Publicado el
La entidad financiera ha sido seleccionada como la segunda más sostenible del mundo y, además, ha obtenido la medalla de plata en el Anuario de S&P Global. Asimismo, la banca ha anunciado que ya ha alcanzado un año antes de lo previsto la mitad de los objetivos que se había propuesto sobre financiación sostenible. El ritmo de crecimiento en la financiación de este tipo de operaciones por parte de BBVA supone un 33% más de lo planeado.

La sostenibilidad es un elemento clave en la estrategia global de BBVA. La entidad ha acelerado de manera notable su ‘Compromiso 2025‘ de movilizar 100.000 millones de euros en financiación sostenible frente al cambio climático. Sólo durante el pasado ejercicio, y a pesar de la pandemia, ha alcanzado los 20.000 millones de euros, un 12% más que en 2019. A cierre del pasado diciembre de 2020, la banca alcanzó 50.154 millones de euros en financiación sostenible. Esto supone que ha logrado un año antes la mitad de su objetivo de financiación sostenible previsto para el periodo 2018-2025 (100.000 millones de euros) La apuesta del banco contra el cambio climático contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y a los retos derivados del Acuerdo de París sobre el Clima.

El ‘Compromiso 2025’ de BBVA está basado en tres líneas de actuación: financiar para contribuir a frenar el cambio climático y conseguir el cumplimiento de los ODS mediante la movilización de 100.000 millones de euros entre 2018 y 2025; integrar los riesgos ambientales y sociales asociados a la actividad del banco para minimizar los potenciales impactos negativos directos e indirectos; e involucrar a todos los grupos de interés para impulsar de forma colectiva la contribución del sector financiero al desarrollo sostenible.

Los 50.154 millones de euros movilizados incluyen operaciones en financiación verde (60 % del total); inclusión financiera y emprendimiento (13%); infraestructuras sociales y ‘agrobusiness’ (12%); y otra movilización sostenible (15%). Asimismo, en el mercado mayorista, BBVA se ha convertido en uno de los bancos más activos en la emisión y en la intermediación de bonos sostenibles a nivel global. Según Bloomberg, BBVA ha sido el banco más activo de España en emisión de bonos sostenibles, 4º de Europa y 8º del mundo en el periodo 2018-2020.

Como parte de sus compromisos con la financiación sostenible, el pasado mayo de 2020, BBVA fue la primera entidad financiera privada en Europa en emitir un bono social relacionado con el COVID-19 y dos meses más tarde, fue el primero en emitir bonos perpetuos contingentemente convertibles (los denominados “CoCos”) con la consideración de bonos verdes por 1.000 millones de euros, con destino a financiar activos verdes elegibles en la cartera de BBVA, diversificada en activos de diferentes sectores verdes (eficiencia energética, energías renovables, transporte sostenible, gestión de residuos y gestión de aguas).

Para el responsable de la Oficina Global de Sostenibilidad de BBVA, Ricardo Laiseca, “estos datos confirman la aceleración en la consecución de nuestro objetivo de financiación sostenible, gracias también al refuerzo de la oferta de producto en los segmentos minorista y mayorista”.

BBVA, el segundo banco más sostenible del mundo

Los esfuerzos realizados por la entidad financiera en materia de sostenibilidad han dado sus frutos. La banca ha obtenido la distinción de plata dentro de la industria bancaria en el anuario elaborado por S&P Global, analista del ‘Dow Jones Sustainability Index’ (DJSI, en sus siglas en inglés). En este ranking el Grupo se ha convertido en el segundo banco más sostenible a escala mundial en 2020.

Se trata del DJSI, el índice de referencia del mercado para medir el desempeño de las mayores compañías por capitalización bursátil en materia económica, ambiental y social. Este ha reajustado la posición de BBVA en la clasificación de 2020, y ha ascendido de tercer a segundo banco más sostenible a nivel global.

En este índice BBVA ha conseguido la máxima nota (100 puntos) en los apartados de inclusión financiera; reporting medioambiental; reporting social; ciudadanía corporativa y filantropía; salud y seguridad laboral; estrategia fiscal; y ’policy influence’. Luego, tras la publicación del índice de sostenibilidad del Dow Jones, S&P Global elabora un informe anual en el que las empresas con mejor rendimiento en sostenibilidad dentro de su industria se catalogan como oro, plata o bronce. BBVA ha sido reconocido en la categoría plata, lo que significa que está ubicada entre 1 y el 5% de las empresas de su industria con mejor desempeño en materia económica, ambiental y social.

 “Estamos muy orgullosos de recibir la distinción plata en este reconocido indicador. Además, subir un puesto en el DJSI y colocarnos como el segundo banco más sostenible del mundo reafirma nuestro compromiso con la sostenibilidad, que es una de nuestras prioridades estratégicas”, ha declarado  Laiseca.

BBVA está incorporando los riesgos y oportunidades del cambio climático en sus decisiones de inversión y financiación. Además, parte fundamental de la estrategia de la entidad es ayudar a sus clientes a adaptarse a este nuevo entorno, no sólo financiando sino también asesorándolos en esa transición ecológica. Asimismo, en 2020 BBVA ha actualizado su Política de Responsabilidad Social Corporativa fortaleciendo el compromiso por un impacto positivo en la sociedad, los derechos humanos, la inversión en la comunidad y la aspiración de BBVA como agente de cambio social.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies