Ante la situación de crisis generada por la COVID-19, DKV refuerza el compromiso con sus proveedores y colaboradores más estrechos. El objetivo es garantizar la prestación de servicios en las mejores condiciones posibles, retener el talento y ofrecer soluciones para afrontar la situación .
DKV refuerza el compromiso con sus proveedores y colaboradores con medidas ante la crisis derivada de la COVID-19

Estas medidas buscan paliar las dificultades económicas provocadas por el parón de actividad a los profesionales que colaboran habitualmente con la compañía.

En el caso de los proveedores sanitarios, la compañía ha decidido estudiar soluciones personalizadas para aquellos considerados preferentes. Además, se está acelerando el proceso de pagos a los proveedores.Para facilitar el trabajo de los profesionales, se está desarrollando la implantación de la receta electrónica, que estará disponible en breve.

Asimismo, se está favoreciendo la práctica de la telemedicina al conjunto de profesionales del cuadro médico.DKV se ha sumado al fondo de 37 millones para proteger a los sanitarios que se enfrentan a la COVID-19 impulsado  por  UNESPA.  Se  trata  de  la  mayor  póliza  colectiva  de  la  historia,  ya  que  más  de  700.000 profesionales tendrán cobertura.

Por último, la compañía, en colaboración del Consejo General de la Psicología de España, la Plataforma del Voluntariado de España y la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, ha lanzado #NingúnSanitarioSolo, un servicio gratuito de atención psicológica dirigido a los profesionales sanitarios con el objetivo de atenuar el impacto psicológico derivado de la crisis.

En relación a la red comercial exclusiva, dada la disminución de la expectativa de ventas, la compañía ha aprobado una serie de medidas para apoyarles y retener el talento comercial. Entre otras, se prevén acciones de apoyo al canal de call centers y un plan de ayudas y acciones para mejorar la presencia digital dirigido a los emprendedores de la red exclusiva, oficinas y agencias.

A través del programa Medialia, se ha puesto en marcha una iniciativa con la que pueden recaudar fondos para destinar al proyecto que elijan de lucha contra la COVID-19.Por último, respecto a los , se han aprobado medidas personalizadas y de garantía de un porcentaje elevado de la facturación en proveedores esenciales, así como la reducción del plazo de pago de facturas.

Estas medidas para los proveedores y colaboradores se suman a las aprobadas anteriormente para clientes, empleados y la sociedad en general, y deben entenderse como un ejercicio de responsabilidad social con el propósito de ayudar a sus grupos de interés a sobrellevar los efectos de esta crisis.

Entre   las   principales   medidas   para   clientes   destacan   la   inclusión   de   la   cobertura   de   tratamiento farmacológico extrahospitalario ante la infección  por COVID-19 y la adopción de soluciones a medida  en coberturas y opciones de pago en caso de dificultades ante el pago de la prima.

Además,  se  ha  extendido  la  atención  psicológica  y  los  servicios  de  salud  digital  a  todos  los  clientes, independientemente del producto o cobertura contratado.También se ha reforzado el soporte a las líneas médicas, Médico 24 horas y las consultas médicas. Para facilitar las gestiones, se ha habilitado un canal de atención al cliente por Whatsapp. A través de la inicaitiva #AhoraTocaAyudar, la compañía ha llamado a todos los clientes para interesarse por ellos y ofrecerles la ayuda de la compañía.

En relación a los autónomos, se han diseñado soluciones individualizadas en caso de cese de actividad obligatoria o voluntaria, adaptando la cobertura y la prima mientras dure el Estado de Alarma, con la posibilidad de extenderlo tres meses adicionales.

En cuanto a las empresas, también se han diseñado soluciones adaptadas a los diferentes casos en cuanto a coberturas y opciones de pago, como el aplazamiento de pago de recibos en casos de especial afectación que se puedan justificar; la posibilidad de que los empleados puedan contratar directamente la misma cobertura que tenían si su empresa deja de pagar el seguro médico a la plantilla cuando hayan aplicado un ERTE y durante la duración del mismo; y la posibilidad de acogerse a una adaptación provisional de su cobertura, manteniendo la medicina primaria, urgencias y soluciones de medicina digital y a distancia para los casos que así lo requieran.

En lo que respecta a los empleados, el 98% de la plantilla está teletrabajando y reciben continuamente comunicación sobre la situación y consejos para trabajar desde casa. Además, se han matenido los puestos y condiciones de trabajo y se ha potenciado la formación online. Para que puedan aportar su granito de arena, se ha lanzado #EmpleadosDKVfrentealCOVID con el fin de reacudar fondos para ayudar a Cruz Roja en su trabajo ante esta crisis sanitaria y social.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top