Diez temas que delimitan la agenda política de la Unión Europea este año

La quinta edición de una publicación anual del Servicio de Investigación del Parlamento Europeo (EPRS, por sus siglas en inglés) publicada a finales de enero de este año, tiene el objetivo de identificar y enmarcar algunos de los temas y áreas políticas clave que probablemente ocuparán un lugar destacado en la agenda política de la Unión Europea durante el 2021. Los temas analizados son: la carrera por la vacuna de la Covid-19; el plan de recuperación económica; el acceso a los alimentos; la desigualdad; los retos para la cultura y el arte; el impulso digital para la economía circular; las materias primas; los controles fronterizos; los conflictos en el Mediterráneo oriental y la nueva administración estadounidense.

El año que tenemos por delante es crítico en muchos sentidos: el 2021 que acaba de comenzar es el primer año de recuperación tras la llegada de la pandemia que golpeó al mundo en 2020. En el ciclo político europeo de cinco años, es un año en el que se esperan avances de la acción y la implementación, después de un primer año generalmente más centrado en las declaraciones y la planificación. Las expectativas son muchas para los próximos meses y quizás las decisiones que se tomen marcarán el curso de los próximos años.

Sumado a un escenario ya complejo post pandemia, una serie de acontecimientos mundiales y tensiones geopolíticas no lo hacen menos crítico a nivel internacional. Para ayudarnos a entender los próximos desafíos de Europa y el mundo en un momento tan adverso como el actual, el Servicio de Servicio de Investigación del Parlamento Europeo (EPRS) ha pedido a una docena de sus analistas políticos que identifiquen diez temas a los que prestar atención en 2021, explicando por qué son importantes y qué podemos esperar del año que viene. Con tantos temas candentes en juego en Europa y en el mundo, una selección de sólo diez es una definición subjetiva a los fines analíticos, pero sin dudas, podrían ser muchos más.

1. La carrera por la vacuna de la Covid-19:

Es evidente que la carrera por conseguir la vacuna que ponga fin a la pandemia es una de las prioridades actuales del viejo continente y del mundo entero. A medida que se acercaba el año 2021, cada vez más equipos de investigación anunciaban los resultados satisfactorios de sus ensayos clínicos de fase III, con miles de personas participando en ellos. Esto ha permitido a los productores de vacunas introducir solicitudes de aprobación y trajo la esperanza de que ayude a frenar la pandemia.

Las vacunas funcionarán como protectoras de la vida, así como por añadidura protegerán la vida social y económica. Lo que está en juego no es sólo la salud, sino también la forma en que las posibles futuras pandemias sean manejadas a nivel político y sanitario. La confianza de la sociedad en la ciencia a largo plazo sin dudas ha aumentado tras la llegada de la vacuna. Junto a la dimensión positiva, el informe también recuerda el daño que han hecho las campañas de desinformación, a menudo dirigidas por movimientos anti vacunas, y apoyadas por potencias extranjeras interesadas en socavar las posiciones de los demás. A pesar de esto, la investigación concluye que el objetivo final debe ser detener la pandemia mediante una distribución mundial de vacunas eficiente y equitativa, entendiendo a esta como un bien público.

A nivel internacional, la UE se está posicionando como líder de los esfuerzos de solidaridad mundial para acelerar el acceso universal. En toda la unión ya se han recaudado casi 16.000 millones de euros. Además, la UE y sus Estados miembros también han aportado más de 850 millones de euros a COVAX, cuyo objetivo es que los países más ricos firmen para ayudar a financiar las vacunas de Covid-19 para los países de renta baja y media.

2.El plan de recuperación económica: Convertir la crisis en oportunidad

El plan de recuperación de la UE se basa en el instrumento temporal de recuperación europea de 750.000 millones de euros para 2021-2023 y en el presupuesto de la UE para 2021-2027. Este paquete financiero es la respuesta de la Unión para mitigar el impacto socioeconómico de la crisis del coronavirus. El año 2021 será crucial para la puesta en marcha del plan de recuperación. Es el momento de ver cómo implementarlo. Sin embargo, aún quedan algunos pasos esenciales antes de que pueda desarrollarse en su totalidad. El programa de recuperación “Next Generation EU (NGEU)” es el mayor y más innovador instrumento que ha propuesto la UE para reajustar su economía, no sólo por la magnitud del apoyo financiero, sino también por la forma en que se financiará y el vínculo que crea entre las medidas de recuperación y los objetivos y valores de la UE.

3. El acceso a los alimentos:

El acceso a la alimentación es un derecho humano fundamental, consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y está protegido por la legislación internacional y nacional. En la UE, ha sido un objetivo central de la Política Agrícola Común (PAC) desde que entró en vigor en 1962. La lucha contra el hambre es uno de los objetivos principales de la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU, y la seguridad alimentaria es fundamental para alcanzar 14 de los 17 Desarrollo Sostenible (ODS). La pandemia de coronavirus y la posterior crisis económica han afectado a las cadenas alimentarias de todo el mundo, creando alteraciones y revelando vulnerabilidades y distorsiones inherentes, incluso en la UE.

La publicación advierte que la crisis podría casi duplicar el número de personas que padecen hambre aguda en el mundo, y amenazar el acceso a alimentos de calidad y nutritivos para millones de ciudadanos vulnerables de la UE. También ha puesto de manifiesto la urgencia de replantear la forma de producir, comerciar y consumir alimentos, creando la oportunidad de aumentar el nivel de ambición para reformar los sistemas alimentarios mundiales. La publicación vaticina que en 2021 confluirán una serie de iniciativas internacionales que reunirán consenso hacia una gobernanza más sólida en este ámbito. La concesión del Premio Nobel de la Paz 2020 al Programa Mundial de Alimentos (PMA) se considera un signo de los tiempos: los alimentos realmente importan.

4. Luchar contra la desigualdad:

La pregunta que se enuncia en el informe no es "¿existen la desigualdad y la discriminación en Europa?", sino cómo podemos, como individuos y sociedades, reconocerlas y combatirlas más y combatirlas más eficazmente? Una investigación del Instituto para la Igualdad de Género de la Unión Europea (EIGE) y la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) muestran que, a pesar de los esfuerzos por reducirlas, la discriminación y las desigualdades por múltiples motivos, como el sexo, la edad, el origen étnico y el color de la piel, la discapacidad, la orientación sexual, la identidad de género, la religión y las creencias, y la situación migratoria, siguen siendo omnipresentes. Un gran porcentaje de la población de la UE se siente y es discriminado en su vida cotidiana, en la educación y empleo, así como en el acceso a la vivienda, la sanidad y la justicia, los servicios públicos y privados, los barrios y las relaciones privadas, por ser quienes son. Muchos experimentan formas de discriminación "interseccional" que se superponen.

Asimismo, muchas personas temen incluso por su vida y su seguridad, ya que corren un riesgo desproporcionado de ser víctimas de acoso y delitos de odio. La discriminación y las agresiones a menudo no se denuncian y muchas de las que lo hacen tienen un bajo niveles de satisfacción con la forma en que se trataron sus quejas. Un Eurobarómetro de 2019 muestra que la conciencia pública de esta situación y las actitudes positivas hacia los grupos con especial riesgo de discriminación han aumentado desde 2015, pero con variaciones significativas entre países y para grupos concretos. Solo una cuarta parte de los encuestados considera que los esfuerzos de su país para luchar contra todas las formas de discriminación eran eficaces. Todo esto sin dudas debe cambiar. En 2021, la Comisión Europea se propone pasar de la estrategia a la ejecución, y el centro de atención serán los retos concretos de la aplicación de estas medidas y la consecución para lograr un cambio real.

5.Los retos para la cultura y el arte:

El informe afirma que la cultura en general, y las artes en particular, crean relaciones y nos ayudan a interpretar y dar sentido a nuestras vidas y al mundo que nos rodea. Es por esto que desempeñan un papel importante en nuestras relaciones sociales, el bienestar general y la salud, especialmente en la salud mental, e incluso en la base de ciertas terapias. La investigación explica que, aunque estos factores no se incluyen en el cálculo del producto interior bruto (PIB), Canadá ha introducido recientemente la cultura en su índice de bienestar. Esto incluye el tiempo y el dinero gastado en arte y cultura, la asistencia a espectáculos en vivo y el voluntariado cultural, reconociendo así la importancia de un ámbito a menudo infravalorado.

Los procesos artísticos enriquecen nuestras experiencias, pero no necesariamente a los propios artistas, cuyos trabajos son precarios y a menudo mal pagados. Aunque los sectores cultural y creativo emplean al 3,7% de los trabajadores de toda la UE, los empleos culturales, y en particular los artísticos, cuentan con el doble de autónomos que en el resto de la economía y ofrecen bajos niveles de protección social. Esto, unido a la tendencia a tener que seguir trayectorias profesionales basadas en proyectos, significa que muchos trabajadores del sector cultural tienen un futuro incierto. Evidentemente, la pandemia de Covid-19 ha agravado esta precaria situación en ámbitos como los espectáculos en vivo y las exposiciones de arte, que se encuentran entre los primeros eventos en cerrar durante los confinamientos

6. El impulso digital para la economía circular:

Hay dos transiciones globales clave en curso: una revolución digital continua y una transición urgente hacia la neutralidad climática y la ambiental. El documento sostiene que la UE se esfuerza por liderar ambas. Las directrices políticas de la Presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, establecen un programa para "la transición hacia un planeta sano y un nuevo mundo digital". Esto se confirma en las prioridades legislativas para 2021, con la "aplicación del Pacto Verde Europeo" y "dar forma a la Década Digital de Europa" figuran entre las seis prioridades clave.

La economía circular es un componente clave del Green Deal europeo. En una economía circular, los productos permanecen en uso durante más tiempo (compartiendo, reparando y reutilizando), y los materiales se reutilizan una y otra vez. La investigación sostiene que la economía circular reduciría el daño medioambiental de la extracción de recursos y la producción la producción de materiales, lo cual haría a Europa menos dependiente de los materiales importados y desvincularía el crecimiento económico del aporte de nuevos recursos materiales. Cada vez se reconoce más que una economía circular ayudará afrontar el triple reto de la escasez de recursos, el impacto ambiental y los residuos. El nuevo plan de acción de economía circular de la UE, adoptado en marzo de 2020, incluye una iniciativa de productos sostenibles para para apoyar el diseño circular de los productos, centrado en los sectores que consumen muchos recursos, como la electrónica y las tecnologías de la información y la comunicación, así como un nuevo espacio europeo de datos para aplicaciones circular con datos sobre las cadenas de valor y la información de los productos.

7. Las materias primas:

El litio y el cobalto (utilizados en las baterías recargables) o el indio (utilizado en las pantallas táctiles) son "materias primas críticas" (MRC, por sus siglas en inglés) para la UE. Las CRM combinan dos características: son estratégicamente importantes para la industria y la economía europea, y la seguridad de su abastecimiento conlleva grandes riesgos. Aunque los desafíos relacionados con la disponibilidad de los MRC han estado en la agenda de la UE durante muchos años, y la actual Comisión lo había convertido en una de sus prioridades en 2019, fue la repentina interrupción de las cadenas de suministro mundiales por la crisis del coronavirus lo que supuso una resonante llamada de atención. Con casi la mitad del mundo bajo bloqueo, muchas redes logísticas internacionales se paralizaron. Esto ha llamado la atención de las administraciones y ha hecho que asegurar un suministro sostenible de MRC sea más importante que nunca.

Los MRC se están convirtiendo en un requisito fundamental para alcanzar los principales objetivos de la UE. Un entorno geopolítico cada vez más desafiante se está abordando acertadamente con un cambio estratégico en la política de la UE hacia la autonomía. Sin embargo, la UE no se convertirá en un actor geopolítico más fuerte en la escena mundial sin un acceso seguro y suficiente a los MRC. Esto se debe a que son necesarios para producir productos de alta tecnología y alto valor añadido y desarrollar tecnologías clave para lograr la soberanía económica, digital y de defensa en Europa.

8. Los controles fronterizos:

En septiembre de 2020, la Comisión Europea presentó un nuevo pacto sobre migración y asilo, cuyo objetivo es integrar mejor las políticas de la UE en materia de asilo, la gestión de las fronteras y la cooperación exterior en materia de migración, y finalizar la reforma del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA). Una de las propuestas clave de este paquete es el establecimiento de un nuevo procedimiento para identificar rápidamente a los nacionales de terceros países que no están autorizados a entrar en la UE y canalizarlos hacia los procedimientos de asilo o retorno.

El nuevo pacto propone un enfoque global que vincule diferentes aspectos del asilo, la migración y la gestión de las fronteras. Una premisa clave de este enfoque es que un sistema sostenible de migración y de asilo requiere un control eficaz de las fronteras exteriores y, en particular, medidas para luchar contra la migración irregular y mejorar los retornos.

9. Los conflictos en el Mediterráneo oriental:

Desde que se descubrieron las reservas de gas natural en el Mediterráneo oriental a principios de la década de 2000, Turquía ha desafiado a sus vecinos con la desestabilizado toda la región toda la región con sus exploraciones ilegales e intervenciones militares, en violación del derecho internacional. Ankara ha utilizado la fuerza militar y la intimidación, incluyendo repetidas violaciones de las aguas territoriales y los espacios aéreos de países vecinos, así como acuerdos bilaterales, como su memorando de entendimiento de noviembre de 2019. El informe advierte que la comunidad internacional ha condenado enérgicamente el comportamiento de Turquía. Teniendo en cuenta el pobre historial de Turquía en cuanto a la defensa de los derechos humanos y el Estado de Derecho, la Unión Europea ha suspendido las negociaciones de adhesión dentro del marco financiero plurianual para 2021-2027.

10. La nueva administración estadounidense:

Finalmente, Estados Unidos, el gran gigante de América es otro de los ejes centrales a considerar en la agenda política de la UE. La nueva administración probablemente dará un nuevo impulso a las relaciones transatlánticas, pero los expertos advierten que no todos los ámbitos estarán maduros para la cooperación entre la UE y EE.UU.

¡Comparte este contenido en redes!

Top