando de puertas y espacios muertos, también son perfectos para poner este tipo de objetos. Normalmente solemos pensar en los cubos de basura como un objeto rígido, pero existen en el mercado algunas opciones flexibles o plegables, que se pueden sujetar –por ejemplo– a la parte interior de la puerta de un armario de la cocina.

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top