La empresa está comprometida con poner fin a la deforestación en toda su cadena de suministro, especialmente en los cultivos del aceite de palma y soja. Para lograr este ambicioso objetivo, se encuentra trabajando con la empresa de tecnología con sede en Palo Alto, Orbital Insight, que está monitorizando la cadena de suministro de aceite de palma con mayor precisión.
Unilever utiliza la tecnología para acabar con la deforestación

Las cadenas de suministro de todos los productos agrícolas que se comercializan a escala mundial tienen muchas capas. Para superar los desafíos asociados con cualquier cadena de suministro, se necesita ver cada detalle. El paso desde una granja o plantación individual hasta un molino presenta un desafío particularmente único para el abastecimiento sostenible. Antes de ser procesados, cultivos como la semilla de la palma o la soja pueden recolectarse de muchas áreas diferentes de tierra, pertenecientes a numerosos agricultores, y mezclarse con materia prima de otras plantaciones, varias veces antes incluso de llegar al molino. Para asegurarse de que la tierra utilizada para cultivos como la palma y la soja no esté relacionada con la deforestación, Unilever está revisando su enfoque de trazabilidad para proteger  aún más los bosques.

La compañía fue la primera empresa de bienes de consumo en publicar una lista completa de los proveedores de aceite de palma en su cadena de suministro. Asimismo, son es la única empresa que publica un informe público de quejas para que los problemas asociados con sus proveedores directos e indirectos de aceite de palma puedan ser identificados y resueltos. Estas medidas tienen como objetivo lograr mayor transparencia y así mayor potencial de transformación.

Al mismo tiempo, Unilever utiliza tecnología por satélite y trabaja con Aidenvironment (transición a Earth Equalizer) para desarrollar una plataforma de mapas de concesiones de palma aceitera. De este modo, la empresa ha estado avanzando en las formas en que monitoriza las materias primas utilizadas para fabricar sus productos. Además, continúa con su asociación con Global Forest Watch del World Resources Institute al ser parte de un consorcio de empresas para desarrollar tecnología de monitorización de radar para detectar la deforestación casi en tiempo real y con mayor precisión. Unilever ha lanzado un piloto con Orbital Insight, una empresa de tecnología estadounidense que se especializa en análisis geoespacial. El piloto utiliza datos de geolocalización para ayudar a identificar las granjas y plantaciones individuales que tienen más probabilidades de abastecer a los molinos de aceite de palma en toda su cadena de suministro.

La tecnología aprovecha los datos GPS, agregados y anónimos, para permitir que Orbital Insight detecte patrones de tráfico. Donde hay un flujo constante de tráfico entre un área de tierra y un molino, sugiere un vínculo potencial. Esto significa que la empresa podrá obtener una imagen mucho más clara de la procedencia de los cultivos, incluso a nivel del área individual de cultivo. Esto, a su vez, permitirá predecir la posibilidad de problemas como la deforestación y tomar medidas si fuera necesario. El piloto es otro paso hacia la construcción de un ecosistema digital con varios socios tecnológicos, lo que ayudará a la compañía a monitorizar su cadena de suministro de cerca. La tecnología por satélite ya juega un papel importante en el seguimiento del cambio de usos de la tierra.

Pero las imágenes en sí mismas, no pueden evitar la deforestación. Será necesario también ser capaces de identificar los vínculos entre los molinos y las granjas o plantaciones que los abastecen para obtener una “imagen real". La técnica actual consiste en mirar una imagen de satélite y dibujar un radio de 50 km alrededor de los molinos. Luego se asume que las granjas o plantaciones en esas áreas de captación tienen la misma probabilidad de abastecer a los molinos. Si bien esta metodología ha sido utilizada y aceptada por gran parte de la industria durante los últimos años, desde Unilever consideran que debe mejorarse.

Al combinar decenas de miles de imágenes por satélite con datos de geolocalización y aplicar inteligencia artificial y ciencia de datos escalables, este nuevo sistema brindará información única al predecir la probabilidad de que una granja o plantación esté abasteciendo a cualquier molino. Es un cambio radical del enfoque actual y puede modelar los vínculos de la cadena de suministro a escala. Ahora Unilever se encuentra trabajando con Orbital Insight para desarrollar y perfeccionar este sistema en una metodología operativa y probar la tecnología en un pequeño número de molinos de aceite de palma en Indonesia y de soja en Brasil.Este enfoque aporta un nuevo nivel de sofisticación a la trazabilidad, que tiene el potencial de funcionar a gran escala, para Unilever y el resto de la industria.

"Un mejor seguimiento nos ayuda a todos a comprender lo que está sucediendo dentro de nuestras cadenas de suministro", expresó Marc Engel, Chief Supply Chain Officer. “Si las empresas se unen y utilizan la tecnología para monitorizar nuestros bosques, todos podemos estar más cerca de lograr nuestro objetivo colectivo de poner fin a la deforestación” concluyó.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top