¿Es posible producir algodón de manera sostenible? La respuesta es sí. Aunque no es tarea fácil, se trata de un desafío posible y necesario, sobre todo para impulsar una industria de la moda más respetuosa con el medioambiente y las personas. Con el afán de contribuir a esta tarea, surge la “Iniciativa para un Mejor Algodón” (BCI por sus siglas en inglés). Se trata de una organización sin ánimo de lucro, que se ha consolidado como el mayor programa de sostenibilidad del algodón del mundo. Su objetivo es mejorar la producción de algodón a nivel mundial ayudando a disminuir el efecto de su cultivo en el impacto medioambiental, ya que promueve formas de siembra menos intensivas. Asimismo, este programa tiene una interesante parte social que se centra en defender los derechos y la calidad de vida de las y los productores.
Better Cotton Initiative, el programa de sostenibilidad de algodón más grande del mundo

En muchos países, el algodón es el cultivo más importante, no sólo proporciona fibras para la industria textil, sino que también juega un papel importante dentro de la industria alimenticia, pues sus semillas tienen un alto contenido en aceites y proteínas. La producción de algodón emplea a unos 350 millones de personas de manera directa e indirecta: en el campo, en su transporte, en el desmotado, embalado, prensado, almacenamiento, etc.

A pesar de que el algodón tan solo ocupa el 2,1% de toda la tierra cultivable del mundo, su cadena de valor va mucho más allá de su cultivo e incluye múltiples pasos de procesamiento, lo que contribuye a la creación de empleo y la mejora de la infraestructura industrial. Este cultivo representa, aproximadamente, un 2,5% de la superficie total bajo riego, ya que es el tercer cultivo que más agua consume, tras el arroz y el trigo, seguido por el maíz, las frutas y verduras. Según las técnicas empleadas, son necesarios entre 5.000 y 10.000 litros de agua para producir un kilo de algodón. Es por esto que producirlo de manera sostenible resulta vital.

Better Cotton Initiative (BCI)  es una organización internacional sin ánimo de lucro que ejecuta el programa de sostenibilidad de algodón más grande del mundo y que tiene como objetivo mejorar la producción de algodón, además de contribuir a disminuir el efecto de su cultivo en el impacto en el clima ya que promueve formas de siembra menos intensivas. Básicamente ofrece formación sobre prácticas agrícolas más sostenibles a más de 2,3 millones de agricultores de algodón en 23 países. En la temporada de algodón 2018-19, los Agricultores que forman parte de BCI con licencia produjeron más de 5,6 millones de toneladas métricas de "Mejor Algodón", lo cual representa alrededor del 22% de la producción mundial.

A finales de 2019, BCI contaba con más de 1.840 miembros, que abarcan toda la cadena de suministro de algodón mundial, desde las organizaciones de agricultores hasta los minoristas y las marcas. Así, busca disminuir los impactos negativos de la producción de algodón convencional mediante el apoyo a la producción y el abastecimiento de Better Cotton - algodón cultivado en línea con los Principios y Criterios de Better Cotton.

BCI conecta a personas y organizaciones del sector del algodón en todo el mundo, desde el campo a las tiendas. Su objetivo es hacer la producción mundial de algodón sea mejor para las personas que lo cultivan, mejor para el medio ambiente en el que crece y mejor para el futuro del sector. Es por esto que abarca organizaciones de todo tipo, desde las explotaciones agrícolas hasta las marcas de moda y textiles, y organizaciones de la sociedad civil, impulsando el sector del algodón hacia la sostenibilidad.

Asimismo,este programa tiene una interesante parte social que se centra en defender los derechos y la calidad de vida de las y los productores. Better Cotton capacita a los agricultores en la utilización eficiente del agua, en el cuidado del suelo y hábitats naturales, en el uso reducido de los productos químicos más nocivos y en promover un trabajo decente, ya que el algodón se cultiva en zonas del mundo con grandes desafíos, tanto medioambientales como sociales. Es por esto, que BCI busca gestionar condiciones sociopolíticas y económicas con el fin de ofrecer apoyo e intervenciones allí donde tengan mayor impacto.

BCI se basa en un sistema Mass Balance donde el Better Cotton se mezcla con otros tipos de algodón en su viaje desde el campo hasta el producto final. Este sistema alienta a los proveedores a abastecer un mayor porcentaje de Better Cotton, ya que no requiere una costosa separación física a lo largo de la cadena de suministro. La definición global de "Better Cotton" se basa en los siguientes siete principios:

  1. Los agricultores de BCI minimizan el impacto perjudicial de las prácticas de protección de cultivos
  2. Los agricultores de BCI promueven la gestión del agua
  3. Los agricultores BCI cuidan la salud del suelo
  4. Los agricultores BCI mejoran la biodiversidad y utilizan la tierra de forma responsable
  5. Los agricultores BCI cuidan y preservan la calidad de las fibras
  6. Los agricultores BCI promueven el trabajo decente
  7. Los agricultores BCI aplican un sistema de gestión eficaz

Al adherirse a estos principios, los Agricultores BCI producen algodón de una manera que es mensurablemente mejor para el medio ambiente y las comunidades agrícolas. Si bien no será tarea fácil llegar a todos los campos algodoneros del mundo, la entidad marcha a buen ritmo y el tamaño de su compromiso es igual al del desafío que tienen por delante.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top