La evidencia sobra para afirmar la necesidad urgente de la paridad de género en los altos cargos de dirección tanto del sector público como privado. Lograr la efectiva igualdad de género en las sociedades contemporáneas y, por tanto, en las instituciones es aún una gran deuda pendiente. Si bien ha habido innegables avances, aún no es suficiente y estamos lejos de poder hablar de paridad. El MSCI ESG Research ha publicado un informe sobre la representación de las mujeres en los consejos de administración de las empresas desde 2009 y los resultados no son nada alentadores. Además de haber pocos cambios contundentes en los últimos años, la pandemia ha detenido los pequeños avances conquistados.
Consejos de dirección: ¿territorios vedados para las mujeres?

Las mujeres con la mitad de la población mundial, sin embargo, esto no pareciera traducirse a los espacios de toma de decisión de las empresas e instituciones. Territorios históricamente habitados por varones. Numerosas investigaciones demuestran los altos porcentajes de formación de la población femenina, su capacidad de liderazgo y los beneficios que trae para las empresas incorporar población diversa, en el amplio sentido de la palabra, a los consejos de dirección. Empero, que una mujer logre ocupar puestos de jerarquía en una empresa parece ser una carrera de obstáculos. El MSCI ESG Research ha publicado un informe sobre la representación de las mujeres en los consejos de administración de las empresas desde 2009 y en general hay poco que celebrar.

El informe de progreso de 2020 proporciona una visión general de la diversidad de género en las juntas corporativas de los 2.907 constituyentes del índice MSCI ACWI a partir del 30 de octubre de 2020. También incluye las tendencias del sector, así como una actualización de las proyecciones de cuánto tiempo podría llevar a alcanzar que efectivamente haya un 30% y 50% de mujeres directoras. MSCI Inc. es el mayor proveedor mundial de Índices Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ESG) con más de 1.500 Índices ESG de renta variable y renta fija diseñados para ayudar a los inversores institucionales a comparar de forma más eficaz el rendimiento de las inversiones en ESG y a gestionar, medir e informar sobre los mandatos de ESG.

El estudio muestra que, en términos generales, a nivel global ha habido una desaceleración en el ritmo de cambio en la incorporación de mujeres a los consejos directivos. En este sentido, la investigación expone que, durante 2020, hubo una notable disminución en la tasa de aumento de la población femenina en la representación en las juntas directivas. Después de un salto de 2,1 puntos porcentuales el año pasado, en el 2020 el crecimiento se limitó a 0,6 puntos porcentuales entre los componentes del MSCI ACWI Índice, retrocediendo a la tendencia de 2018 de un ligero aumento con respecto al año anterior. La mayor parte del aumento agregado provino de las empresas de los mercados desarrollados, especialmente aquellos domiciliados en los Estados Unidos.

Un punto importante a destacar es que, aunque este año se han añadido menos mujeres a los consejos de administración que en el 2019, el número de juntas de hombres en todo el mundo siguió disminuyendo. Sólo el 17% de Los componentes del índice MSCI ACWI tienen juntas de exclusivamente hombres en 2020, por debajo de 18,6% el año pasado. Gran parte del cambio se produjo en los mercados emergentes, donde el porcentaje de juntas de hombres se redujo del 34,3% en 2019 al 31,0% en 2020.  

La investigación afirma que los integrantes del Índice Mundial del MSCI siguieron agregando mujeres a sus juntas. Las empresas europeas, muchas de las que están sujetas a mandatos de representación, siguieron liderando: El 81,8% de estas empresas habían alcanzado el punto de inflexión a partir de 2020. Muy pocas empresas de mercados emergentes las empresas alcanzaron este umbral. Cabe destacar que las mejoras en la diversidad de género a nivel de la junta directiva pueden no ser un reflejo de lo que está sucediendo en la fuerza de trabajo. La investigación sugiere que las mujeres están siendo más afectadas por las repercusiones económicas causadas por la pandemia de la COVID-19.

Aunque en general todas las mujeres podrían verse afectadas, el tipo de desafíos que enfrentan y su grado de vulnerabilidad puede variar significativamente, dependiendo de una serie de factores, entre ellos la antigüedad, la raza y los antecedentes económicos. En 2020, cinco integrantes europeos del índice MSCI ACWI no tenían ninguna mujer directores: TeamViewer (mercado: Alemania, sector: tecnología de la información), Nemetschek (Alemania, tecnología de la información), MOL (Hungría, energía), Reinet Investments (Luxemburgo, mercados de capital) y Moneta Money Bank (República Checa). En 2019, sólo United Internet, una empresa proveedora de tecnología de información alemana, tenía una junta de sólo hombres. Desde entonces ha añadido dos directoras. Los progresos también han variado considerablemente según el país de domicilio de la empresa. Mientras que en algunos países ha habido una disminución en el número de empresas que carecen de representación femenina a nivel de la junta, en otros no hubo progreso, y algunos mostraron una fuerte regresión.

Entre los mercados emergentes de Europa, Oriente Medio, África y Arabia Saudita la investigación afirma que se ha visto una reducción en el número de empresas con juntas directivas totalmente masculinas del 94% en 2019 al 86% en 2020. Entre los mercados emergentes de Asia, Filipinas experimentó una notable reducción del número de empresas sin directoras mujeres, del 26% en 2019 al 14% en 2020. Taiwán y China no registraron cambios significativos en 2020 en cuanto a la composición de género de la junta; el 32% de las empresas de Taiwán y el 29% de las empresas chinas tenían juntas directivas totalmente masculinas en 2020, frente al 37% y el 32%, respectivamente, en 2019. Si bien el porcentaje medio de mujeres en las juntas se mantuvo bajo en China, ha habido un progreso incremental continuo.

Por su parte, Corea del Sur continuó enfrentando desafíos para agregar mujeres directoras a los consejos de administración, pero el porcentaje de empresas coreanas sin mujeres directoras se redujo del 84% en 2018 al 77% en 2019 y al 65% en 2020. En los mercados desarrollados de América del norte y Canadá ya no hay ninguna empresa con cero mujeres directoras; en los EE.UU., sólo una de las 577 empresas evaluadas no tenía mujeres directoras (Metals and Mining Southern Copper Corp.) en 2020. Finalmente, el estudio demuestra que en los mercados desarrollados del Pacífico, Japón experimentó una importante reducción en el número de las empresas con juntas directivas totalmente masculinas, del 33% en 2019 al 22% en 2020. Hong Kong es uno de los pocos mercados en los que el número de consejos de administración masculinos ha aumentado, de un 32% en 2019 a un 37% en 2020.

Parece que será más rápido acabar con la pandemia de coronavirus que con la pandemia de desigualdad. Aún hoy en el 2020 los consejos de dirección parecieran ser espacios vedados para las mujeres. El estudio concluye que, pese a las excepciones, este año se ha percibido una notable disminución en la tasa de aumento de la representación femenina en las juntas directivas, con una ganancia de sólo 0,6 puntos porcentuales entre los constituyentes del Índice MSCI ACWI. Aproximadamente el 31% de los componentes del Índice de Mercados Emergentes del MSCI todavía tiene tablas de representación exclusivamente masculina. Mientras que sólo el 0,8% de los constituyentes del índice MSCI ACWI tienen mayoría femenina en sus tablas. Aún queda un largo camino por recorrer.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top